Menú Portada
Teleoperadores reconocen esta práctica y utilizan argucias para conseguir otra titularidad

Jazztel, presidida por Fernández Pujals, no admite a extranjeros como clientes

Enero 2, 2012
pq_926_presidente_Jazztel_Leopoldo_Fernandez_Pujals.jpg

Buen año a priori para Jazztel, la empresa que dirige el cubano-norteamericano Leopoldo Fernández Pujals, bien conocido en España por su aventura en Telepizza en los años 90, que cerrará el ejercicio con tantas altas en ADSL que Orange y Vodafone juntas si extrapolamos los datos hasta el tercer trimestre.

Buenos datos, aunque a nadie pasa desapercibida la política agresiva para la captación al cliente que realiza Jazztel, unas prácticas que ha llevado a la creación de perfiles en redes sociales y foros denunciando el acoso recibido e incluso denuncias por oficinas de consumo municipales y autonómicas a lo largo de toda España.

Pero si es denunciable este acoso de varias llamadas en un mismo día, lo es más su práctica de marginar al cliente pero no por razones de solvencia o por acumular impagos, tan sólo por ser un residente extranjero.

Si se pide el alta de una línea con ADSL con o sin televisión el proceso será correcto hasta que en lugar de un NIF se de un NIE, documento de identificación de los extranjeros en España, el operador que normalmente es de origen sudamericano y que no quiere perder su comisión por captar un cliente busca como solventar este “obstáculo” preguntando siempre si puede tener la titularidad algún ciudadano español y  anticipando que no iba a ser viable. Si a pesar de esto se pide seguir con los trámites, a las horas le indican que ha sido rechazado en riesgos, aun no teniendo ninguna factura pendiente ni estar en fichero de morosos.

Si se intenta con distintos números de identificación de extranjero, la respuesta es la misma, las altas no son viables para Jazztel, para ellos guarda productos como la tarjeta Jazzcard Móvil, eso si, servicio prepago por supuesto.