Menú Portada
Imagínense: reunión en México entre el líder del PP, el ex presidente del Gobierno, Carlos Slim e Ignacio de Polanco

Jugada de póquer con cartas marcadas entre Mariano Rajoy y Felipe González

Noviembre 27, 2008

Recuerdan: el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, contrata para la campaña de las últimas elecciones generales a un asesor experto en comunicación mexicano, el célebre autor de la idea de “si mi hija”. El PP pierde las elecciones generales y el sucesor de José María Aznar se retira a México durante 15 días para reflexionar y extraer conclusiones del por qué de la derrota.

pq_647_GonzalezRajoy.jpg

Imagínense: Mariano Rajoy se hospeda en una residencia propiedad del multimillonario Carlos Slim, el empresario de habla hispana más rico del mundo. Durante su reposo recibe la visita del ex presidente del Gobierno, Felipe González Márquez; del propietario de la mansión, el mencionado Slim y de Ignacio de Polanco, heredero del Grupo PRISA. Tono cordial, mesurado, sin reproches. Una ausencia significativa, la de Juan Luis Cebrián.
Guionizen: los tres interlocutores le proponen a Rajoy una “tregua” en su labor de oposición dura y cruda al PSOE y al Gobierno de Rodríguez Zapatero. Slim, González y De Polanco se sienten heridos por el trato económico-financiero que el partido socialista ha ofrecido a los dueños del diario El País y de Cuatro, entre otros medios, a favor del ahora todopoderoso Jaume Roures. Ellos serán los encargados de consumar la jugada maestra. Zapatero no será el candidato de PSOE en las próximas elecciones generales.
Concluyan: la guerra abierta en el PP es idéntica a la que se padece en el PSOE, esta solapada. Rajoy se siente atraído por el otrora poder mediático del Grupo PRISA. Y es que Felipe González es mucho Felipe y Carlos Slim, mucho Slim. Hipnotizado, dicen, Rajoy cree que ganará las próximas generales. Fin