Menú Portada
El contrato es para cuatro años prorrogable otros dos más

José Blanco saca a concurso el “telemarketing” de Renfe y Adif por 37 millones de euros

Marzo 8, 2011
pq_925_jose-blanco.jpg

El Ministro de Fomento, José Blanco, ha recuperado protagonismo, al menos en Madrid, dentro del PSOE. Sin mucho acierto, se ha esmerado en explicar a la ciudadanía las bondades de la medida de ahorro energético que supone la decisión del Gobierno de Rodríguez Zapatero de reducir el límite de velocidad en las autovías de 120 a 110 km/h. Además, el Ejecutivo socialista asumirá la reducción en los billetes de Cercanías del 5% en Madrid y Cataluña tras la negativa de estos de asumir este coste, comprometiéndose el ejecutivo a “hacer los cálculos” y decidir de qué manera sufragará esa cuantía a las Comunidades.

Pero Blanco se ha anticipado también en otra materia: la adjudicación de contratos a largo plazo. Un sistema que, en principio, no supone un ahorro a las arcas del Estado dado los tiempos de crisis que padecemos. Ayer, el Boletín Oficial del Estado publicaba una Resolución de la Entidad Pública Empresarial Administrador de Infraestructuras Ferroviarias por la que se anuncia la licitación, por procedimiento abierto y con varios criterios de adjudicación, del contrato de “servicio de telemarketing a Renfe Operadora y a Adif”.

Negocio asegurado por seis años

La orden emana de la Dirección de Contratación y Coordinación Comercial de la Dirección General de Explotación de la Infraestructura. Un contrato para cuatro años con una posibilidad de prórroga de otros dos años más. Una condición que ata de pies y manos al Gobierno que salga de las urnas en marzo de 2012. Establece la citada Resolución que el valor estimado del contrato es de 48 millones de euros, pero el presupuesto base de licitación se queda 32.000.000 euros, que sumado el IVA correspondiente, arroja una cantidad final de 37.760.000 euros.

Un negocio asegurado para la empresa que resulte adjudicataria –seis años de prestación de servicio asegurado en los tiempos que corren son muchos años-, y una rémora para el Ejecutivo que tenga que gobernar. Los precios pueden bajar y el ingreso está asegurado. De todos es conocido las condiciones laborales de los trabajadores de esas empresas y en adjudicaciones como esta siempre surge la misma pregunta: ¿no cuentan Renfe y Adif con plantilla suficiente para la prestación de un servicio de telemarketing que en la mayoría de los casos se presta desde fuera de nuestras fronteras?

Mal presagio electoral para el PSOE si el Gobierno empieza a adjudicar a cuatro años vista.