Menú Portada

José Sevilla, consejero delegado de Bankia: “Escuchar a nuestros clientes y ofrecerles el nivel de servicio que demandan serán las claves del éxito de Bankia a largo plazo”

Marzo 10, 2016
Bankia Jose Sevilla

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, afirmó hoy, durante la conferencia inaugural de Forinvest, que “queremos enfocar nuestro posicionamiento a dar el mejor servicio a los clientes y hacerlo con los precios más competitivos posibles. Escucharles y ofrecerles el nivel de servicio que demandan serán la clave del éxito de Bankia a largo plazo”.

Sevilla explicó que Bankia culminó con éxito en 2015 el Plan Estratégico lanzado a finales de 2012 y que perseguía “mejorar los niveles de competitividad y rentabilidad de la entidad, y permitir así la devolución de las ayudas recibidas”.

En estos años, detalló el consejero delegado de Bankia, la entidad ha focalizado el negocio en el crédito a empresas y pymes, hasta el punto de que el pasado año se concedieron  14.800 millones de nueva financiación al sector empresarial, un 20% más, y en la financiación del consumo de las familias. Y, por el lado de los recursos de clientes, se ha crecido tanto en depósitos como en fondos de inversión.

“En este periodo, Bankia ha recuperado la confianza del mercado y de los inversores con la emisión de más de 6.000 millones de euros en instrumentos financieros en los mercados mayoristas”, dijo Sevilla.

Además, recordó, se ha privatizado un 7,5% del banco, lo que permitió al Estado recuperar más de 1.300 millones de euros, y se han repartido 500 millones de euros en dividendos, de los que más de 320 millones de euros han ido a parar a las arcas públicas. Estos esfuerzos han llevado a que, recientemente, la agencia Fitch incrementara la calificación de Bankia por encima del grado de inversión.

“Todo lo anterior ha llevado a que, frente a la realidad de Bankia en 2012, al cierre del año pasado la entidad se haya situado a la cabeza entre los bancos españoles en cuanto a eficiencia, rentabilidad y solvencia”, una situación muy distinta a la que se tenía hace tres años tras haber recibido ya las ayudas públicas que permitieron proteger los ahorros de los depositantes.

“Eficiencia, rentabilidad y solvencia son, sin duda, los atributos más deseados por una entidad en cualquier momento, pero todavía más si cabe para enfrentar un escenario de muy bajos tipos de interés como el actual”, explicó el consejero delegado de la entidad.

Recordó que la evolución de los últimos años “ha sido el resultado del trabajo realizado, pero no habría sido posible sin la fidelidad de nuestros clientes, que han sabido acompañarnos en estos años difíciles, por lo que siempre les estaremos agradecidos”.

“No hay tiempo para la complacencia”, prosiguió Sevilla. “Por eso, desde principios de año estamos tomando decisiones para incrementar el valor de la entidad y en las que el cliente es nuestra prioridad más importante”.

El cliente en el centro

Puso como ejemplo el acuerdo alcanzado con varias entidades para ofrecer a los clientes de Bankia “la red más extensa de cajeros a coste cero”. Para los no clientes, “nuestros cajeros están disponibles al menor coste del sector, cerca de un 50% más baratos que los de nuestros principales competidores”.

“Y hemos arrancado este año con el anuncio de la retirada de todas las comisiones para los clientes que tengan sus ingresos domiciliados en Bankia, sin pedir ninguna condición adicional. Con esta medida renunciamos a 40 millones de euros en comisiones, pero estamos convencidos de que a medio plazo nos va a proporcionar una mejor relación con nuestros clientes que revertirá en mayores oportunidades de negocio”.

“En Bankia hemos hecho una apuesta decidida por el cliente. Creemos que escuchar a nuestros clientes y ofrecerles el nivel de servicio que están demandando serán la clave para el éxito de Bankia a largo plazo”, afirmó José Sevilla.

Retos del sector financiero

José Sevilla explicó en su conferencia los avances realizados por el sector financiero español en los últimos años, tanto en términos de saneamiento y refuerzo de la solvencia, como de reestructuración, hasta el punto de que otros países están ahora recorriendo pasos ya dados por España hace algunos años.

Pero, “lejos de la complacencia, los bancos españoles tenemos todavía retos importantes que se derivan de cuatro elementos”: por un lado, la actual política monetaria y su traslación a tipos de interés cero o, incluso, negativos; por otro, el entorno normativo cada vez más exigente; en tercer lugar, el avance tecnológico y la irrupción de nuevos competidores en el sector, y, finalmente, la necesidad de mejorar la reputación.

Oportunidad para las empresas

Sin embargo, igual que el actual entorno tiene elementos negativos para la banca, es una situación “claramente positiva para las empresas no financieras, que ven reducido el coste de su deuda, así como el precio de financiar nuevas inversiones”.

“Estamos en un entorno de financiación abundante y a tipos reducidos, con una evolución económica favorable y oportunidades para seguir ganando cuota en el comercio internacional”, afirmó.

Y, además, el entorno económico ayuda. A juicio de Sevilla, en “2016 se mantendrá de forma más moderada el tono expansivo que hemos visto en 2015, con creación de empleo –unos 400.000 puestos de trabajo- y crecimiento del consumo de los hogares y de la inversión empresarial”.

Comunidad Valenciana

El consejero delegado de Bankia destacó, en este aspecto, que la Comunidad Valenciana fue una de las que más contribuyó al crecimiento de la economía española el año pasado, con un avance en el entorno del 3,5%, frente a una media nacional del 3,2%, lo que permitió generar más de 150.000 puestos de trabajo en la región.

“La economía valenciana es hoy más competitiva y abierta que en 2007. Sólo en 2015, las exportaciones crecieron un 15% y desde el inicio de la crisis lo han hecho un 48%”, señaló. “En la medida en que las empresas valencianas sigan apostando por la mejora de la productividad y por la innovación, su crecimiento exportador continuará creciendo”.

En este sentido, el consejero delegado de Bankia explicitó el compromiso de la entidad con las empresas de la región. Sólo en los dos primeros meses del año la financiación del banco a proyectos de comercio exterior de empresas valencianas superó los 200 millones de euros, lo que supone cerca de un 10% más que en el mismo periodo del año anterior.