Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

José María Linde externaliza el procedimiento de contratación del personal del Banco de España por unos 450.000 euros, mientras su predecesor, Fernández Ordóñez, es desimputado por el desastre del sistema bancario español

Mayo 30, 2017

El apoyo que el adjudicatario prestará al Banco de España en este sentido se dividirá en tres aspectos fundamentales: revisión de requisitos y acreditación documental, revisión y acreditación documental de méritos y otras valoraciones y la realización de las entrevistas para seleccionar a técnicos, expertos, auxiliares administrativos o auxiliares de Caja.

linde banco de espana

Los responsables políticos señalan a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y éste a su vez a una crisis que “nadie vio venir”. Este es el resumen de la recesión económica que golpeó severamente a España desde 2008, año de la quiebra de los gigantes norteamericanos que contagiaron su depresión a buena parte del sistema financiero mundial. Tanto el ex gobernador del Banco de España que fueron imputados el pasado mes de febrero junto al ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Julio Segura, entre otros altos cargos de los órganos supervisores, por autorizar la salida al mercado bursátil de Bankia han quedado fuera de la lista de 34 imputados tras el cierre de la instrucción por el juez Fernando Andreu. Una opinión que no comparte la acusación popular que ha recurrido la decisión del juez de sacar del juicio por Bankia a todos los supervisores, entre otras razones, porque dieron el visto bueno a la operación pese a las advertencias de los inspectores de que la operación era inviable y suponía un riesgo evidente para los accionistas y los contribuyentes. Queda conocer la decisión final. Fernández Ordóñez se defiende en el escrito en el que solicita que se confirme su actual exculpación provisional en el caso Bankia alegando que no podían saber todo lo que hacía la entidad financiera cuando salió a Bolsa. “El Banco de España no puede abrir los cajones ni bucear libremente por la informática de las entidades”.

La deflagración sufrida por Bankia no fue exclusiva y Fernández Ordóñez no ha sido el único imputado. En 2014 ya sumaban 300 los ex directivos y ex consejeros de cajas de ahorros imputados en España por delitos financieros. El saqueo y quiebra de seis entidades financieras nacionalizadas y rescatadas con dinero público costó a las arcas públicas más de 40.000 millones de euros que los contribuyentes seguiremos pagando ad infinitum con nuestros impuestos. Lo que jamás se recuperará es el 90% de la inversión del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB), organismo estatal creado para un saneamiento que nunca se consiguió. Caja Castilla La Mancha, Caja Ahorros Mediterráneo, Cajasur o Novagalicia Banco son algunos de los nombres propios de la desaparición del sistema bancario español.

Más contratos externos

La mayoría de los responsables de las regiones que amparaban estos nombres suelen coincidir en el que ellos consideran como el principal problema de esta colisión: la dejadez y falta de control del Banco de España, en manos de Fernández Ordóñez por aquel entonces.

Resulta paradójico que, en la nueva etapa del Banco de España, gobernado ahora por Luis María Linde de Castro, el Banco Central Nacional recupere su vocación de control. No obstante lo hace en un sentido diametralmente opuesto al que se suponía. Recientemente, el organismo estatal ha sacado a licitación la contratación de servicios para la realización de entrevistas por competencias, revisión de requisitos y acreditación documental en procesos selectivos de contratación fija.

Un contrato que tendrá asignado un importe de 182.000 euros, que más el 21% de IVA vigente en la actualidad, asciende a 220.220 euros. Si se incluye la eventual prórroga, el valor estimado del contrato asciende a 364.000 euros, que más el 21% de IVA alcanza un total de 440.440 euros.

Ausencia y extralimitación de control

No es la primera vez que el Banco de España viene utilizando el apoyo de consultoras externas especializadas en selección de personal para realizar entrevistas por competencias en la fase final de los procesos selectivos, bien por incrementos puntuales de la carga de trabajo debido a la acumulación de procesos en un mismo intervalo de tiempo, o bien para liberar recursos propios para otras actividades. También, de forma puntual, ha externalizado la comprobación de requisitos en la fase inicial de algunos procesos.

El apoyo que el adjudicatario prestará al Banco de España en este sentido se dividirá en tres aspectos fundamentales: revisión de requisitos y acreditación documental, revisión y acreditación documental de méritos y otras valoraciones y la realización de las entrevistas para seleccionar a técnicos, expertos, auxiliares administrativos o auxiliares de caja.

Quizá si el Banco de España hubiera optado por un control tan minucioso y cuidado sobre las Cajas españolas en el momento de las operaciones que las llevaron a la ruina, España se podría haber ahorrado muchos años de penurias económicas y la recesión no habría golpeado tan duramente a muchas familias que, además de ver peligrosamente comprometido su nivel de calidad de vida, perdieron casi todo lo que tenían con el hundimiento de esas cajas.

Doinel Castro