Menú Portada
Empresa especializada en desarrollar tecnología para comunicaciones sobre fibra óptica plástica

KDPOF recibe una inversión de Bullnet Capital y “la Caixa” para acelerar su crecimiento

Enero 2, 2012
pq_926_CaixaBank.jpg

KDPOF ha cerrado una ronda de financiación con Bullnet Capital, a través de su segundo fondo BC II; “la Caixa”, a través del fondo Caixa Capital TIC, y los socios actuales.

El objetivo de esta operación es acelerar el crecimiento de la compañía, cuya misión se basa en el desarrollo de chips de alto rendimiento para el mercado de la fibra óptica de plástico. KDPOF, una empresa española ubicada en Madrid, aspira a convertir esta tecnología en estándar de la industria.

La compañía está desarrollando una solución para poder alcanzar velocidades de transmisión de 1 gigabyte por segundo sobre tecnología POF (Plastic Optical Fiber). Las principales ventajas competitivas de la empresa radican en el sistema de comunicación patentado para la transmisión y recepción de información a velocidades de 1 gigabyte a corto alcance (más de 50 metros) o de hasta 100 megabytes por segundo en distancias de más de 150 metros sobre fibra óptica de plástico.

La tecnología desarrollada por KDPOF se orienta básicamente al mercado de la automoción, el industrial y el de las redes residenciales. La principal ventaja para ellos es la robustez y seguridad que aporta la tecnología de KDPOF a las transmisiones de información.

Tecnología POF

Los beneficios que ofrece la fibra óptica plástica son:

• Economía y facilidad de instalación. La fibra óptica de polímero es compatible con las canalizaciones de red eléctrica, lo que permite un cableado menos costoso e intrusivo.

• Capacidad y eficiencia. La tecnología POF asegura una capacidad acorde con las necesidades presentes y futuras, ya que puede soportar velocidades de transmisión de hasta 1 gigabyte por segundo.

• Robustez y seguridad. POF es inmune a las interferencias y segura: no puede ser interceptada. Además, no emite radiaciones.

• Experiencia. Está demostrada su eficiencia tanto en uso industrial como en la ingeniería del automóvil, con lo que su salto hacia la provisión de soluciones de telecomunicaciones en las viviendas es inminente.

El mercado global de tecnología POF a nivel mundial en 2009 fue de 1.500 millones de dólares y se estima que este crezca hasta los 6.000 millones de dólares en 2015.