Menú Portada
No valora en su balance sus distintas marcas registradas

Karlos Arguiñano facturó en su último año en Telecinco 3,8 millones por sus derechos de imagen

Junio 13, 2011
pq_927_Carlos_Arguiñano.jpg

Donde dije digo, digo Diego. Si hace una semana hablábamos de una resolución de Autocontrol en contra de Antena 3TV y a favor de Telecinco por un anuncio de audiencia del programa de Karlos Arguiñano, esta semana ha desestimado dos reclamaciones de Telecinco por los anuncios de audiencia de la serie diaria Bandolera, así como del concurso Atrapa un millón. Y es que desde Telecinco, Paolo Vasile parece más que preocupado por los sonoros batacazos de nuevos programas como la serie Piratas y por el desgaste natural de los aun que le mantiene como líder.

Mientras en la cadena de José Manuel Lara Bosch continúan explotando y probando formatos nuevos; lo último, convertir a “El Estirón”, la campaña lanzada a principios de mayo para combatir la obesidad infantil, en un programa dedicado íntegramente a la alimentación saludable y la actividad física y que se estrenará en septiembre. La iniciativa cuenta desde su lanzamiento con el apoyo de Karlos Arguiñano y su programa y Ainhoa Arbizu, que se encarga de ofrecer consejos saludables en “Espejo Público”.

Y es que la imagen de Karlos Arguiñano tras 20 años en televisión vende y mucho, tal y como se demuestra con los datos de su empresa que gestiona sus derechos de imagen, Karlos Arguiñano Promociones SL, que en 2009 empleaba a 32 personas con más de un 70% de sus empleados con contrato indefinido y que, además, es la dueña de las marcas “Karlos Arguiñano” o “Rico Rico Rico”, entre otras.

Caída en facturación

Lo cierto es que en el último año con cuentas presentadas su facturación disminuyó pasando de los 4,23 millones a los 3,87 millones, aunque la disminución de los gastos en la misma proporción hizo que cerrará el año con 79.000 euros de beneficios, igual que en 2008, pero muy lejos de los 468.984,95 euros de beneficios de 2007. Este decremento se hizo principalmente en otros gastos de explotación, partida que cayó en medio millón de euros, ya que otras como el gasto de personal han ido aumentando, 805.766 euros en 2007, 848.809 euros en 2008 y la mayor subida en 2009 hasta los 965.541 euros.

No valora sus marcas

Pero si en resultados destaca la disminución en sus ventas y beneficios, en su balance lo hace por no tener endeudamiento e invertir sus ganancias en reforzar su propia empresa. Así la sociedad que se constituyó con un capital de 6.010 euros tiene unos fondos propios que superan en 1.000 veces esta cifra, 6,28 millones de euros, como resultado de dotar a reservas en todos estos años 6.195.117,64 euros. Igualmente no tiene ninguna deuda con entidades bancarias y tan sólo tenía pendiente de pago a sus proveedores a cierre del 2009, 403.194 euros.

Pero igualmente es llamativo, que teniendo registradas 8 marcas, no las valore dentro de su balance, donde solo figura una pequeña partida de 65.585 euros en inmovilizado material, mientras que en la partida de inmaterial no figura ninguna partida. Teniendo claro el valor de la marca “Karlos Arguiñano” el no tenerlo reflejado desde luego supone un gran as en la manga para el cocinero-presentador de cara a querer ampliar su negocio en el futuro o si necesita buscar algún socio o apoyo financiero.