Menú Portada
Recupera el carácter ultra de sus tiempos en Fuerza Nueva a través del estado de su WatsApp donde amenaza a "los traidores"

José María del Nido sólo ha devuelto, antes de ingresar en prisión, 350.000 euros sobre los casi 2,8 millones a los que fue condenado por el caso Minutas

Marzo 5, 2014
pq_939_del-nido.jpg

El ex presidente del Sevilla, José María Del Nido, que ayer ingresó en la prisión de Sevilla 1, sólo ha devuelto  350.000 euros de los 2.786.607,34 euros a los que fue condenado a devolver por el Caso Minutas. A pesar de lo manifestado, que devolvería todo el dinero, sólo ha realizado antes de entrar en la prisión de Sevilla 1 un único pago realizado el pasado día 17 de febrero, que fue considerado por la propia Audiencia de Málaga como insuficiente para demorar su ingreso en prisión.

Así en un auto de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Málaga a la que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, se indica que desde el 3 de enero en el que le fue notificada Del Nido la sentencia firme del Tribunal Supremo hasta la fecha actual “ha transcurrido un tiempo lo suficientemente amplio como para que él mismo haya podido proveer”. Incluso se le indicaba que “de nada serviría la concesión de un nuevo plazo”, dado que en el tiempo transcurrido -cerca ya de dos meses-, solo había realizado un ingreso por la cantidad de 350.000 euros, que supone sólo una octava parte de lo que debe a las arcas publicas de Marbella, a las que saqueó por sus delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación por los que ha sido condenado a siete años de cárcel.
 

Captación de presos sevillistas

 
Del Nido entró ayer en la prisión de Sevilla 1 por “voluntad propia”, pero porque detrás ya se había dictado un auto advirtiéndole que si no ingresaba inmediatamente se le dictaría una orden de búsqueda y captura para ser puesto a disposición de las autoridades penitenciarias. Ante el escándalo que esto hubiera supuesto prefirió entrar en prisión por su propio pie a una hora muy temprana y con un macuto y una gorra roja del Sevilla, que pretende utilizar como percha de captación de amigos dentro del recinto penitenciario, como hizo Jesús Gil en su día vistiendo la camiseta del Atlético de Madrid en su periplo carcelario. Del Nido fue ubicado de entrada en módulo de ingresos a la espera de que le sea otorgado un modulo definitivo dentro de la prisión sevillana. Una prisión donde también pude ingresar en breve el torero José Ortega Cano y donde ya se encuentra su hijo José Fernando.
 
Pero antes de entrar en prisión, Del Nido protagonizó otros de los espectáculos a los que tiene acostumbrada a la opinión pública desde hace ya tiempo. Volvió a rescatar su carácter ultra y autoritario de sus tiempos en Fuerza Nueva en los años setenta y amenazó a través del estado de su WatsApp a todos aquellos a los que considera traidores. Así se expresaba a través de este sistema de mensajería: “Cuando vuelva (me voy”un rato”) lo haré con + fuerza que nunca. Y a los traidores (y a los que se han olvidado de lo que he sido y lo que les he dado) +”.
¿A quién le habrá Del Nido y el qué?
 
El hecho es que muchos ya se preguntan qué ha dado Del Nido y a quién. Hay que recordar que su nombre salió a relucir por una serie de comisiones dadas a altos cargos del PP andaluz en una especulativa operación inmobiliaria en la localidad sevillana de Bollullos de la Mitación. Pero otros se preguntan también qué es lo que ha sido Del Nido, además de llevarse el dinero de las arcas públicas de Marbella durante el gilismo, con el que colaboró y se benefició activamente.

Como ya publicó en su día Extraconfidencial.com, la vida de José María del Nido, presidente del Sevilla desde el 27 de mayo de 2002, ha estado unida en su adolescencia al partido de extrema derecha Fuerza Nueva, organización en la que fue jefe de las juventudes de FN en Sevilla. En noviembre de 1978 se le vinculó con una gran paliza dada en la capital hispalense a un miembro del Comité del Partido de Los Trabajadores de España, de nombre Jesús Damas Hurtado, que tuvo que ser hospitalizado. Del Nido llegó a ser detenido por esta paliza, como se puede ver en el periódico El Correo de Andalucía del 12 de noviembre de 1978. Por esas fechas, su padre, el constructor José María del Nido Borrego, era el jefe regional de Fuerza Nueva y uno de los principales acólitos de Blas Piñar. Precisamente en las elecciones de 1977, Del Nido Borrego se presentó como senador por el partido Alianza Nacional 18 de julio, coalición formada por Falange Española de las Jons y Fuerza Nueva. Ya en 1982 se presentó también sin éxito como diputado al Parlamento andaluz por Fuerza Nueva. Ahora, más de tres décadas después, el abogado vuelve a tener serios problemas con la justicia, esta vez de otra índole, por sus relaciones con el ayuntamiento marbellí.

Jose Maria del Nido tiene hoy cinco hijos, tres varones y dos niñas, la última nacida en octubre de 2008. Uno de sus hijos mayores estuvo involucrado, al ser el copiloto del vehículo, en el accidente mortal ocurrido durante la Semana Santa de 2010 en Sevilla donde fallecieron dos jóvenes viandantes en un paso de cebra que se saltaron el joven Del Nido y su amigo, que conducía en claro estado de embriaguez y sin carné en regla, un Renault Clio. Al ser detenido, el joven Del Nido dijo: “Soy hijo del presidente del Sevilla”. Una tarjeta de visita que hoy ya no vale para casi nada.

Apoyo incondicional al indulto de Florentino Pérez, Enrique Cerezo…

A pesar de haber agotado todos los recursos judiciales posibles, aún le aguarda la resolución de un posible indulto del Gobierno español, amparado por muchos de los presidentes del fútbol español cómplices de esta desmesura. Además, durante las pasadas semanas comenzó una serie de apariciones públicas en los medios de comunicación afines en las que reclamó perdón por lo cometido, un perdón que jamás pidió durante los cerca de ocho años que duro el pleito judicial. En esta campaña, para mejorar su imagen de “reinsertado”, Del Nido llegó a contar con el apoyo del fútbol español, pues los presidentes de la Federación Española, Ángel María Villar, el de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, y 16 presidentes de Primera División firmaron su petición de indulto, entre ellos Florentino Pérez y Enrique Cerezo,  éste último incluso vehementemente.

Ahora, antes de entrar en prisión, Del Nido recupera su comportamiento ultra y amenaza a “los traidores”. Sólo falta que diga los nombres de quienes en su día cobraron dinero de él o de quienes recibieron sus favores.
Juan Luis Galiacho
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com