Menú Portada
El ex marido de Simoneta Gómez Acebo se divierte con amigos

José Miguel Fernández-Sastrón rehace su vida

Julio 28, 2009

Tras la ruptura con la hija de la Infanta Pilar, el compositor se encuentra en un momento de cambios en su vida. Se ha convertido en rey de la pista y coquetea con una actriz de melena pelirroja y que dará mucho que hablar.

pq_833_sastre.jpg

Ha sido una de las rupturas más inesperadas de cuantas ha habido en este mundo loco del corazón. El adiós definitivo de Simoneta Gómez Acebo y José Miguel Fernández Sastrón sorprendió a propios y a extraños, quizás porque la imagen que proyectaban poco o nada hacía presagiar que su relación acabaría partiéndose en mil trozos. Los que les conocen aseguran que el suyo era un matrimonio que navegaba hacia el naufragio desde el día en el que se dieron el sí quiero. “Demasiadas incompatibilidades”, apunta uno de los mejores amigos de la pareja. A pesar de que Simoneta intentó que salvar su historia en diversas ocasiones, Sastrón parecía más reacio a luchar por una relación que él considera más que zanjada. O tal parece, pues desde que se anunció públicamente su separación, el yerno de la Infanta Pilar se ha convertido en rey indiscutible de la noche madrileña. José Miguel se ha transformado en invitado habitual en fiestas privadas en las que ríe a carcajadas con muchachas de buena planta y mejor soltura. Es un conquistador nato y no esconde que, algún día, le gustaría volver a formar una familia. No va nada desencaminado, pues a pesar de que ahora parece convencido de querer disfrutar su soltería, lo cierto es que anda algo enamoriscado de una actriz de melena pelirroja con la que se le ha visto cenar en un par de ocasiones. Tan atento como siempre, en ambas ocasiones el compositor se deshizo en mimos y atenciones para con la esbelta mozalbeta. Le hizo reír, sonreír y hasta deslizar alguna sonora carcajada. No es de extrañar, pues detrás de una imagen de rígida seriedad se esconde un divertido cincuentón con ganas de disfrutar de la vida. Nadie sabe qué pasará, pero me aseguran que Sastrón está muy ilusionado, quizás redescubriendo momentos y pasiones. Si quisiera un momento de paz debería escaparse con ella al hotel que la compañía Room Mate, de Kike Sarasola, posee en Miami. Allí seguro que aprende a disfrutar de todas las atenciones, así como de la experiencia de Mauricio Adalid y el resto de equipo de la empresa que, en breve, inaugurará su nuevo hotel en Barcelona. Gusta su naturalidad y desparpajo en las distancias cortas, incluso hay más de una que aguarda en las puertas de las discotecas y casas a las que acude como invitado para intentar cazarlo. Es un buen partido, sin duda.
Por Saúl Ortiz