Menú Portada

Javier Cuesta Nuin se prepara una audiencia privada con el Papa Francisco: Correos honra la figura de Juan Pablo II con una colección de sellos papales, que clama contra la austeridad, a la que destina más de 33.000 euros para 300 colecciones

Abril 19, 2017

Los 300 juegos de sellos representarán las Catacumbas de San Dámaso, con la efigie de Pío XI y Alfonso XIII, el Concilio Ecuménico-Vaticano II, con la efigie de Juan XXIII y la de Pablo VI, la visita de Juan Pablo II a España con su propia efigie y, por último, dos series más como Papa y Juventud y Personajes.

cuesta nuin

“Hay que indignarse contra la injusticia de que el pan y el trabajo no lleguen a todos. Qué triste es cuando uno ve que podría alcanzar perfectamente para todos y resulta que no. En la vida hay muchos que tiran cada uno para su lado, como si uno pudiera tener una bendición para él solo o para un grupo. Eso no es una bendición, sino una maldición”.  Son palabras del 266º Papa de la Iglesia Católica, Jorge María Bergoglio, el Papa Francisco. Su vida es una constante oda al ascetismo, a la austeridad, a la renuncia de los bienes y privilegios terrenales y al cuidado y culto del alma y del encuentro con Dios. El Papa Francisco cambió las costumbres vaticanas nada más ser elegido como vicario de Dios en una muestra de lo que su papado sería para el mundo: cambió los restaurantes por cocina doméstica, la limusina por autobús, los zapatos rojos por zapatos negros usados, la cruz pectoral de oro y los anillos papales por manos libres de abalorios, cambió, en definitiva, la pomposidad por la sencillez.

Eso es lo que predica el Papa Francisco y eso es lo que pide a los gobernadores, que “no consideren las ganancias y las leyes de mercado como parámetros absolutos en detrimento de la dignidad de las personas y de los pueblos”. Unas peticiones que reproducen a la perfección la línea forjada por el papa Juan Pablo II, doce años atrás. Karol Wojtyla instaba a los gobiernos “a promover una cultura de solidaridad, que permita alcanzar soluciones concretas a los problemas que más atormentan a nuestros hermanos en la vida y en las relaciones con los otros: la paz, la pobreza, la salud y el ambiente”.

La cruzada personal de Cuesta Nuin

La Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. presidida por el intocable Javier Cuesta Nuin ha decidido recientemente honrar la figura del Papa Juan Pablo II y la de otros muchos que han habitado los Apartamentos Papales del Vaticano, a través de la contratación de la edición de 300 ejemplares del documento filatélico ‘Los Papas en la filatelia española’. Este contrato se ocupará del diseño, impresión, producción y manipulación de los 300 ejemplares así como de la adquisición de 300 juegos de 36 sellos de Papas y los filoestuches correspondientes para su colocación en el documento.

Los 300 juegos de sellos rendirán homenaje a varios momentos a través de la serie pro catacumbas de San Dámaso, con la efigie de Pío XI y Alfonso XIII (con el fin de recaudar fondos para excavar estas catacumbas); el concilio ecuménico-vaticano II, con la efigie de Juan XXIII y la de Pablo VI; la visita de Juan Pablo II a España con su propia efigie; y dos series más como Papa y juventud y Personajes.

Para todo ello, la Subdirección de Compras de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos S.A. prepara un importe de 33.072 euros. Una cantidad que parece desmedida para 10.800 sellos y sus correspondientes 300 ficheros y que saldrá de las arcas públicas a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de España de Cristóbal Montoro.

Esa es la austeridad que preconizan los Papas y que parece que el Gobierno español, a través de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos de Javier Cuesta Nuin han comprendido erróneamente. No es la primera vez que ocurre. Muchos son ya los deslices que en el terreno económico ha cometido Correos y que le han llevado a generar pérdidas de 50 millones de euros en el balance de 2015. Los gastos superfluos y extravagantes de Cuesta Nuin intentan camuflar una gestión pésima del Ente que este pasado verano prestó un servicio en unas condiciones pésimas debido a que, en el mes de agosto, se recortaron drásticamente los trabajos por la falta de personal, sin sustituirse todas las bajas con nuevas contrataciones y provocando un recorte en los servicios de reparto y gestión de oficinas.

Doinel Castro