Menú Portada
Un nuevo escándalo salpica al presidente de la Liga de Fútbol Profesional, cuya gestión está cada día más en entredicho

Javier Tebas, presidente de la LFP, controla “por debajo” varios equipos del fútbol español a través de letrados de su propio despacho, Tebas & Coiduras

Julio 8, 2015

Una de las personas más utilizada por el responsable de la Liga de Fútbol Profesional es Ana del Pozo Maté, que figura como representante legal de varios equipos, entre ellos el Getafe o el Cádiz CF
 

También el despacho de Tebas representa a sociedades de intermediación de futbolistas, como Bahía Atlántica; la abogada Ana del Pozo llegó a defender una factura de 266.786 euros por la gestión de transferencia de los jugadores Ángel Lafita y Rubén Castro al Deportivo de la Coruña
 

El presidente de la LFP sigue apareciendo a día de hoy en los pleitos como apoderado del Cádiz, donde figura como presidente Manuel Vizcaíno Fernández, ex vicepresidente del Sevilla y mano derecha del presidiario José María del Nido, gran amigo de Tebas con el que comparte ideología de juventud en la formación de extrema derecha Fuerza Nueva
 

El equipo gaditano está a su vez unido a sociedad Locos por el Balón SL, vinculada a la familia de Quique Pina, dueño del Granada CF


El abogado Javier Tebas Medrano, nacido en Costa Rica en 1962, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), controla la gestión de varios equipos del fútbol español a través de su despacho legal Tebas & Coiduras, donde figura como socio-director en todas las facetas menos en Fiscal y Contable en las que está al frente del despacho su socia, Marta Coiduras Aybar, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Zaragoza. 

El despacho de Tebas figura como representante jurídico de varios equipos del fútbol español. Entre los letrados más utilizados por Tebas para controlar estos equipos se encuentra Ana del Pozo Maté, que figura como responsable de equipos como el Cádiz o el Getafe CF, a los que sigue o ha defendido recientemente. Es licenciada en Derecho (ICADE), por la Universidad Pontificia de Comillas, máster en Prevención de Riesgos Laborales y en dirección empresarial cooperativa, además de poseer otros cursos y diplomas, según se observa en su propio currículo. Está especializada en Derecho laboral y forma parte de Tebas & Coiduras desde el año 2006, actuando como asesora y letrada de varios equipos de fútbol. Por ejemplo, Ana del Pozo Maté ha representado al Getafe Club de Futbol, S.A.D., frente a una reciente sentencia adversa de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Control total del fútbol profesional

Javier Tebas controla el fútbol español a través de su despacho Tebas & Coiduras desde el año 1987. Según ha reconocido públicamente el propio presidente de la LFP, su despacho se ha presentado en 23 concursos de equipos de fútbol. La propia web de su firma – cuya originaria oficina de Huesca data de 1987-, indica que se ha dado paso a una red nacional e internacional formada por tres oficinas centrales, con sedes en Madrid, Buenos Aires (Argentina), y Lausana (Suiza). Su especialización es “el Derecho de la empresa (operaciones societarias, concursos de acreedores, operaciones internacionales, etc.), sin olvidar el posicionamiento y experiencia en el campo del Derecho del deporte”.

El 30% del negocio de su despacho procede precisamente del fútbol y de su gestión como representante de jugadores y entrenadores. Así, el despacho de Tebas representa a la sociedad de intermediación de futbolistas Bahía Atlántica. La letrada Ana del Pozo llegó a defender una factura de 266.786 euros por la gestión de transferencia de los jugadores Ángel Lafita y Rubén Castro al Deportivo de la Coruña de Augusto César Lendoiro en junio de 2009.

Pero ya en el año 1988, Tebas prestó servicios de asesoramiento al Grupo Bahía, vinculado al argentino Marcelo Tinelli, en la compra del Club Deportivo Badajoz. También este grupo intermediario tomó el control del Hércules a mediados de la década de los 90 y del Mallorca dominando el 20% del accionariado de la entidad balear. La aventura del Grupo Bahía en el Badajoz sólo duró dos años, con el abandono del proyecto por parte de su dueño argentino y la cesión del club al abogado Javier Tebas; se realizó una posterior venta especulativa al empresario portugués Antonio Barradas, con quien el club extremeño bajó a Segunda División B en la temporada 2002-2003. También Tebas ha trabajado codo con codo con personajes tan singulares como el ucraniano Dimitri Piterman (Santander y Alavés), José María Ruiz Mateos (Rayo Vallecano) y Manuel Ruiz de Lopera (Betis), todos ellos ya desaparecidos del mundo del fútbol.

Sigue como apoderado del Cádiz

A día de hoy, el presidente de la LFP sigue apareciendo en los pleitos como letrado apoderado del Cádiz, en el que figura desde abril de 2014 como presidente Manuel Vizcaíno Fernández, ex vicepresidente del Sevilla y mano derecha durante más de una década del presidiario José María del Nido, gran amigo de Tebas con el que comparte empatía e ideología de juventud en la formación de extrema derecha Fuerza Nueva. El ex presidente del Sevilla tuvo problemas siendo militante de Fuerza Nueva por un delito de lesiones contra un sindicalista en el transcurso de una manifestación, y Tebas fue uno de sus líderes en Aragón. 

El actual presidente de la LFP fue abogado del Concurso de Acreedores del Cádiz, al que defendió en el proceso concursal de 2010. El propio presidente del Cádiz, Vizcaíno, recordaba en sus primeras entrevistas nada más tomar posesión de su cargo, que contaba con la ayuda de amigos, “entre los que se encuentran José María del Nido y Quique Pina”, ambos en la esfera más próxima a Javier Tebas.

Precisamente, la todavía vinculación de Tebas con el Cádiz CF ha estado hace escasos días en el ojo del huracán tras el partido de la fase de promoción entre el equipo gaditano y el Hércules de Alicante en la fase de ascenso de Segunda B al fútbol profesional español. Desde Alicante sospechaban de posibles ayudas al cuadro amarillo y de intentos de desestabilizar a un jugador alicantino por parte del presidente del Granada, el murciano Enrique Quique Pina, precisamente hijo del presidente de honor del Cádiz, vinculado a la sociedad Locos por el Balón SL, dueña del Club. 

El Cádiz, lejos de la transparencia
 
El propio Consejo Superior de Deportes consideró en su día que la presencia en la sociedad Locos por el Balón SL de Elena Pina Campuzano y Juan José Pina López, hermana y padre respectivamente del dueño del Granada, vincularía de cierta forma al Cádiz con el club de la Alhambra. Según fuentes solventes consultadas, “el Cádiz queda lejos de la transparencia que anunció en su día Locos por el Balón”.

En la información publicada por el diario Informaciones se ponía en duda el porqué de la permanencia esta temporada del propio Granada y el ascenso del cuadro nazarí hace unas temporadas ante el Elche, que ahora precisamente ha descendido en los despachos a Segunda División por mediación de Javier Tebas. El Elche ha quedado colocado en la lista negra del presidente de la LFP, que en las temporadas anteriores ya ejecutó con el descenso administrativo a Guadalajara y Murcia.

La singular vida “ultra” del presidente de la Liga de Fútbol Profesional

Javier Tebas Medrano tiene una vida muy singular desde que nació en Costa Rica allá por el año 1962. Su progenitora, la catedrática y profesora de Psicología, María Gloria Medrano de Tebas, daba conferencias en la sección femenina del Instituto costarricense de Cultura Hispánica, Asociación «Isabel la Católica». Años después, se presentaba como “profesora, esposa y madre” en el cartel electoral por Huesca de la formación de extrema derecha Fuerza Nueva dirigida por Blas Piñar López, uno de los líderes a los que de siempre ha adorado Javier Tebas, como se puede comprobar en sus afirmaciones en Facebook.

Según publicó el diario La Marea, “Javier Tebas Medrano fue Jefe Provincial de Fuerza Joven en Aragón, las juventudes de Fuerza Nueva. Tebas fue el responsable de presentar a los medios la lista electoral que Fuerza Nueva presentó en Huesca en el año 1982. Hay constancia de su militancia en Fuerza Joven desde el año 1979, en el que Javier Tebas Medrano ya escribía en los periódicos de Huesca avisando que cuando la situación lo requiera los miembros de Fuerza Nueva actuarían con la gallardía y la energía necesarias para defender los valores de la patria”.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza, cuenta con una amplia experiencia en Derecho concursal y deportivo. Respecto de este último campo, hay que destacar que fue representante del denominado G-30 (que aglutinaba a la mayoría de los Clubes/SAD de Primera y Segunda División como agrupación de intereses). Actualmente, a pesar de su cargo directivo en el fútbol español, sigue siendo socio-director de Tebas & Coiduras-Law Sport. Junto a él también trabaja su hijo Javier Tebas Llanas, licenciado en Derecho y en Ciencias Políticas por la Universidad San Pablo CEU de Madrid y por la Universidad Católica de Argentina.

Desde el primer momento su despachó se orientó hacia el Derecho deportivo “incorporando como clientes a federaciones, clubes, deportistas, técnicos, agentes y, en general, personas y entidades del mundo del deporte, aficionado y profesional (…) La consolidación y crecimiento continuo de Law Sport como despacho especializado en Derecho del deporte ha sido posible gracias a la labor constante de un equipo de abogados y economistas con verdadera vocación y conocimiento del sector, y a la preocupación de su fundador por ofrecer a sus clientes un servicio especializado que abarca todas las áreas del Derecho que inciden en la actividad deportiva y que incorpora las numerosas singularidades existentes”, afirma sin rubor en su página web el hoy presidente de la Liga de Fútbol Profesional. Buena parte de su patrimonio lo amasó durante la crisis económica de principios de los 90, asesorando a empresas deportivas que suspendían pagos. 

Tebas ha sido pionero en llevar desde sus inicios la Ley Concursal de muchos equipos, estando y perteneciendo a su vez a la Liga de Fútbol Profesional. Por eso conoce todos los secretos que existen en el fútbol español: cómo se pueden comprar y vender los jugadores y cómo los propios dirigentes son los primeros en hacer esos movimientos. Cuestiones todas ellas extradeportivas que una vez más empañan la gestión de Javier Tebas al frente del fútbol profesional español.

Un letrado, según algunos “un abogado mercenario”, que toca todos los palos y juega todas las cartas posibles. Antes apostaba por los intereses audiovisuales de Sogecable (Grupo Prisa), y de su amigo el periodista José Ramón de la Morena y ahora se ha aliado con Mediapro, al servicio de lo que dicte el amigo Jaume Roures. El tema del reparto de los derechos del fútbol en televisión es su objetivo primordial y casi único. 

Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho