Menú Portada

José Ángel Sánchez (JAS)

Diciembre 17, 2015

José Ángel Sánchez llegó al Real Madrid en el inicio del siglo. Le fichó Florentino Pérez como director de marketing cuando era un alto ejecutivo de la empresa de videojuegos SEGA. Sánchez o JAS, como le conocen algunos, es la mano derecha y la izquierda de Florentino, responsable del fichaje de Rafa Benítez, entre otros, y director deportivo de hecho, junto al presidente. Quince años después de su llegada, apenas es conocido por el gran público, pero su responsabilidad en la toma de decisiones es manifiesta. Ahora, tras el mal inicio en la Liga y la alineación indebida, las miradas se han vuelto hacia él

jas

Cuenta John Carlin en el libro Los Ángeles Blancos una conversación telefónica, una llamada de Inglaterra a España, en la que José Ángel Sánchez le decía a Florentino: “Presidente, nos lo venden por 25 millones”. “Eso son peanuts (cacahuetes), aprieta un poco más”, dice que contestó el máximo mandatario. Hablaban de Beckham. JAS estaba cerrando la contratación del icono de la primera estancia de Florentino en el club blanco. El jugador que marcó para bien y para mal el nuevo rumbo del club. José Ángel había quedado señalado como la persona más importante en la era Florentino.

Florentino expuesto

JAS cerró Beckham con Florentino, pero también cerró Cristiano para Ramón Calderón, aunque el portugués llegara en el regreso de Pérez al Madrid. Y también participó activamente en el fichaje de Kaká, la elección del presidente para ilusionar en su regreso. José Ángel, director general del Real Madrid, fue clave en la llegada de Mourinho y con el portugués en el club cambió su destino. Mourinho no tardó en llevarse por delante a Valdano, director deportivo, y el entrenador formó un triunvirato junto a Florentino y JAS que tomó todas las decisiones importantes del club. Cuando se fue Mourinho, solo quedaron Florentino y Sánchez.

Despojado de todo escudo, sin portavoz oficial, sin director deportivo y sin que José Ángel sea una de las caras visibles, Florentino ha quedado expuesto en las últimas crisis. Salió a hablar después de caer goleado ante el Barcelona y también tras la alineación indebida, las comparecencias le han desgastado, nadie ha protegido, como si fuera una partida de ajedrez, al rey. Asoma estos días mucho el nombre de José Ángel Sánchez, que en realidad es responsable de lo bueno y de lo malo, porque de él depende toda la parcela deportiva. Una cara semidesconocida con gran poder de decisión, casi tanto como el que tiene el presidente.