Menú Portada

José Antonio Vera lleva al desastre financiero y al borde de un nuevo rescate financiero a la Agencia EFE: Multiplica las pérdidas de 7 millones en 2015 a 9,8 millones en 2016 a pesar del aumento de las aportaciones del Estado (I)

Octubre 5, 2017
vera EFE

Su situación financiera está en una situación límite. No sólo pierde 9,8 millones anuales, sino que su Deuda prácticamente duplica esta cantidad.  Sólo en pólizas de crédito acabó el ejercicio con unos compromisos de 18,9 millones y, lo más preocupante, casi todo a corto plazo.

La Agencia EFE está a punto de ser rescatada por segunda vez en este año 2017 para poder continuar de forma viable con sus operaciones. Esta noticia de la última semana denota la pésima situación financiera en la que está inmersa la Agencia de Noticias Estatal presidida por José Antonio Vera Gil. La Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI), único accionista de EFE y dependiente del Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro prepararía una segunda aportación extraordinaria tras los 5,4 millones dotados este pasado verano.

Una cantidad más que abultada, pero a todas luces fue insuficiente tras el calamitoso cierre de ejercicio del año 2016. A pesar de que el Estado, dueño y principal cliente de la Agencia EFE, aumentó sus pagos, está multiplicó su quebranto. Si en el año 2015 ya perdió 7 millones de euros, en el 2016 elevó sus pérdidas un 40,2% para cerrar el año con un menoscabo después de impuestos de 9,82 millones de euros.

Estado, propietario y cliente, elevó sus pagos por servicio hasta los 39 millones de euros

El rescate del Estado, año tras año, no es el único sustento público de la Agencia EFE. Incluso es el que tiene menor importancia financiera. El 30 de diciembre de 2015, el Ministerio de la Presidencia de Soraya Sáenz de Santamaría decidió elevar el importe a pagar por el Contrato de Servicios con el Estado para el año 2016 de una forma más que importante. En total, pasó de “abonar” 37,67 millones a hacerlo por 39 millones, 1,33 millones (3,51%) más, tal y como pueden comprobar en las siguientes imágenes:

Contrato EFE Estado

Contrato EFE Estado 2
Contrato de la Administración del Estado con la Agencia EFE para el año 2016

La dependencia con el Estado a la que está conllevando la gestión de José Antonio Vera es más que preocupante. Si en 2015, este contrato de servicios ya suponía un 47,9% del total de los ingresos, en 2016 consiguió romper la barrera de la mitad de la facturación para elevarla hasta un 50,1%.

Esto es resultado no sólo del mayor auxilio de la Administración Central, también de la pérdida de ingresos en la mayoría de sus actividades que factura a medios privados. En el contexto internacional, pasó de ingresar 6,67 millones en 2015 a hacerlo por 6,22 millones en 2016; en España, de 9,90 millones a 9,53 millones; en deportes, de 2,96 millones a 2,82 millones o en gráfico, el que siempre fue uno de los puntos fuertes de la Agencia, de 7 millones a 6,55 millones. El reflejo de esta gestión, que es uno de los motivos de los problemas en este año 2017, es que, si a cierre del ejercicio 2015 tenía por cobrar 9,78 millones, a cierre del año 2016 esta cifra bajó hasta los 9,12 millones.

Todo ello, mientras que sigue con gastos millonarios. Uno de los principales es el alquiler de su sede central en el número 8 de la Avenida de Burgos de Madrid. Un edificio de 18 plantas que ocupa casi en su totalidad y por el que en el año 2016 pagó 3,09 millones de euros de alquiler, con un descenso mínimo con respecto a los 3,21 millones que abonó en 2015.

Más de 18,9 millones dispuestos en pólizas de crédito

Pero la voracidad en gasto de la Agencia EFE no sólo se nutre de los pagos del Estado. Su situación financiera está en una situación límite. No sólo pierde 9,8 millones anuales, sino que su Deuda prácticamente duplica esta cantidad.  Sólo en pólizas de crédito acabó el ejercicio con unos compromisos de 18,9 millones, y lo más preocupante casi todo a corto plazo. La Agencia EFE finalizó el año casi al máximo de disposiciones en las tres pólizas que tenía contratadas a largo plazo: Bankinter 1,975 millones sobre un límite de 2 millones; Kutxabank 1,977 millones sobre una capacidad de disponible también de 2 millones y Banco Mare Nostrum 0,964 millones sobre un tope de 1 millón. Todo ello obligó a que elevará las disposiciones en otras cinco pólizas a corto plazo, en la que destacan los 8,493 millones dispuestos con Bankinter o los 2,984 millones con Kutxabank.

Toda una muestra más que significativa del agujero negro que la Agencia EFE se ha convertido para el Estado y que seguiremos desgranando en siguientes informaciones. ¿Para qué llego José Antonio Vera a la presidencia? Al menos, que sepamos, no invierte millones de euros en publicidad, como el presidente de Correos, Juan Cuesta Nuin, que hunde año a año una marca España sin que nadie ponga remedio.