Menú Portada
No presenta sus cuentas desde el año 2005

Jesulín cerró las operaciones de su promotora inmobiliaria en Castellón con un pasivo de 70.213 euros y ninguna propiedad registrada

Mayo 8, 2011
pq_927_jesulin.jpg

Que del Imperio empresarial y de propiedades del clan Janeiro sólo quedan cenizas, no es un secreto para nadie, no hay más que comprobar como no presenta cuentas regularmente de todas sus sociedades y los datos son más que decepcionantes. Por ejemplo su principal sociedad, Correcostas 121, (denominación que coincide con el nombre  y número del toro con el que tomó su alternativa)  cerró 2009 con unos ingresos de 63.467,10 euros, mientras el resto lo hizo con resultados negativos o sin actividad. Pero incluso esta empresa tuvo en los dos últimos años tres requerimientos de la Agencia Tributaria.

Peor resultado tuvo la aventura inmobiliaria en Vinaroz, Castellón, donde se constituyó la inmobiliaria Lodoja, en la que no sólo participaba Jesús Janeiro, su hermano mayor, Humberto, figura como vicepresidente, y el pequeño, Víctor Manuel, está inscrito como consejero delegado.

La empresa cerró 2005, último año en presentar cuentas, con un inmovilizado material de 51.495,32 euros, pero en el Registro de la Propiedad no figura ni terreno ni propiedad a nombre de la sociedad, más aun, los dos últimos años pueden considerarse como de actividad nula, con unas pérdidas de 186,57 euros y 332,73 euros.

Esto en lo que se refiere a la cuenta de resultados ya que en su Balance si hubo movimientos, como aumentar la deuda con los acreedores en 10.732,39 euros para cerrar el balance con un pasivo de 70.213,09 euros.

Y es que las deudas y los proyectos empresariales fracasados son una constante en la familia Janeiro.