Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

Jornada de Champions: El Barça resucita de la mano de Messi (3-0) y el Atlético perdona en Roma (0-0)

Septiembre 13, 2017
juve

En el fútbol todo es cambiante, efímero, inconstante. Todo y todos menos Leo Messi. El argentino siempre está. Hace unas semanas, tras la Supercopa de España y la salida de Neymar, el Barça era un cúmulo de nubarrones lúgubres. Ahora todo es alegría y energía positiva. Existe un ejercicio de relajación que a la vez potencia la autoestima y la seguridad en uno mismo. Consiste en imaginar que eres una montaña e intentar revivir las sensaciones de cada estación: el estío con el calor extremo, el otoño con la caída de las hojas, el invierno con la llegada del frío y la primavera con la mezcla de elementos meteorológicos. Llueva, truene o haga calor extremo, la montaña permanece. Podrá morir la fauna y las plantas, pero la montaña sobrevive. Si la montaña es Messi, no hay más que hablar. La cuestión no es sobrevivir, es arrollar.

Así, el Barcelona pasó por encima de la Juventus de la mano de Leo, del incombustible e insustituible Leo. El argentino nunca había marcado a Buffon y esta vez perforó su meta en dos ocasiones. La leyenda italiana sólo pudo rendirse hacia el jugador argentino. En ambos tantos ni siquiera intentó estirarse para la fotografía: sabía que no iba a llegar y el protagonista absoluto era Messi. Es increíble la repercusión de este futbolista en el juego: inicia las jugadas, las continúa y las finaliza. Es completamente espectacular.

Y como suele suceder, este equipo se contagió de la magia de Messi (cuando no aparece, ocurre lo mismo). Rindieron a buen nivel los Semedo, Alba, Dembelé, Rakitic o Iniesta. El manchego se retiró del campo en el 83 bajo una atronadora ovación. Se lo merece un futbolista que muchos -incomprensiblemente- quieren retirar antes de tiempo. Es este un Barça irreconociblemente poderoso en el que todo vuelve a fluir. El resumen de todo esto es que gracias a Messi ‘Habemus Barça’.

El mejor Atleti de la temporada se queda a cero en Roma

Existían algunas dudas sobre cómo afrontaría el Atlético su exigente grupo en la Champions. Si nos fijamos en el juego desplegado por el conjunto colchonero en el Olímpico de Roma, convendremos en que lo superará sin problema. Si en Valencia los de Simeone parecieron, en momentos, conformarse con el empate, en Italia tuvieron un sinfín de ocasiones para llevárselo. Los dos encuentros terminaron con empate a cero pero ambos fueron como el día y la noche.

En Italia el Atlético leyó bien el partido, trabajó incansablemente en el centro del campo (mucho ojo con Thomas, el último diamante pulido por el Cholo) y se acercó muchas veces a la portería rival. Pero el balón no quiso entrar. Se le sigue negando el gol a Vietto, un buen jugador que parece maldito con el equipo rojiblanco. Se le resistió también a Griezmann, descafeinado desde que dijera quedarse por compasión. Y así con Correa, Koke, el propio Thomas o Saúl. Fue un centro del campo completamente llegador que además dejó espacios para las embestidas de la Roma. Pero ahí siempre está Oblak, que para el que suscribe esto empieza a superar a Courtois.

El caso es que, aunque no sea la norma habitual en este Atlético, el partido de Roma dejó buenas sensaciones pero un desenlace que sabe a poco. El Cholo otorga una importancia superlativa al resultado. En este caso, deberá aprender a agarrarse al juego.

España pasa a semifinales del Eurobasket (72-84 ante Alemania)

Y horas antes de la primera jornada de Champions de la temporada, la selección española rubricó su pase a las semifinales del Eurobasket con una pequeña dosis de suspense y con cantidades ingentes de los hermanos Gasol. La zozobra llegó al comienzo, con un 11-2 de salida que, sabiendo cómo este equipo, no terminó de asustar a casi nadie. El choque se igualó hasta que quiso Marc Gasol, que fue un huracán en el tercer cuarto y que a base de triples acribilló a Alemania. Los hermanos hicieron 47 de los 84 puntos de España. Al final, 72-84 y en el horizonte, Eslovenia.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99