Menú Portada

Kiko Hernández rentabiliza a sus mellizas, Belén Esteban sufre la mayoría de edad de Andreíta, María José Campanario admite su ingreso psiquiátrico y Carmen Rigalt rompe una lanza en favor de Gemma Nierga

Julio 20, 2017
kiko-hernandez

Los famosos preparan las vacaciones veraniegas y para ello pasan por caja al protagonizar las portadas de las revistas. Es el caso de Kiko Hernández, que abre la portada de Diez Minutos junto a sus mellizas, Abril y Jimena, y a sus compañeros Kiko Matamoros y Mila Ximénez. Hasta ahora Kiko Hernández se había mostrado muy celoso de su vida privada, pero ahora se guarda sus escrúpulos y olvida las veces que ha linchado a otros famosos por vender a menores en las revistas del corazón. El tertuliano anuncia que podría ser de nuevo padre en el futuro: “Quiero ir a por el niño y no es broma. Si Dios me da salud y dinero, lo voy a llevar a cabo”. También explica cómo lleva su vida junto a sus hijas: “Dos cuidadoras se turnan para cubrir las 24 horas del día conmigo. Al principio quería hacerlo todo solo, pero era imposible”.

Belén Esteban, por su parte, abre la portada de Semana: “Miguel y yo nos vamos a quedar muy solitos en casa, en esta casa tan grande, la vamos a echar muchísimo de menos. Se va alguien muy importante en nuestras vidas, pero como estamos trabajando los dos lo llevaremos mejor. Además, no se va para siempre”. La ex princesa del pueblo señaló ayer el particular regalo que le ha pedido su hija: que deje de hablar de ella. Recuerden que hoy Andreíta celebra su dieciocho cumpleaños, por lo cual la joven es consciente de que le perseguirán los paparazzi después del circo mediático que ha montado su madre en los últimos años.

Toño Sanchís no se olvida de su ex representada y explica cómo está su tema: “Ese libro está en stand by, de momento, un libro sobre Belén y sobre muchas cosas, me lo tengo que reestructurar y ahora mismo no estoy yo para escribir mucho. Como mucho le puedo escribir ahora un poema de desamor. También lo he dejado porque este verano hay muchos acontecimientos, como el jueves 20 de julio que tenemos la mayoría de edad de Andrea Janeiro. Yo a la gente que quiero la felicito y lo que diga la madre fíjate… lo que diga ella…”. Además, el manager retó a Belén a un debate: “No tengo ningún problema, pero vamos a modo de Hilary Clinton y Donald Trump, cuándo quieras, dónde quieras y a la hora que quieras. Ahí estaré y a ver si a la cara tienes el valor de decirme todas las burradas y todas las sandeces, y decirme a mí a la cara que tú a mí no me dijiste que me cobrara el 30% o lo que yo viera necesario”.

María José Campanario por su parte admite en ¡Hola! estar ingresada en un Centro de salud mental. La mujer de Jesulín de Ubrique había desmentido el tema, pero ahora señala que se ha internado por un problema de salud que no es ni una depresión ni una crisis de ansiedad. Por último, Supervivientes vive hoy su gran final con Laura Matamoros, José Luis e Iván como posibles ganadores.

Carmen Rigalt rompe una lanza por Gemma Nierga

La periodista del corazón aprovecha su columna en El Mundo para defender a Gemma Nierga: “La Ser debía de llevar tiempo rumiando esta salida. Años atrás le hizo un hueco en el informativo de Pepa Bueno, donde ya no quedaban nada libre, y la periodista se diluyó, víctima de las apreturas. También pudo haberse hecho el harakiri ella sola, pero no se le ocurrió. La Ser y El País pertenecen a la misma empresa (aunque apenas se dirigen la palabra) y tienen políticas parecidas. La caza al empleado es una de sus favoritas) (…) La guerra de medios y el azote de la crisis han hecho mucho daño. No sólo al periodismo sino a los periodistas, llegando a generarse odios africanos entre ellos. La conclusión es implacable. En Prisa, la fidelidad se castiga”.

Jorge Higueras