Menú Portada
Está harto

José Ortega Cano estudia querellarse contra todos

Mayo 16, 2011

Tan impactado está con todo lo ocurrido en los últimos tiempos que, Ortega Cano ha decidido desconectar su teléfono móvil. De hecho, en las pocas ocasiones que permanece encendido es su hija Gloria Camila, con quien mantiene una relación realmente admirable, la que filtra las llamadas.

pq_928_ortegacano.jpg

No puede ocultar su tristeza. Está sumido en una fortísima depresión. No es algo nuevo. Su ocaso empezó el día en el que Rocío, su mujer, desapareció para siempre. Desde aquel entonces, José Ortega Cano vive un auténtico martirio. La vida le viene grande. Sufre y llora. Se retuerce, incluso, cuando se encuentra frente a frente con la realidad. Parece que está de paso. Sin embargo, cuando parecía que empezaba a salir del pozo, las últimas informaciones vertidas en varios programas de televisión, le han vuelto a pasar factura. La intervención de Kiko Matamoros anunciando que el matador podría haber tenido una relación más afectuosa de lo que parecía con Juan de la Rosa le ha puesto en el ojo del huracán. No sólo eso, pues insisten en que el que fuera secretario de La más grande, podría haber dejado material que comprometería a Ortega Cano. Increíble.
Tan impactado está con todo lo ocurrido en los últimos tiempos que, Ortega Cano ha decidido desconectar su teléfono móvil. De hecho, en las pocas ocasiones que permanece encendido es su hija Gloria Camila, con quien mantiene una relación realmente admirable, la que filtra las llamadas. Su voz suena triste, pero más aún cuando sabe que al otro lado del teléfono no siempre hay buenas noticias. Me cuentan que José está estudiando acudir a los tribunales para zanjar, de una vez por todas, todos los asuntos que turban su tranquilidad. En caso de inclinarse finalmente por defenderse en los juzgados, no hará distinciones, ni siquiera salvará a esos hermanos que en los últimos días copan los programas con llamadas telefónicas y participaciones veladas. Es el caso de Paco Ortega Cano, quien ya denunció públicamente que Amador Mohedano grabó ebrio al diestro. Afirmaciones que han encolerizado a propios y a extraños. El tiempo dará y quitará razones.