Menú Portada
¿Cuál será el coste final del contrato?

José Antonio Sánchez, presidente de CRTVE, destina 6 millones de euros para cubrir los coches y chóferes del Ente Público en Cataluña sin que ninguna empresa presente oferta

Mayo 28, 2015

En la licitación del “servicio de vehículos ligeros con conductor para la Corporación RTVE en la Comunidad Autónoma de Cataluña”, sólo se valoraron criterios económicos
El presidente José Antonio Sánchez, aplaca las críticas de la noche electoral del 24M mostrándose “satisfecho”
Con la nueva reforma retributiva de la empresa pública, 74 cargos pasarán a cobrar más de 100.000 euros anuales


El plan de sostenibilidad de la Corporación Radio Televisión Española es una cortina de humo. O un engañabobos, como le quieran llamar. Resulta que no hace mucho el presidente del Ente Público, José Antonio Sánchez, anunciaba a bombo y platillo la implantación de un nuevo modelo retributivo que simplificaría los distintos niveles de directivos en la entidad pública empresarial. Una medida que, con apriorismos, parecería indicar una opción austera. Nada más lejos de la realidad. Con la nueva reforma, 74 cargos -entre Comité de Dirección, directores y directores de área, canal o radio-, pasarán a cobrar más de 100.000 euros brutos anuales, una barrera que antes de la modificación solo superaban siete directivos. El superlativo momio significaría un salario de 22.000 euros mayor que el del propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Sin embargo no es nueva esta tradición de enriquecerse a costa de la sociedad mercantil estatal: en 2013, el presidente Leopoldo González-Echenique, cobró un bruto anual de 167.000 euros.

Y si esta barbaridad es lo que pretende gastarse José Antonio Sánchez en sueldos, el presupuesto para coches y chóferes durante los dos próximos años resulta hilarante: más de 6 millones de euros (6.096.095,82 euros). Sobre todo cuando todo este monto estará destinado tan solo a la Comunidad de Cataluña.

Un contrato millonario desierto en el primer intento

La Dirección de Compras de la Corporación de Radio y Televisión Española S.A. estaba destinada a ser adjudicadora de un contrato que, por extraño que parezca, ha quedado desierto al no haber recibido ninguna oferta. ¿Por qué? Con el “bote” en juego resulta difícil entender las razones de este desencuentro entre empresas y Ente Público para acordar el “servicio de vehículos ligeros con conductor para la Corporación RTVE en la Comunidad Autónoma de Cataluña”. Sin embargo, destaca que en las condiciones de adjudicación se destine un 100% de la ponderación a criterios económicos, una muestra más que nos habla del afán crematístico de RTVE.

No creemos que el presidente de la sociedad, José Antonio Sánchez, considere un fracaso esta negociación millonaria e infructuosa, ya que tiene por costumbre no encajar bien los golpes. Así lo ha demostrado recientemente cuando ha salido al paso de las críticas vertidas hacia la televisión pública por una mala cobertura de la noche electoral del 24M. El máximo responsable de RTVE se ha mostrado “satisfecho” con el seguimiento de la campaña electoral, en especial con la noche de los comicios, asegurando que “se hizo de forma correcta y muy bien”.

 

Así José Antonio Sánchez derribaba de un plumazo las voces que tildaban la retransmisión de RTVE como un claro ejemplo de manipulación o ineptitud. ¿Hará lo mismo el presidente del Ente Público con su gestión del Parque Móvil en Cataluña? ¿Cuánto pagará finalmente RTVE en un siguiente intento? Porque lo que parece más que claro es que en Cataluña ni se quedarán sin coches ni choferes.