Menú Portada
La última del presidente blaugrana denunciada por la oposición

Joan Laporta monta un ´templo de adoración´ a Francisco Franco en el Museo del Barça

Octubre 22, 2007

Ahora que parece que ha dejado de ser políticamente incorrecto declararse franquista, que políticos y periodistas de la derecha han decidido no seguir escondiéndose y ´salir del armario´ ultraderechista, parece que también es tiempo de desenmascarar a los que siguen haciendo el doble juego de parecer demócrata y ser reaccionario. En el mundo del deporte hay quien está empeñado en quitar la careta a uno de sus más importante rectores, el presiente del FC Barcelona, Joan Laporta.

pq_372_noticiario_espanol.jpg

Y el desenmascarador, cómo no, es el ex director del Museo del Barça, Albert Pujol. Pujol ha hecho pública su última misiva contra el máximo mandatario azulgrana. En ella, comienza sentando las bases para que no suceda lo que en las precedentes, que tras la denuncia se corregían los hechos para que no quedara constancia. Así, Pujol se ha ido con notario al Museo del FC Barcelona. “Atendiendo a mi requerimiento en calidad de Socio del FC Barcelona, la Ilustre Notario de esta ciudad, María Mercedes Martínez Parra, se ha personado en las instalaciones del Club para dar fe de la existencia de un grave hecho que se está produciendo en el Museu del FC Barcelona, concretamente dentro de la Exposición ‘El Camp Nou, 50 anys de batec blaugrana’”, comenta Pujol en su escrito, que continúa con la denuncia: “El Presidente Laporta esta vez no podrá hacer sus trucajes posteriores ni chapucear con sus compulsivas y temidas mentiras. Adjuntamos el video contrastado personalmente por la Notario”.

Añade Albert Pujol en su escrito que “la triste y pírrica exposición conmemorativa del 50 Aniversari del Camp Nou, en medio de un ámbito oscuro desértico y fúnebre, con el blanco mortaja de atuendo literario, la preside de forma estelar, una pantalla gigante que, engalanada para empezar, con la soberbia Águila Franquista, ofrece a continuación un cortometraje de dos minutos dedicado exclusivamente a evocar la figura del Caudillo Franco”.

Y luego pasa a describir las imágenes: “Hasta en siete ocasiones aparece en pantalla el General, con una faceta fingida, investido en una aureola bondadosa que emana santidad en aparente y pretendida comunión con el barcelonismo y Catalunya. El Caudillo, junto a su séquito golpista, es vitoreado y aclamado con júbilo por la masa rendida a la imagen más humana y cercana de su ídolo”.

Efectivamente, el video, del Nodo, recoge la presencia en el palco del recién estrenado Camp Nou, vibrando con un partido del Barça junto a su esposa y otros generales, y entregando un trofeo al capitán del equipo culé al término del mismo, sin especificar de qué encuentro ni trofeo se trata.

Pero añade Albert Pujol que “en este execrable vídeo, Francisco Franco, líder espiritual e ídolo del movimiento independiente laportista del Barça, aparece en el documental 210 veces cada hora, 2.100 veces cada día, más de 60.000 veces al mes, y más de 700.000 veces durante un año de exposición. De esta maquiavélica forma, cobra inusitada fuerza, la certeza de que ‘una imagen vale más que mil palabras’. Invocado en la modernidad, Laporta consigue que Franco ‘bajo palio’ sea admirado por una interminable procesión de ingenuos y sorprendidos visitantes al Templo Histórico del FC Barcelona que es su Museu. Muy cerca del nuevo ‘Valle de Franco’, quedan eclipsados, ninguneados e injustamente silenciados los discretos lugares del Museu, donde se recuerda que los presidentes Companys y Josep Suñol, por Catalunya, la Democracia y el Barça, fueron vilmente asesinados por el Dictador Franco. Gamper murió amargado por la persecución implacable de otro Dictador. La misma suerte corrieron miles y miles de barcelonistas, catalanes, y patriotas que defendieron la democracia. Hasta las últimas consecuencias. Ninguno de ellos, ni en su conjunto, gozan de una exhibición tan extensa y gloriosa en las instalaciones del FC Barcelona, ni en ninguna otra entidad catalana”.

300.000 euros, precio de la ‘loa’ a Franco

Albert Pujol dice que todo este montaje supera los trescientos mil euros de coste: “Denuncio nuevamente que se facturarán más de 40 millones de pesetas, en el montaje y derivados de una pésima e impresentable muestra, exenta de calidad y categoría museística, indigna del FC Barcelona, de su Museu, de sus Socios, del barcelonismo y del público que acude emocionado al Museu, ajeno a las fechorías y despropósitos de la ‘Banda asaltante’”, en referencia a Laporta y su directiva. “Denuncio que lo acontecido ahora se trata de un fraude económico y un delito social y moral contra todo el barcelonismo, que de momento continúan esquivando sus responsables, sin dar la cara, cometiendo nuevas fechorías impunes en su huida hacia delante”.

Intuyo que Albert Pujol nos seguirá nutriendo de información y documentos sobre un presidente que llegó para sacar al club de la ruina en que lo había metido Joan Gaspar, pero que se ha instalado a golpe de mano dura en un poder al que se aferra sin dudar y al precio que sea. Pero claro, pregonar independentismo y alabar al mismo tiempo al dictador Franco parece incongruente. Aunque políticos y periodistas de la más rancia derecha española hagan lo mismo.