Menú Portada

Juegos peligrosos

Febrero 6, 2014

Los miembros del COI otorgaron a Vladimir Putin la celebración de los Juegos de Invierno en Sochi del 14 al 23 de febrero del 2014 y el mundo entero, incluidos los rusos, rezan, cada uno lo que sepa y cruzan los dedos, para que el terrorismo, no se convierta en deporte olímpico en los próximos días. Los que debería ser una fiesta del deportes se va a convertir en dos semanas angustiosas, con 30.000 militares desplegados tratando de velar por la seguridad de los participantes. Hasta dos navíos de guerra estadounidenses han llegado al mar negro para echar una mano. Y encima, el tiempo, meteorológico, le ha dado la espalda a Sochi, donde se esperan 15 grados para el lunes y el frio y las nevadas de los últimos días se han esfumado. Es de rigor decir, que la localidad rusa, Sochi, se encuentra a pocos metros del nivel del mar y que las pruebas alpinas se llevarán a cabo en un Puerto de Montaña, obviamente. 

Dirk, Okka, Petra, Qumaira, y este fin de semana, Ruth, son los nombre de las Borrascas que nos han acompañado durante los últimos días y que nos han dejado un temporal detrás de otro de viento, mala mar y agua en las costas del norte. Y este viernes va a ser el más tranquilo, donde lo más notorio será la bajada de las temperaturas, y de la cota de nieve en el noroeste, que desciende a los 800 metros. El viento de poniente sopla travieso en el interior de Tarragona, comunidad Valenciana, costas de Almería y Estrecho. Los cielos permanecerán muy cubierto pero con pocas lluvias, salvo en el arco mediterráneo donde saldrá el sol en algunos momentos.

Y en la madrugada del sábado 8 de febrero y sin tiempo para que se nos seque la ropa, nueva borrasca muy profunda, Ruth, que se cuela por Galicia, que se extenderá a lo largo de la cornisa cantábrica, donde vuelven las olas, gigantes, que rozarán los 10 metros, los vientos huracanados de más de 120 km por hora y las lluvias fuertes al oeste peninsular, sobre todo en el norte de Extremadura. La vertiente mediterránea será la que se vuelva a librar de sacar el paraguas, aunque no se descartan algunas gotas en el litoral catalán y en Baleares a últimas horas. Y con el frente en retirada por el este, el domingo, despediremos la semana, con un tiempo algo más estable en la mayor parte del país, pero mirando al atlántico, generador incansable de borrascas, que nos están dando el invierno.

“Febrero un rato al sol y otro al humero”.