Menú Portada
Actualizado 07.46

José Ortega Cano pronuncia sus primeras palabras

Junio 29, 2011

Tras varios días sin poder hablar por la traqueotomía que se le realizó, el torero ha pronunciado sus primeras palabras. Según fuentes consultadas, José Ortega Cano se ha dirigido a sus familiares y ha asegurado desconocer los motivos que le han llevado a permanecer ingresado en el hospital.

pq_927_ortegacano.jpg

José Ortega Cano podría haber superado el máximo de alcohol permitido en sangre. Varios medios de comunicación aseguran que el matador triplicaría la tasa de alcoholemia permitida. Según las primeras informaciones, Ortega Cano habría dado 1,26 gramos de alcohol en sangre. Aunque la DGT estima en su baremo que el conductor que supere el 0,50 de alcohol en sangre será sancionado por una grave infracción, el artículo 379 del código penal advierte que será a partir de los 1,2 gramos de alcohol en sangre cuando se considerará delito castigado con penas de prisión.
 
Según fuentes consultadas, al superar el límite de alcohol por la mínima, será el juez quien considere -basándose entre otras cosas en el margen de error- si podría ser acusado por conducir bajo los efectos del alcohol. Sin embargo, los datos aportados por el Instituto Nacional de Toxicología podrían invalidarse, pues José Ortega Cano no habría dado su consentimiento expreso para que se le practicaran las analíticas. En el proceso judicial oportuno no podrían aportarse como prueba inculpatoria.
 
De ser así, a José Ortega Cano se le condenaría por un delito de desobediencia grave a la autoridad, penado con seis meses a un año de prisión, a la que se podría aparejar una pena de tres a seis meses por un presunto delito de homicidio involuntario, así como por superar el límite de velocidad, fijado en 60Km/h en vía urbana y 80km/h en la interurbana. Según la información a la que ha tenido acceso este periódico, José Ortega Cano podría conducir a 90km/h en el momento del fatal accidente ocurrido en Castilblanco de los Arroyos.
 
Tras conocer la noticia que podría dar un giro importante a lo sucedido, los familiares más cercanos a Carlos Parra Castillo, que falleció tras el impacto del vehículo de José Ortega Cano, se mostraban satisfechos. Manuel Parra –hermano del fallecido- y su mujer, Carmen, agradecían el trato dispensado por la justicia: “No podemos decir que estamos contentos, pero sí muy satisfechos porque la justicia está demostrando que todos somos iguales y que se da un paso muy importante en toda esta historia. Cuando nos enteramos de todo estábamos con Manoli (la viuda) y con sus hijos: “nos llamaron todos nuestros amigos”. 

Pero no todo son malas noticias. Según fuentes consultadas, a José Ortega Cano se le ha retirado la traqueotomía, por lo que ha podido pronunciar sus primeras palabras. Sus familiares aseguran que se ha dirigido a ellos y les ha asegurado desconocer los motivos por los que permanece ingresado: “le hemos respondido que porque no se encuentra bien”.

 
Por Saúl Ortiz