Menú Portada

Jiménez Losantos llama “sinvergüenza” y “canalla” al Papa Francisco, una estrella de TV3 ataca a Ana Pastor por su “neutralidad”, Máximo Pradera carga contra la bandera de España y dos colaboradores abandonan El País por censura ideológica

Octubre 9, 2017
losantos

La Sexta Noche lideró este sábado con un 12,2% con el programa volcado sobre el procés catalán y este lunes Antonio García Ferreras aparecerá por partida doble: en la edición matinal de Al rojo vivo y en un especial en prime-time junto a su mujer, Ana Pastor. El sábado el crítico televisivo Ferrán Monegal denunció ante Iñaki López la cobertura de las cadenas públicas sobre Cataluña: “Las cámaras de TVE sí estaban ese día (por el 1-O) en Cataluña, pero no podían emitir, odian el directo. Cuando están en directo, el comisario periodista no tiene tiempo de hacer corte y confección, así que lo que hacen es grabar durante 4 o 5 horas, lo preparan todo y lo cocinan para los Telediarios (…) El problema de TV3 es que ya hace tiempo que se ha transformado en la cheerleader del procés. TV3 ya no es la televisión de Cataluña, sino la televisión de media Catalunya. Ha perdido totalmente el factor transversal”.

A la misma hora Pablo Iglesias era masajeado en TV3 dando su discurso habitual: “Si hay que hablar con la Iglesia católica o con el Papa de Roma, se habla”. El líder de Podemos se mostró contrario a la Declaración Unilateral de Independencia porque le pondría “las cosas fáciles al PP“, señaló que está a favor de un referéndum pactado y recibió un mensaje de felicitación a Pilar Rahola: “Gracias a la gente de Podemos por levantar la bandera de la democracia”. Mariano Rajoy por su parte fue entrevistado este domingo en El País: “El Gobierno va a impedir que cualquier declaración de independencia se plasme en algo. Mientras no se vuelva a la legalidad, yo desde luego no voy a negociar. España va a seguir siendo España y lo va a seguir siendo durante mucho tiempo (…) Sobre todo tengo la obligación de mantener la calma. Es mi máxima obligación, aunque sea un momento difícil porque si no mantengo la calma puede que me equivoque en la decisión que tengo que tomar”.

Jiménez Losantos no se corta

Jiménez Losantos está que trina con el gallego, tal y como escribe este domingo: “Rajoy se felicita por el fracaso de un referéndum, que según aseguró días antes en la Casa Blanca, no podría celebrarse porque no había censo, urnas ni papeletas. Montoro añadió que, además, no había presupuesto. El viernes anterior, el Ministerio del Interior había confiado a los Mozos de Escuadra el cumplimiento de la orden judicial para impedir el referéndum (…) La Vanguardia denunció -y Guardiola lo repitió con enorme eco internacional- que había roto uno a uno los dedos de una joven votante. En realidad, era una concejala de ERC y no tenía ningún dedo roto, pero ni La Vanguardia rectificó ni el Gobierno hizo siquiera un vídeo demostrando la manipulación de la mayoría de las imágenes de las cargas. La derrota diplomática de España fue total, abrumadora y absurda, fruto sólo de la pavorosa incompetencia política e informativa del Gobierno de Rajoy. Los golpistas se exhibieron como víctimas de una eterna dictadura. El número de heridos por la brutalidad policial se cifró en un millar, luego en 800 por los medios golpistas, que incluyeron La Sexta, Cuatro y TVE. Al final, sólo hubo cuatro, dos hospitalizados; uno de ellos, un anciano que sufrió un infarto y fue auxiliado por la policía”.

Eso sí, el turolense arremetió este viernes contra el Papa Francisco: “El efecto taumatúrgico del discurso del Rey ha sido extraordinario, hasta el Papacisco, el siniestro tráiler del Anticristo ha dado marcha atrás, ya no apoya la destrucción de España. Ahora dice que es partidario de la legalidad. ¿Ah sí? Y la nota de todos esos obispos, arzobispos y satánicos de Cataluña, ¿eso no lo autorizó el Papa? ¿Y la abyecta, miserable, turbia, siniestra, sórdida, satánica nota de la Permanente de la Conferencia Episcopal que en un folio resumió toda la cobardía de los últimos diez años de la propia Conferencia Episcopal? ¿Eso no lo autorizó el Papa? Eso lo ordenó el Papa. ¡Ah, amigo, es salir el Rey y bueno, ya parece que estos idiotas se van a defender! El sinvergüenza, el canalla que el mismo ha respaldado y ha ordenado a los obispos y cardenales que todos han estado en una piña con los golpistas, con los clérigos golpistas de Cataluña“.

Otros líos sobre Catalunya

Su ex compañera Cristina López Schlichting ha denunciado en La Razón lo que sufrió en Barcelona: “El lunes pasado (2 de octubre de 2017) en la Plaza de Cataluña, el valiente reportero de TRECE Marco Chiazza y yo fuimos amenazados de muerte por una pareja de viandantes -un hombre y una mujer de unos 35 años- que nos vieron transmitir. «¡Manipuladores!» gritaron y, se acercaron para increparnos y añadir que se nos debía fusilar. He vuelto de Barcelona con muy mal sabor de boca. Aunque al principio estuve en un hotel, después me trasladé a casa de unos amigos. Me pedían que bajase la voz con los comentarios políticos en la escalera. Cuando se producían las caceroladas de las diez de la noche cerrábamos la terraza, no nos fuesen a oír los vecinos de la «estelada» en el balcón”.

El clima que se respira es tal que El País, que siempre ha presumido de una pluralidad ideológica, ha visto como el historiador Joan B. Culla y el escritor Francesc Serés han dejado de escribir para el diario de Prisa. El primero explica: “Se me ha aplicado censura ideológica. La misma censura que le han aplicado a Serés. Ahora ya han limpiado cualquier opinión disonante. La limpieza ideológica ya es total”. Otro ex de Prisa, Máximo Pradera, se despachaba en Twitter contra la bandera española: “¿Cómo identificarse con una bandera que simboliza el oro arrebatado a los indios y la sangre derramada en la guerra”? Esta afirmación habrá alarmado a Carlos Herrera, que este fin de semana ha hecho horas extra para cubrir el tema catalán al igual que TVE, que cubrió este domingo los vibrantes discursos de Vargas Llosa y Josep Borrell. Más equidistante se mostró en Twitter Ana Pastor: “Unos y otros negándose a poner cordura, a condenar las cargas en los colegios, por un lado, el acoso en los hoteles a guardias civiles y policías, por el otro. Y mientras los ciudadanos miramos entre atónitos y asustados. Vienen días duros. Qué tristeza. Qué desolación”. Y Toni Soler, estrella de TV3, se lo reprochó: “Vale, nadie pone cordura, si quieres. Pero unos ponen urnas y los otros porras. No acepto tu “neutralidad””. La mujer de Ferreras mostró sus complejos al tragarse el ataque: “Toni respeto tu opinión, me gusta escuchar tus planteamientos incluso cuando no los comparto. Y como sabes admiro tu trabajo. Un abrazo”.

Jorge Higueras