Menú Portada
La izquierda gana a la izquierda: Carlos Andradas consigue vencer en las elecciones de la UCM con 20 puntos de ventaja sobre el hijo del que fuera líder natural del PCE

José Carrillo, derrotado y aislado, abandona el rectorado de la Universidad Complutense tras un mandato rodeado de sospechas de corrupción

Mayo 13, 2015

El nuevo rector de la UCM, el catedrático de Matemáticas Carlos Andradas Heranz, fue vicerrector durante el gobierno de Carlos Berzosa, quien dio el visto bueno y colaboró con algunos de los proyectos del cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, a través del Instituto Complutense de Estudios Internacionales
Si el nuevo rector no toma medidas inmediatas para cambiar el panorama tan insoportable de la Complutense, el cinismo irá extendiéndose a otras instituciones y la Complutense se convertirá en modelo de cómo montar un tinglado que sólo beneficie a unos pocos: “La Casta Complutense”, unos 200 privilegiados que ganan más que el propio presidente del Gobierno Mariano Rajoy y sus ministros
El ex rector Carrillo fue quien ideó la forma para que Pablo Iglesias fuese nombrado Profesor Honorífico de la Facultad de Ciencias Políticas y se ha inhibido por completo en el Caso Monedero, donde cinco meses después aún no se ha abierto expediente alguno


Carlos Andradas Heranz, catedrático de Matemáticas, que fue vicerrector con Carlos Berzosa, ha ganado las elecciones celebradas en el día de ayer en la Universidad Complutense de Madrid, con el 60% de los votos.En unas elecciones donde el voto estudiantil ha dado claramente la espalda al ya ex rector José Carrillo, el gran derrotado en estos comicios por conseguir el poder en la mayor Universidad presencial española.

Los escándalos y la sombra de la corrupción han desbordado y manchado la gestión de José Carrillo. Muchos de ellos han sido denunciados estos meses por Extraconfidencial.com y le han costado su derrota en las elecciones de la Complutense. Entre ellos, el amparar a un grupo de privilegiados que conforman la llamada “Casta Complutense”, con sueldos algunos superiores a los del presidente de gobierno Mariano Rajoy y sus ministros. También su condescendencia con la formación Podemos -fue Carrillo quien ideó la forma para que Pablo Iglesias fuese nombrado Profesor Honorífico de la Facultad de Ciencias Políticas-, su inhibición en el Caso Monedero, al que aún no se ha abierto expediente alguno, y el amparar la incompatibilidad de su amiga la gerente, Begoña Aisa, quien pertenece al Cuerpo de Interventores de Administración Local siendo aparentemente incompatible el cumplimiento de tales misiones con su cargo en la Universidad pública española.

Cinco meses después se sigue sin respuesta sobre el caso Monedero

Se cumplen ya más de cinco meses desde que la Universidad Complutense de Madrid anunciara la apertura de un “proceso de información reservada” al cofundador de Podemos, el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas Juan Carlos Monedero Fernández, por sus trabajos externos en Venezuela y la investigación a cargo del servicio de inspección de la UCM, controlado hasta el día de hoy por José Carrillo y su amigo, el coordinador de expedientes de la Complutense, José Crespo Alia, no ha dado fruto alguno. Ni se conoce en ninguno de sus términos. Sin embargo, la investigación periodística que paralelamente comenzó este periódico, desveló que el Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), colaboró con el cofundador de Podemos en varios proyectos diferentes, al menos en dos, según los contratos que obran en nuestro poder. 

Esto demuestra que algunos de los proyectos del profesor Monedero tuvieron el visto bueno de la Universidad Complutense de Madrid, cuyo rector por entonces era Carlos Berzosa ya cuyas órdenes trabajó el hoy ganadorde las elecciones de la UCM, Carlos Andradas, entonces su vicerrector al igual que lo era el hoy derrotado José Carrillo.

Los contratos de Monedero, con el visto bueno de la Complutense, son un contrato con el Ministerio del Poder Popular para la Planificación y el Desarrollo de Venezuela, donde la cantidad a cobrar es de 95.000 euros, y, el otro, una notificación del Director del ICEI referido al proyecto denominado “Carta Iberoamericana de Participación de los Ciudadanos en la Gestión Pública”, donde se cita expresamente que la dirección le corresponde al profesor Juan Carlos Monedero. Puede ser esta también una de las razones por la que todavía, cinco mes ya transcurridos, no se haya abierto aún expediente alguno sobre la incompatibilidad del número tres de Podemos, que cobró más de 400.000 euros por Informes a gobiernos bolivarianos.

Fuentes jurídicas consultadas de la propia Universidad pública madrileña han indicado a Extraconfidencial.com que lo se esconde detrás de esta ralentización era dilatar la información reservada sobre Juan Carlos Monedero para que la falta prescriba.

Carrillo convencido de que iba a ganar de nuevo

Según fuentes de la Universidad Complutense, José Carrillo estaba convencido de que iba a revalidar su victoria de 2011. Sobre todo, le atraía derrotar por segunda vez a Carlos Andradas, su antiguo compañero en el equipo de Carlos Berzosa. Y lo hubiera logrado si Extraconfidencial.com no hubiera publicado los reportajes de investigación sobre la Universidad Complutense, uno de los terrenos más escandalosos de los que hemos investigado. La razón fundamental que de una Institución estudiantil de tanto prestigio pudiera surgir la maleza de una estructura de poder que estaba por encima de los rectores, que se van sucediendo en la Complutense, de los propios profesores y de los estudiantes. Los mecanismos muy claros: alrededor de 200 técnicos complutenses- ninguno de ellos profesor-, hinchaban increíblemente sus complemento específico y de productividad, con unos privilegios que no tienen parangón en otras Universidades ni españolas ni europeas. También en ello, fueron cooperadores enteramente necesarios los sindicatos, todo para lograr que el Consejo Social consolidase los privilegios.

Además, los decanos han venido aprobando en la Complutense los presupuestos que consagraban esos excesos. Ellos, junto a Carillo, son coresponsables de que los profesores hayan visto degradadas sus condiciones de vida y de que los estudiantes sufriesen la subida de las matrículas. Total, para beneficiar con 4.500.000 euros anuales una situación tan insultante como la de los 200 técnicos. “En otros países, ese mirar hacia otra parte de los decanos daría lugar a un escrito colectivo en el que reconociesen su torpeza y el daño que habían causado a la Comunidad universitaria. Los decanos han venido aprobando en la Complutense los presupuestos que consagraban esos excesos. Por ejemplo, el catedrático de Economía Mikel Buesa llegó a manifestar en un programa de televisión cómo el ex rector Berzosa declaró como superávit lo que era un escandaloso déficit. Y lo mismo podemos decir del silencio sospechoso de los sindicatos”, afirman fuentes de la UCM.

El oscuro pasado del rector Carlos Andradas

Carlos Andradas ha sido el gran vencedor de estas elecciones. Quiere presentarse como el gran salvador de la Complutense. Pero todos tenemos un pasado. Y el suyo no es para ir mostrándolo como ejemplo. Durante ocho años fue el colaborador fundamental del rector Carlos Berzosa, época en la que se produjo el desastre económico y el desprestigio de la Universidad Complutense. Entonces, ¿qué garantía existe de que Andradas vaya a remediar los males de la Complutense? En estos momentos, ninguna. Sólo, palabras. ¿Va a desmontar a la Casta Complutense, tomando una medida muy sencilla: que ningún técnico de la Complutense perciba más ingresos que un Catedrático?        ¿Piensa mantener los privilegios de las 30 personas, de sueldos algunos muy escandalosos, que conforman el “aparato represivo” jurídico del ex rector Carrillo? ¿Y de acabar con las incompatibilidades de algunos componentes del aparato que ha acaparado su sucesordurante estos cuatro últimos años? ¿Y va a abrir los archivos de la Inspección de Servicios, con permiso de los expedientados, para poder realizar estudios sobre la Inspección de Servicios- a la que muchos reconocen con el nombre de “crespoalito” (de José Crespo Alía, coordinador de expedientes)-, y sobre la Asesoría Jurídica? Si no, que los complutenses abandonen toda esperanza.

Si el nuevo rector no toma medidas inmediatas para cambiar el panorama tan insoportable de la Complutense, el cinismo irá extendiéndose a otras instituciones y la UCM se convertirá en modelo de cómo montar un tinglado que sólo beneficie a unos pocos. Y lo que en principio puede parecer una gran victoria, puede verse como el efecto de una red clientelar. Al menos, una de las consecuencias de estas elecciones es que el rector no podrá hacer ya lo que quiera. Tendrá que cumplir con la legalidad y no crear espacios de impunidad.

Sólo tiene que ver como la investigación periodística que comenzó hace unos meses Extraconfidencial.com sobre los negocios presuntamente irregulares que se han vivido dentro de la Universidad Complutense de Madrid, muchos de ellos durante el último mandato del rector José Carrillo, ha minado considerablemente la credibilidad de éste ocasionando su derrota en las elecciones al rectorado de la UCM celebradas en el día de ayer.

Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho