Menú Portada
El inmueble figura a nombre de la sociedad VIDERCAR con la que factura sus servicios a RTVE

Julián Muñoz intermedió ante el constructor Ávila Rojas para rebajar el precio del ático de Carmen Sevilla en Marbella

Octubre 17, 2010

Es el hijo de la popular presentadora el que disfruta de la privilegiada vivienda

Se encuentra en la polémica Urbanización Banana Beach que, por irregularidades urbanísticas, será demolida 


Jamás pudo pensar Carmen Sevilla, – a la que felicitamos desde este periódico por su ochenta cumpleaños -, la popular presentadora de “Cine de Barrio” en La Primera de TVE, que se vería salpicada en la Operación Malaya. Con la apertura del juicio se ha abierto la veda para que unos y otros cuenten, delaten y puedan salvar la cara como mejor puedan. Uno de los imputados es el constructor granadino José Ávila Rojas por los delitos de cohecho y blanqueo de capitales. El empresario ya estuvo en prisión, cinco meses y medio después de que ingresara en la cárcel para cumplir una condena de ocho años de cárcel por cuatro delitos de fraude a la Hacienda Pública. Obtuvo el tercer grado penitenciario por buena conducta y ausencia de riesgo de fuga, lo que le permitió abandonar la cárcel granadina de Albolote.
Ávila Rojas está considerado uno de los constructores de cabecera del GIL durante la época en la que la formación independiente comandada por el fallecido Jesús Gil gobernó Marbella. El sumario desvela que el mencionado empresario es socio en varias promociones inmobiliarias, así como en otros negocios, del supuesto cerebro de la trama de corrupción destapada en el municipio, Juan Antonio Roca. El ex asesor urbanístico obtenía las parcelas del patrimonio municipal y aportaba el suelo, mientras que el constructor se encargaba de levantar los inmuebles. Es el responsable de un importante número de edificaciones cimentadas de manera irregular. Algunas de ellas serán legalizadas por el nuevo PGOU. Otras no, como es el caso del complejo inmobiliario Banana Beach o de una promoción de 34 viviendas construida sin licencia en la zona de Golf Río Real, en Las Chapas, que Ávila Rojas sí aceptó demoler.

A nombre de una sociedad

Pues bien, ahora hemos podido saber que el ex alcalde de Marbella, y también imputado en la Operación Malaya, Julián Muñoz, intermedió para que Ávila Rojas redujera “sensiblemente”, palabras textuales, el precio del ático que Carmen Sevilla compró en la mencionada y privilegiada Urbanización Banana Beach, sita en primera línea de playa de Marbella. Es su hijo quien disfruta de la vivienda “muy de vez en cuando”, atestiguan los vecinos, porque “a ella nunca la hemos visto por aquí”.
El mencionado inmueble figura a nombre de la sociedad VIRDECAR SA, creada en enero de 1978 y domiciliada en el Paseo del Pintor Rosales número 2, donde tiene la residencia la presentadora, aunque anteriormente estaba en la calle Héroes de Belchite en la localidad pacense de Herrera del Duque donde tenía su famosa finca. Su objeto social es “la ampliación, la comercialización y promoción de la imagen en su vertiente artística de actrices, cantantes y presentadores en cualquier clase de medio escrito, radiofónico y audiovisual”. De hecho, en su balance de hace dos años figuraban unos activos de 3,14 millones de euros con unas ventas de 781.040,96 euros y un resultado de 385.465,29 euros.