Menú Portada
El abogado pretende reconquistar a Ruth Martínez, pese a la negativa familiar

Jaime Martínez Bordiú puede perder a su familia

Septiembre 4, 2009

El escándalo en bandeja de plata. La familia de Franco puede sufrir una terrible desunión si finalmente Jaime Martínez Bordiú decide seguir con sus intenciones de reconquistar a Ruth Martinez, quien le denunció en los tribunales en un sinfín de ocasiones.

pq_848_jaimem.jpg

Ríos de sangre corrieron la mañana en la que Ruth Martínez y Jaime Martínez Bordiú decidieron seguir sus vidas por caminos separados. A pesar de que la decisión fue más que meditada, sus corazones todavía permanecían unidos en la distancia. Ahora, meses después de la polvareda mediática que levantó su adiós sentimental, Jaime está dispuesto a reconquistar a Ruth con el fin de reiniciar un romance que a punto estuvo de dar con sus huesos en la cárcel. Si sus pretensiones sentimentales llegan a buen puerto, Jaime puede poner en jaque mate la buena relación que mantiene en la actualidad con parte de esa familia que sigue viviendo de la buena fe española. Más de uno de los miembros de ese amargo clan amenaza sibilinamente con airear los trapos sucios de la cantante para intentar que, por fin, Martínez Bordiú evite más recaídas. A ella la acusan de ser la culpable de sus múltiples vaivenes con las drogas y de ese estado de perenne tristeza que le aturde casi diariamente.
 
No obstante, aún a sabiendas de que tendrá que dar explicaciones públicas de su nuevo intento por ennoviarse con Ruth, el empresario no duda de sus sentimientos. Está convencido de que su vida no es la misma desde que decidió alejarse de ella y va a luchar con todas sus fuerzas para volver a sentirle cerca. Eso sí, su objetivo puede transformarse en el camino, pues la Martínez parece no estar demasiado por la labor ahora que ha encontrado a un Príncipe Azul que le consiente y le hace viajar en yates de primera. Sin embargo, la catalana no duda en confesar a sus más íntimos que, a pesar de los pesares, sigue enamorada de ese hombre al que en más de una ocasión denunció, quién sabe si para conseguir minutos de una popularidad tan efímera como sus éxitos musicales.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)