Menú Portada
Presidía también la productora Sociedad Audiovisual Dos Orillas S.A.

Jordi García Candau incumplió la Ley de incompatibilidades siendo Director General de Radio Televisión de Castilla-La Mancha

Marzo 23, 2010

Fue nombrado presidente y consejero delegado de la productora en diciembre del año 2001 y no fue sustituido hasta el 2003

La Ley de Creación Ente Público Radio Televisión de Castilla-La Macha establece que el cargo de Director General es incompatible con la vinculación directa o indirecta a empresas publicitarias o de producción de programas filmados o grabados


Como ya adelantó extraconfidencial.com, en diciembre de 2001, Jordi García Candau, ya siendo Director General de la televisión pública de Castilla-La Mancha fue nombrado presidente y consejero delegado de la empresa Sociedad Audiovisual Dos Orillas S.A., cuyo objeto social es la realización de actividades de producción, creación, promoción, y distribución de toda clase de productos audiovisuales, cinematográficos, teatrales y de espectáculos, actividades desde luego muy relacionadas con un canal de televisión y radio, como es Radio Televisión de Castilla-La Mancha que dirige desde sus inicios.

El 26 de mayo de 2000, Las Cortes regionales manchegas aprobaron la Ley de Creación del Ente Público de Radio-Televisión de Castilla–La Mancha, un año después, el 30 de mayo de 2001, comenzaba sus emisiones Radio Castilla–La Mancha y el 13 de diciembre de 2001 salía al aire el primer programa de Castilla–La Mancha Televisión, justo en ese mismo mes el BORME publicó el nombramiento de García Candau como presidente de la productora privada.

Clara incompatibilidad

La legislación sobre incompatibilidades de cargos públicos, reformada por cierto por el Partido Socialista, establece como norma general que los altos cargos ejercerán sus funciones con dedicación absoluta y no podrán compatibilizar su actividad con el desempeño de cualquier otro puesto, ya sea de carácter público o privado, por cuenta propia o ajena, por lo que no podrán percibir cualquier otra remuneración, incompatibilidad que se extiende a los siguientes años tras abandonar el cargo público si ocupan un puesto en una empresa relacionada con su posición anterior.

Esta incompatibilidad también queda más que de manifiesto en la Ley de Creación del Ente Público Radiotelevisión de Castilla-La Mancha. En el apartado sobre la potestad del Director General estipula que “la condición de Director General es incompatible con el desempeño de cualquier otro cargo público y estará sujeto al régimen de incompatibilidades de altos cargos de la Junta de Comunidades y al fijado para los miembros del Consejo de Administración”.

Y es que respecto a la incompatibilidad fijada a los miembros del Consejo de Administración, define perfectamente en qué consisten estas incompatibilidades: “La condición de miembro del Consejo de Administración será incompatible con la vinculación directa o indirecta a empresas publicitarias, de producción de programas filmados, grabados en magnetófonos o radiofónicos, casas discográficas o cualquier tipo de entidades relacionadas con el suministro o dotación de material y programas a Radio Televisión Española, el Ente Público de Radio-Televisión de Castilla-La Mancha, o cualquier otra sociedad de Radio o Televisión”.

El conflicto de intereses es más que evidente, más cuando incluso la Sociedad Audiovisual Dos Orillas S.A. produjo películas con el patrocinio de otros canales o plataformas de televisión como Antena 3 o la extinta Vía Digital.

Una incompatibilidad clara a los ojos de todos, incluidos los de José Bono que le puso en el cargo y Jose María Barreda que le mantiene.