Menú Portada
ARRECIA LA TORMENTA

Jesús Cabanas, cansado: “Se está dando una información irreal”

Septiembre 8, 2010

“He mantenido siempre muy buena relación con los medios de comunicación, me sentía un tío verdaderamente respetado pero ahora no entiendo el motivo por el que hacéis noticia de algo que no existe. No quiero convertirme en un personajucho de la prensa del corazón”, dice cuando se le pregunta sobre las últimas polémicas. Por Saúl Ortiz

pq_922_cabanass.jpg

Se entiende su silencio, aunque resulta ciertamente incómodo. Es lógico pensar que Jesús Cabanas se encuentra algo enrarecido como protagonista de un embrollo que le está salpicando de lleno. La separación de Marta Sánchez le ha convertido en un personaje más del mundo de la farándula. Y Jesús huye de los focos. Prefiere continuar viviendo en un discreto segundo plano, alejado de polémicas, dimes y diretes. Demasiado sufrimiento lleva vivido con una ruptura que le ha dejado ciertamente tocado. Quizás por lo imprevisto o lo brusco: “No me quiero convertir en un “personajucho” de este tipo de periodismo, yo no he abierto la boca, no llevo los ritmos de esta historia”, me contestó algo molesto por las llamadas que está recibiendo para sonsacarle información: “cuando los periodistas vais, yo voy y vuelvo”.
 
Se le percibe sobrepasado, como si alguien lo hubiera metido con calzador en una polémica que no le corresponde. Triste. Desesperado. Cree que está siendo víctima de una campaña de provocaciones continuas para sacarlo de sus casillas. Intenta guardar tranquilidad, pero insiste en que la situación le está sobrepasando. De hecho, considera absurdo el interés mediático que está despertando su vida privada: “He mantenido siempre muy buena relación con los medios de comunicación, me sentía un tío verdaderamente respetado pero ahora no entiendo el motivo por el que hacéis noticia de algo que no existe. Se está dando una información que no es real”, me espetó telefónicamente cuando le pregunté por su relación con Eva Zaldívar. Esa mujer que podría estar ocupando su ajado corazón y que le habría devuelto la ilusión por enamorarse. De momento, el único desmentido categórico lo hizo la propia empresaria en este mismo medio de comunicación: “Entre Jesús y yo sólo hay amistad”, explicó. Eso sí, cabe recordar que las primeras declaraciones de Cabanas sobre la tan traída polémica las consiguió la periodista Joana Morillas.
 
Las últimas informaciones giran en torno a los motivos por los que Jesús y Marta siguen todavía viviendo en el mismo domicilio. Levanta todo tipo de suspicacias. De hecho hay quien se atreve a insinuar que toda esta historia responde a un burdo montaje: “Yo no entiendo cómo alguien puede tener la desfachatez de pensar, ni siquiera, que esto es una mentira. La trayectoria de mi mujer y la mía es lo suficientemente limpia como para imaginar eso”, comenta ante las preguntas. Otros, los más benevolentes, cuentan que la casa en la que todavía conviven es de propiedad de Marta, por lo que Jesús pidió quedarse allí hasta encontrar otro domicilio. Quién sabe.
 
Por Saúl Ortiz