Menú Portada
El banco culminó la semana pasada, con dos años de anticipación, el proceso de reestructuración de su red de oficinas

José Ignacio Goirigolzarri: “Pretendemos tener en 2014 una facturación de crédito muy superior a la de este año”

Noviembre 28, 2013
pq_939_goirigolzarri_bankia.jpg

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, anunció hoy en su intervención en el Foro de la Nueva Economía que la entidad pretende elevar de forma sustancial en 2014 la concesión de nueva financiación a hogares y empresas. “Pretendemos tener el próximo año una facturación de crédito muy superior a la de este ejercicio, que ya en sí ha supuesto un punto de inflexión”, aseveró.
 
Bankia tenía previsto conceder 10.000 millones de euros de nuevo crédito a lo largo de todo 2013 y, hasta el mes de octubre, la cifra acumulada se sitúa por encima de ese objetivo, en 11.194 millones de euros.
 
Coincidiendo con el primer aniversario de la presentación del Plan Estratégico de Bankia, Goirigolzarri destacó que uno de los grandes objetivos del banco es mejorar el posicionamiento en crédito, “ser capaces de dar cuerda a nuestra economía a través de una facturación de nuevo crédito dirigido a las pymes y al consumo”. Anunció que, a pesar de la disminución de oficinas, Bankia está teniendo incrementos de cuota de mercado tanto en financiación al consumo como a pymes.
Este negocio es una de las bases del plan estratégico, ya que ­-destacó el presidente- el aumento del crédito “es la única forma de incrementar nuestros ingresos, lo que es condición indispensable para ser rentables”.
 
Finalizado el proceso de cierre de oficinas
 
El presidente de Bankia insistió en que el gran reto es convertir al banco en rentable para crear valor y posibilitar la devolución de las ayudas recibidas. Y en esta pretensión, reiteró el compromiso de alcanzar un rentabilidad sobre fondos propios (ROE) del 10% en 2015. Uno de los caminos para conseguir esta rentabilidad es mejorar la eficiencia, para lo que Bankia tenía el compromiso de reducir su red de sucursales de 3.100 a 2.000 antes de 2015.
 
En este sentido, anunció que la semana pasada concluyó el proceso de cierre de oficinas, nueve meses después de iniciarlo y con dos años de antelación sobre lo previsto en el Plan de Reestructuración. “Creo que este hito es extraordinario y no tiene parangón en el sistema financiero europeo, ni por la magnitud del mismo ni por la celeridad en la que ha sido implementado”, dijo Goirigolzarri, quien destacó que de esta forma las incertidumbres han quedado atrás.
 
El presidente de Bankia explicó que las zonas que primero culminaron el proceso de reestructuración están registrando una recuperación de la actividad “muy sobresaliente”.
 
Transparencia y simplificación e innovación de canales
 
Goirigolzarri destacó las principales claves para Bankia: “un buen gobierno corporativo, en los hechos y no sólo en las declaraciones, es clave para la sostenibilidad de un proyecto que aspira a ser excelente. Y si lo anterior es cierto en cualquier empresa, lo era –y lo es- especialmente en Bankia”.
 
La relación con los clientes es otra de las prioridades que señaló Goirigolzarri en su discurso. “Queremos volver a centrarnos absolutamente en nuestros clientes, porque gracias a ellos tenemos un trabajo. Además de asentar nuestra nueva red de oficinas, estamos desarrollando un catálogo de productos competitivos, sencillos y muy transparentes, con una simplificación radical de todos los contratos” que se aplicará en el primer trimestre de 2014. La entidad trabaja también en la innovación en todos los canales de distribución.
 
Respecto a este último aspecto, Goirigolzarri destacó que la entidad está ya poniendo en marcha conceptos “muy rupturistas” como las oficinas ágiles, un modelo del que Bankia pretende tener abiertas 125 sucursales el próximo año. Estas oficinas, abiertas ininterrumpidamente de 8,15 horas a 18,00 horas, dan respuesta a clientes que, sobre todo, realizan operaciones de caja, como sacar dinero, pago de recibos, ingresos, transferencias, consulta de movimientos o abono de impuestos, entre otras operaciones. A final de este año, habrá una veintena de oficinas ágiles en funcionamiento.
 
“Bankia es un proyecto estabilizado”
 
El conjunto de todas las acciones que se están poniendo en marcha, dijo Goirigolzarri, “nos debe conducir a conseguir nuestros objetivos de rentabilidad y generación de capital, porque es la forma de crear valor, de que Bankia valga más, y permitir así la devolución de ayudas al contribuyente, y la rentabilidad de la inversión de nuestros accionistas”.
 
Recordó que el Grupo BFA-Bankia ha obtenido un beneficio neto de 648 millones de euros hasta septiembre, en línea con el objetivo de lograr 800 millones en el conjunto del año. “Tenemos una notable capacidad de generar capital de forma orgánica, lo que, en definitiva, nos asegura que Bankia es un proyecto estabilizado que no necesitaría más ayudas públicas”, indicó. En este sentido, Goirigolzarri se refirió a 2014 como el año de la ‘normalización’.
 
“Hay pocos ejemplos tan claros como el nuestro, en el que nuestra principal labor de responsabilidad social sea, precisamente, que Bankia esté retomando la senda de la solvencia, eficiencia y rentabilidad”, añadió, “porque con ello pretendemos responder a la confianza de nuestros más de siete millones de clientes, que la han tenido incluso en los momentos más difíciles, garantizar el empleo de 14.500 personas, devolver las ayudas a los contribuyentes y, en última instancia, contribuir a la mejora de la imagen del sistema financiero español y, por tanto, de la imagen de España”.