Menú Portada
Por unos trabajos al Ayuntamiento de Marbella no justificados y la enajenación de inmuebles

José María Del Nido figura como imputado en otros dos sumarios de 2006

Enero 22, 2009

En la primera de ellas se le encauza en unión de Julián Muñoz, Tomás Olivo, el ex secretario municipal y el interventor actual del Ayuntamiento

En la segunda diligencia se investiga el negocio realizado por Del Nido y sus familiares en la enajenación y venta de garajes, locales comerciales y trasteros del edificio municipal del Mercado Central


José María Del Nido se encuentra imputado en dos nuevas diligencias penales que se instruyen en el Juzgado Nº 1 de Marbella, y además correlativas en el número de proceso al Caso Minutas -la más conocida por los medios de comunicación–. Las números 3210 y 3211 del año 2006. A parte de esos sumarios ha tenido acceso en exclusiva Extraconfidencial.com. En la primera de ellas se le encauza en unión de Julián Muñoz, Tomás Olivo, el ex secretario municipal y el interventor actual.
Según la declaración del interventor municipal, José María Del Nido habría intervenido en los informes legales al alcalde Julián Muñoz en el año 2001, y también habría omitido la realidad de la ilegalidad en el reconocimiento y pago de 2.200 millones de pesetas al empresario Tomás Olivo de los fondos del propio Ayuntamiento, por unos trabajos no conocidos en la Casa Consistorial, ni justificados ante el Tribunal de Cuentas. A decir de uno de los imputados, cuando apeló a Del Nido sobre la no información efectuada, éste le contestó: “Porque se trata de cosas muy fuertes”.
En la segunda diligencia se investiga el negocio realizado por Del Nido y sus familiares en la enajenación y venta de garajes, locales comerciales y trasteros del edificio municipal del Mercado Central, y principalmente las obras y servicios de la sociedad FER, constituida en el Registro Mercantil de Málaga el día 19 de abril del año 2001 –ya con Julián Muñoz como alcalde efectivo-. Los apoderados de esta empresa son los dos hermanos de José María Del Nido Benavente.
Desde el 8 de marzo del mismo año, una sociedad municipal (GCCM) aceptó un total de 327 facturas por 3.617.973,65 euros importe y operaciones que el propio Tribunal de Cuentas no logró descifrar a qué pertenecían los pagos.
Como los informes en poder del juez y el fiscal sobre estas operaciones y más cantidades detraídas son de un tamaño considerable, en próximos capítulos intentaremos que lo puedan asimilar.