Menú Portada
Su talante "ni de izquierdas ni de derechas", su gran baluarte

Jorge Dezcallar, firme candidato a Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey

Enero 31, 2010
pq_922_dezcallar.jpg

Lo publicamos hace algunas semanas. Doña Letizia se encuentra en pleno asalto informativo de la Zarzuela. Un profundo cambio que comenzó con dos bajas sensibles en la Casa Real: la del director del departamento de Relación con los Medios de Comunicación, Juan González- Cebrián, y la del subdirector de esa misma área en los últimos 16 años, Jordi Gutiérrez. Eso es ya historia.
Este fin de semana surgía la polémica en determinados medios de comunicación al conocerse la posibilidad que la Princesa de Asturias, sin motivo aparente, concediera una entrevista a la revista “Yo Dona”, del Grupo Unidad Editorial liderado por Pedro J. Ramírez. La procedencia de la información, Monarquía Digital. A partir de ahí, debates, tertulias, lo habitual en estos casos. Pero entre los argumentos empleados a favor y en contra para justificar esta supuesta decisión principesca una clave: Doña Letizia Ortiz se habría decantado por la mencionada publicación “porque no es de derechas ni de izquierdas, es neutral”.
Ese es el argumento, precisamente ese, que justificaría el probable futuro nombramiento de Jorge Dezcallar como Jefe de la Casa del Rey. En esta ocasión, muy a su pesar, La Princesa nada tiene que ver. Es una decisión Real, más real que nunca. Al menos así nos lo han hecho saber fuentes muy cercanas a la Casa de Su Majestad, más convulsa que nunca. Jorge Dezcallar se convertiría así en quinto Jefe de la casa de Su Majestad el Rey, tras Nicolás Cotoner, marqués de Mondéjar, Sabino Fernández Campo, José Fernando Almansa y Alberto Aza.


Biografía inigualable

Y si nos remitimos a la biografía diplomática y política de Jorge Dezcallar responde fielmente a ese hombre “ni de izquierdas ni de derechas”. Abogado y diplomático, su ingreso en el ministerio de Asuntos Exteriores se produjo por oposición en agosto de 1971. Destinado en Polonia, el consulado general de España en Nueva York, consejero de la embajada de Uruguay, director de Organismos Técnicos y de Desarrollo, director general de Política Exterior para África y Oriente Medio del ministerio de Asuntos Exteriores. Con esta responsabilidad, y gracias a su conocimiento de la situación política en el Próximo Oriente, Dezcallar desempeñó un papel fundamental en la organización de la Conferencia de Paz de Madrid de 1991, en la que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, y el entonces primer ministro israelí, Isaac Shamir, se estrecharon la mano por primera vez en presencia de George Bush y Mijaíl Gorbachov. Aún hay más.

En septiembre de 1993 fue sustituido por Miguel Ángel Moratinos al ser nombrado director general de Asuntos Políticos. Miembro de la misión de buenos oficios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), entre Slobodan Milosevic y la oposición serbia para democratizar el país, al frente de la cual se encontraba el ex presidente del gobierno Felipe González. Embajador en Marruecos, director del ya extinto CESID hoy CNI, en sustitución del general Javier Calderón. Nombrado por el PP, todos los partidos avalaron su designación: el PSOE destacó su «perfil institucional» y su talante de «hombre de Estado y no de partido», e IU aplaudió la «desmilitarización» de los servicios de inteligencia. Y en la actualidad, Embajador de España en Washington.

Todo entre 1971 y 2010. Ya lo ven, con Gobiernos de UCD, PSOE y PP. Y un detalle muy importante: es natural de Palma de Mallorca. ¿Alguien ofrece más?