Menú Portada

Kiko Matamoros y Makoke acusados de maltrato psicológico mutuo por parte de su hijo Diego, mientras Cacho suma y sigue

Septiembre 29, 2015
diego matamoros

Sigue el culebrón familiar de Kiko Matamoros, cuyo hijo Diego desfiló el pasado viernes en el plató del Deluxe. Ahí acusó a su padre y a su mujer Makoke:  “he visto auténticas barbaridades de maltrato psicológico por parte de los dos“, y de vivir por encima de sus posibilidades, ya que según Diego su padre asume solo en gastos fijos más de 8.000 euros entre hipoteca y letra del coche. El colaborador responderá durante toda la semana para seguir facturando de lo lindo.

Cacho saca los colmillos 

Jódete Arturo“. Así se llama el artículo más heavy de Jesús Cacho contra Artur Mas, en el que le espeta sus razones: “Primero por idiota. Esta es la tercera vez que te pegas un castañazo, querido president. Tres veces has disuelto el Parlament con intención de mejorar tu posición y otras tantas has acabado con el rabo entre las piernas, tan serio, tan listo, tan seguro de tu apostura, tan perseverante en tu radical impostura. Ibas a por la mayoría absoluta en votos y escaños y no has logrado ni lo uno ni lo otro, de modo que ahora tendrías que salir pitando, esconderte, largarte a Canadá para siempre jamás y no volver a mostrar tu jeta de perdedor impenitente por estos pagos, so pena de que te pongas de rodillas ante la CUP“.

Está claro que Cacho prefería a Jordi Pujol, cuyo amigo en común, Javier de la Rosa, tantos quebraderos de cabeza le dio y tantos obscenos lametones le propinó. Pero ya saben, Cacho seguirá con sus filias y fobias, tal y como comprueba entre risas Juan Luis Cebrián, que ha visto como Voz Pópuli veía peligrar su credibilidad con tres informaciones fallidas sobre Prisa en apenas unos meses: Ángels Barceló se iba a hacer cargo del Hoy por hoy, la periodista Ana Romero iba a fichar por El País y Cebrián iba a construir una cúpula para celebrar los 40 años de El País. Agua, agua y agua.

La resaca electoral de la prensa pro Artur Mas

Ya lo saben: Artur Mas convocó unas elecciones con carácter plebiscitario que no han salido como esperaba; las formaciones secesionistas no llegaron al 50% del voto y encima él depende de la CUP, que ya ha dicho por activa y por pasiva que no lo investirá como President. Total, que le ha salido el tiro por la culata. Aun así, la prensa afín, fuertemente subvencionada, le apoya en público. Es el caso de La Vanguardia, que tituló ayer lunes: “El sí se impone“. No extraña el mimo de los medios del Conde de Godó a Artur Mas. Y es que entre 2008 y 2014 sus medios recibieron casi 15 millones de euros en subvenciones. Así cualquiera.

TVE y Cuatro patinan en la noche catalana

Al rojo vivo de La Sexta se convirtió en referente de la noche electoral. En este caso, el programa de Antonio García Ferreras se impuso a su competencia con dos millones de espectadores y un 12,2% de share, aventajando claramente a los especiales de TVE, que obtuvo un pobre 6,6%, y el de Cuatro que, con Javier Ruiz al frente, se hundió hasta un preocupante 3,7%. Ni su “tertuliano” preferido, Pablo Iglesias, logró salvarle la cara.

Jorge Higueras