Menú Portada

Jiménez Losantos carga contra su socio y tertuliano, Pedro J. Ramírez, porque “tiene en nómina a las cloacas del Estado y va dando lecciones”, María Teresa Campos rompe su silencio con Ana Rosa Quintana y Mila Ximénez denuncia una estrategia que busca la victoria de Bigote Arrocet en Supervivientes

Mayo 26, 2017
pedro-j-federico

El Español desvelaba ayer una conversación interceptada por la UCO entre Ignacio González y Eduardo Zaplana en la que el ex presidente madrileño señalaba que “han pactado con Bárcenas; la condición es que no se puede decir nada contra Mariano“. El diario de Pedro J. Ramírez en su editorial carga además contra el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras una entrevista el día anterior con Federico Jiménez Losantos y titulan: “Zoido no puede actuar como abogado del PP“.

Federico Jiménez Losantos aprovechó ayer su programa para cargar contra su tertuliano y socio Pedro J. Ramírez. Recuerden que ambos son propietarios de la licencia madrileña que emite Es Radio, pese a lo cual Losantos no se cortó: “Hoy está indignado el diario de Pedro J. contra el ministro por lo que dijo aquí. Es curioso que medios vayan de independientes cuando filtran temas de Villarejo, la UCO y la Fiscalía Anticorrupción. Más grave es tener en nómina al que le llevaba la web a Villarejo para chantajear al rey y al presidente del Gobierno. Cuando tienes en nómina a las cloacas de Interior, lecciones las justas. A partir de ahí se pueden dar clases de ética y política”.

Recuerden que la información sobre Ignacio González la firman entre otros Daniel Montero, que impulsó el portal Información Sensible, propiedad del controvertido comisario José Manuel Villarejo. Por esta guerra aplaudieron entre risas en la tertulia Eduardo Inda y Francisco Marhuenda, enemigos declarados de Ramírez. No es la primera batalla entre Losantos y Ramírez esta temporada. Recuerden que el turolense fue el único amigo del ex director de El Mundo que se atrevió a explicar su ruptura en directo: “Todos pensábamos que podía ser pasajero. Todas las parejas pasan crisis; Ágatha viaja mucho y Pedro J. es como es. Ambos tienen carácter, Pedro J. es un motor diésel y Ágatha es gasolina. Creíamos que era un follón del tipo me voy de casa, y te vas y luego vuelves. Llevan 30 años juntos. Yo me enteré cuando estalla la crisis, que pensábamos que iba a ser pasajera. Que no sé quién es. Pedro J. quiere algo amistoso y rápido. En la negociación, ambos tienen bienes y están casados, de modo que se plantea una situación un tanto más compleja. Pero también los abogados son amigos. No han vuelto porque efectivamente hay otra persona”.

También atacó al diario de Ramírez por entrevistar a Gabriel Rufián (ERC), en el Valle de los Caídos: “Estos matones, este en concreto, lo paseó Pedrojota por el Valle de los Caídos, como se nota que ya no quedan franquistas, porque si no, no quedaba Rufián. Este miserable al que dejan insultar a las personas, son unos matones estos de un partido que es masón y golpista desde que nació. Golpe en el 31, golpe en el 34, y archigolpes cuando habéis podido, como por ejemplo ahora”.

María Teresa Campos rompe su silencio

La presentadora intervino ayer por teléfono en el El programa de Ana Rosa tras ser dada de alta: “No he perdido la visión de ningún ojo. Veo doble si tengo los dos abiertos. Es un problema de coordinación de los músculos del ojo. A veces se recupera solo y si no con las técnicas que hay. Me lo voy a tomar con toda la paciencia del mundo. Hay que saber por qué cosas merecen la pena preocuparse y cuáles no y no llevar las cosas al extremo, porque luego es peor (…) Veía ayer el cariño de mis compañeros y no me podía ir sin saludar, así que mis hijas me dijeron que me lo organizaban”.

Recuerden que esta semana Lecturas abría con varios titulares y frases polémicas sobre la comunicadora: “Sus problemas de visión le impiden caminar”, “Teresa ha visto la muerte de cerca” o “se avecinan días muy duros para ella”. La revista dice que la ex reina de las mañanas preparaba viaje a Honduras antes de su isquemia cerebral. También en Lecturas, Jorge Javier Vázquez analiza el tema: “Soy de los que le he dicho muchas veces a Teresa que no se debería tomar las cosas tan a la tremenda, que debería pasar más del qué dirán, disfrutar de lo que tiene y no darle tanta importancia a lo que opine gente que no la conoce”. Pero Mila Ximénez es la que más se atreve con la Campos, especulando con que no le dice su estado de salud a su novio para que gane: “Y si no se lo dicen, Bigote se pone en primera línea del ranking para ser ganador. Teresa es muy querida, y los votos se pueden mover para premiarla de alguna manera. El triunfo de su pareja, que sería suyo también, puede producirse como recompensa por parte de la audiencia a la generosidad de su silencio. Conozco algo a Teresa. Y tengo la sensación de que esta alerta le está haciendo reflexionar con más tranquilidad. La vuelta de Bigote es decisiva para el futuro de ambos. Y someterla a la voluntariedad de este, cambiaría algún renglón. Para bien, o para mal. Ella mejor que nadie sabe cuál es la decisión correcta”.

Mila Ximénez especula y Ana Obregón miente, según denuncia Pilar Eyre

Mila Ximénez cree que María Teresa no quiere que le informen a Bigote sobre su estado de salud porque esto le favorece en el concurso. La ex de Manolo Santana reconoce que a Terelu “no la he llamado porque últimamente hemos tenido nuestros más y nuestros menos. Y con ella nunca se sabe. Pero la Campos ha salido de situaciones extremas. Así que estoy segura de que esta la sorteará con la habilidad de una acróbata. La misma que necesitaré yo para mi vuelta. Me produce una tremenda angustia la expectativa. Hace tiempo que me retiré del foco de atención y ahora me está produciendo pánico escénico. Hace unos días me preguntaron unos amigos con los que estoy pasando unos días, si me había arrepentido de contar mi intervención. Mi respuesta, fue un rotundo: “¡Sí!””.

Pilar Eyre desvela esta semana que Ana Obregón no tiene los 62 años de los que presume en la portada de Playboy, sino que cuenta con tres años más: “¿Sesenta y dos años? Pero, Ana, qué tenemos memoria, que hay periodistas que (desgraciadamente), no hemos nacido ayer. Si mis cálculos no fallan, y ciertas investigaciones que hicimos para La máquina de la verdad, de la que fuiste protagonista, no andaban erradas, tienes 65, lo que no hace más que acrecentar tu grandeza. Nos lo cotilleó Antonia Dell’ Atte, muy dolida porque su marido la había dejado por “una vecchia” (vieja en italiano), y llegamos a entrevistar a compañeras tuyas de Colegio que nos contaban que eras lista, fantasiosa y coquetuela”. Pues se equivoca Pilar Eyre. Se lo contaremos.

Jorge Higueras