Menú Portada
Ha creado una nueva sociedad, Futmedia, preparándose para los cambios que traerá el futuro Real Decreto Ley que regulará los derechos televisivos del fútbol

Jaume Roures: Del concurso de acreedores de Mediapro a poseer 250 millones de euros en cuentas en el extranjero, 75 millones en paraísos fiscales

Diciembre 14, 2014

Según la información publicada por el diaio El País, por volumen económico, destaca Gibraltar, donde el saldo a mediados del pasado octubre era de 33,2 millones de euros. En San Marino poseía 14,5 millones de euros y, en Suiza, se contabilizaron casi 14 millones de francos suizos (unos 11,5 millones de euros al cambio), en una decena de cuentas diferentes

pq_929_jaume_roures.jpg

El pasado 19 de noviembre Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), y Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte exponían en la Asamblea de clubes del fútbol profesional la inminente puesta en marcha de un Real Decreto Ley que regularice la venta centralizada de los derechos del fútbol a partir de la temporada 2016-2017. Esta nueva norma pretende ordenar la venta centralizada de los derechos del fútbol, está reabriendo viejos conflictos, ya que de tramitarse de modo urgente, significaría que muchos de los contratos en vigor deberían renegociarse, algo que levantaría ampollas entre los más grandes y las sociedades que dominan el mercado.

Esto ocurriría, por ejemplo, con el Real Madrid, que tiene en vigor un contrato con Mediapro, la empresa de Jaume Roures, por el que recibe cerca de 140 millones por temporada. Pero la relación comercial va más allá de los derechos de retransmisión de los partidos, sino que la propia Mediapro es la productora encargada del canal Real Madrid TV. Con la nueva normativa, los clubes grandes ganarán mucho menos, se calcula que un 15%: de 140 millones pasará a 125 millones por temporada, y los clubes pequeños recibirán más. Todo ello con la ambición de la LFP que espera en un futuro pasar de los 600 millones de euros a 1.000 millones en un pastel en el que también cobrarán la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

Todo un entramado de sociedades en paraísos fiscales

Según ha informado el diario El País en su edición del pasado domingo. Jaume Roures quiere seguir dominando el mercado y busca posicionarse en este nuevo escenario a través de la sociedad Futmedia fundada en noviembre de 2013. En esta sociedad están vinculados Taxto Benet y Gerard Romy, sus socios en Mediapro, la matriz del holding. La “nueva marca figura con un capital social de 368 millones de euros y se integra en el entramado empresarial creado por Roures” según El País. Esta sociedad es una de las múltiples que posee, casi todas enfocadas a la gestión y comercialización de derechos de retransmisión en televisión.

Jaume Roures parece también haber pasado lo peor de la crisis. De hecho en 2013, Mediapro obtuvo un resultado, antes de impuestos, de 7,1 millones de euros de beneficio, frente a las perdidas de 83,2 millones del año anterior. Esta situación choca con la situación de años anteriores, ya que en 2010 tuvo que solicitar concurso de acreedores y en 2012 cerrar la edición impresa del diario Público. Pero especialmente es llamativa la situación de otros negocios, con sociedades que operan en decenas de países y con más de 150 cuentas y 250 millones de euros, de los que destaca que un 30% del total, 75 millones, están en paraísos fiscales.

Por volumen económico, el principal paraíso fiscal es Gibraltar, donde según los datos del diario del Grupo PRISA,  tenía depositados 33,2 millones de euros. En San Marino poseía otros 14,5 millones de euros y en Suiza casi 14 millones de francos suizos -unos 11,5 millones de euros al cambio-, a través de diez de cuentas diferentes. También en Liechtenstein mantetenía posiciones por 9,5 millones de euros, cinco millones en las  Islas Caimán y en Singapur varias cuentas con otros dos millones de euros. Parece que el negocio del fútbol en televisión es más rentable de lo que dicen algunos aunque el dinero vaya finalmente fuera de nuestras fronteras.