Menú Portada
Conchi Ortega Cano arremete contra Rosa Benito

José Ortega Cano denunciará a quien hable de crisis con Rocío Jurado

Enero 17, 2010

Muchos se preguntan por el motivo que ha llevado a varios tertulianos a arremeter contra Rosa Benito. La razón podría ser una conversación telefónica en la que Conchi Ortega Cano arremete contra la cuñada de Rocío Jurado.

pq_921_ortegacano.jpg

Malos tiempos para la familia de Rocío Jurado. Las afirmaciones que Gustavo González vertió en el programa de Jaime Cantizano han revuelto los ánimos de los componentes del clan Mohedano. Las acusaciones, extremadamente duras, no sólo han provocado desaires y enfados, sino que han abierto viejas heridas del pasado. En su día, el periodista Jesús Mariñas también hundió su dedo en la herida al comentar sobre la supuesta crisis sentimental por la que José Ortega Cano y Rocío Jurado atravesaban cuando a ésta se le apagó la voz para siempre. En aquel momento las aguas se templaron por arte de birlibirloque pero, en esta ocasión, parece que el enfrentamiento llegará a los tribunales. Al otro lado del teléfono, Ortega Cano parece mucho más calmado y sosegado de lo que debería estar. Son muchos los apuñalamientos televisivos y demasiado el sufrimiento: “Voy a terminar con esta historia de la forma más radical, acudiendo a los juzgados. Cualquier persona que hable sobre esa crisis que no existía acabará dando explicaciones en los tribunales, es la única forma que me queda para resguardar mi honor”, me dijo sin tapujos. Nadie puede negar que el daño está hecho, sea o no cierto. Después de muerta, Rocío Jurado todavía sigue dando de qué hablar, quizás es excesivo.
La grabación de la discordia
Circula una grabación telefónica en la que Conchi Ortega Cano, hermana del matador, arremete sin dubitaciones contra la cuñada de Rocío Jurado. Una conversación que la peluquera mantuvo, hace cerca de tres años, con uno de los más acérrimos enemigos de la familia y que, sin duda alguna, ha servido para hinchar un fuerte enfrentamiento. En ella, Conchi señala como culpable del distanciamiento a una Rosa Benito que no da crédito a todo lo que está ocurriendo. Entre bambalinas, la colaboradora es mucho más frágil y sentimental de lo que algunos podrían creer. Me cuentan que la situación es de lo más dramática. Cavilan acerca de la posibilidad de que la grabación de la discordia se pueda emitir en televisión. Sería de lo más interesante. Quién sabe.
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)