Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

Javier Bardem se “come” a Penélope Cruz en Loving Pablo y, según la crítica, le pone a los pies de los caballos, mientras Carmen Cervera reaparece junto a su hija Sabina

Septiembre 8, 2017

Dicen que chirría e hiperventila en un inglés a veces incomprensible. Más bien se nos parecen  a veces a Julián Muñoz e Isabel Pantoja. Javier Bardem ni siquiera ha engordado para lucir de forma natural un físico acorde con el personaje como hizo Christian Bale en La Gran Estafa American, o tantos otros como Matt Damon. Le han puesto barriga postiza. ¡Cobardón! ¿Temía no poder adelgazar después?

loving pablo

Se ha estrenado ante la crítica internacional la película Loving Pablo, basada en el libro de Virginia Vallejo, la bella presentadora colombiana que fuera amante del capo del cartel de Medellín, Pablo Escobar. Dicen que Javier Bardem es un gran actor y borda su papel, pero muy flaco favor le hace a su esposa. Se la merienda con patatas.

Hasta el punto de que Penélope Cruz pasará a la historia como la actriz que peor ha interpretado ese complicado personaje. Carece del empaque y el señorío de Regina Parejo, quien da réplica en la macro serie Pablo Escobar, el Patrón del Mal, el mejor abordaje que se ha realizado sobre uno de los personajes más siniestros de la historia de la humanidad. Y por supuesto, no llega tampoco a la suela de los zapatos de Stephanie Sigman,  a quien en Narcos, el protagonista le pone una pistola en “el mismísimo” en una escena del altísimo contenido erótico.

Javier ensombrece a Penélope

Merendarse a tu propia mujer en una película no está bonito. Lo que tenía que haber hecho es ponerse morado a helados, mantequillas, patatas fritas y grasas. Javier, al contrario que Robert de Niro en Toro Salvaje, Christian Bale en La Gran Estafa Americana, Matt Damon en El Soplón o el mismísimo Torrente, no ha querido ponerse kilos encima por exigencias del guion. Tal vez porque le cuesta luego quitárselos, y en algunas escenas las almohadillas resultan de lo más cantosas. Estaban más conseguidas las grasas del Matt Lucas como Bubbles de Bere en Little Britain, y eso que era una serie hilarante.

Parece Julián Muñoz con faja ortopédica. La crítica internacional no se ha portado muy bien con la película. En Variety los describen como un recurso de marketing que hará que la gente vaya a verlos al cine porque son pareja, y en Screendaily afirman que la decisión de hacerles trabajar en inglés ha sido desacertada, porque a veces ni se les entiende, aunque alaban el acento colombiano que ha logrado Bardem en el idioma de Shakespeare. Sin embargo, en este mismo medio califican como algo penosa la actuación de su señora, incapaz de dotar de luces y sombras a un personaje como la Vallejo. Pe, afirman “no es capaz de dotar de luces y sombras a su papel, especialmente cuando chirría con su voz e hiperventila”.  No es probable que las revistas del corazón, tan pelotas con una pareja que tanto desprecia a la prensa rosa española, les cuenten estos detalles, pero para eso estamos nosotros.

La reaparición de Carmen Cervera

En Hola deslumbra el tremendo parecido de Sabina, una de las hijas de la baronesa, con su hermano, Borja Thyssen. Carmen Cervera luce en la revista a sus hijas y una figura espectacular. En Love nos muestran a Clooney y Amal en el Festival de Venecia, una pareja demasiado perfecta como para que no sigan surgiendo dudas sobre ellos, por mucho que hayan concebido mellizos, como la baronesa. Por cierto, aún no hemos visto a toda la familia reunida nunca. Dicen que es Blanca quien no quiere. La baronesa ha aprovechado la entrevista para desmentir que esté enfadada con su hijo.

Otra revista se ocupa de Mila Ximénez y de María Patiño en casa de Jorge Javier Vázquez,  y en Semana nos cuentan cómo será la nueva casa de Eva González y Cayetano, que esperan un bebé. En Diez Minutos describen la guerra entre Isabel Pantoja y su “consuegra”, la madre de Alejandro Albalá. La tonadillera  debería escribir de una vez por todas un libro sobre su vida con Julián Muñoz, como ha hecho la amante de Escobar, y dejarse de denuncias chorras contra una señora que lo único que hace es portarse como una abuela diez con su nieto.

Ana Montesinos