Menú Portada
EXCLUSIVA
Es el gran protegido del burlesco escándalo político-policial junto a Carlos García Revenga, secretario de las infantas Elena y Cristina de Borbón

Jaime García Legaz, el gran valedor del Pequeño Nicolás, está casado con Rosa Díaz, asesora de Mariano Rajoy e hija a su vez de su secretaria de toda la vida, Rosa Fernández

Diciembre 21, 2014

La vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría ya ha llamado a capítulo a Moncloa al secretario de Estado de Comercio: “¿Qué tienes que ver con el tal Nicolás? –“Nada, nada, pero haz lo que consideres”, respondió Legaz; -No tengas ninguna duda, lo haré”, contestó Soraya
A la boda de García Legaz, celebrada en el año 2009 en la madrileña Basílica de San Francisco el Grande, acudió el viejo y el “nuevo PP”, desde Mariano Rajoy con su esposa, hasta Aznar con Ana Botella y los ex ministros Acebes y Ana Mato
Además la mujer de García Legaz, sin ser periodista, ha trabajado como responsable de Relaciones Institucionales (en ocasiones llamada jefa de relaciones externas) del periódico La Razón, el diario que dirige Francisco Marhuenda que fue a su vez director del gabinete de Mariano Rajoy


La burlesca historia de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, más conocido como el pequeño Nicolás, podría cobrarse pronto su primera víctima política. Se trata del todavía secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz. Un histórico en el área económica del PP, uno de los hombres fuertes de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), la cantera ideológica del partido conservador, quien a su vez ha desempeñado destacados puestos en el equipo económico del PP, ahora a las órdenes del ministro Luis de Guindos. Pero su situación actual esmuy comprometida por la amistad que le unía al joven impostor Francisco Nicolás, que fue detenido el pasado 14 de octubre acusado de estafa, falsedad documental y usurpación de funciones públicas

El gran protegido de este burlesco escándalo político-policial, junto también a Carlos García Revenga, secretario de las infantas Elena y Cristina de Borbón, está casado con Rosa Díaz Fernández, con la que tiene ya familia. Rosa Díaz es abogada (licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid) y fue asesora de Mariano Rajoy cuando éste era vicepresidente del Gobierno y como ministro para las Administraciones Públicas. Además, la madre de la novia, Rosa Fernández, es la secretaria personal de toda la vida del presidente popular.

El líder popular prefirió tras la derrota de las generales de 2008 una  secretaria que hablara varios idiomas y se manejara con la tecnología. Así cuenta el periodista Graciano Palomo en su libro “Rajoy, ese gran desconocido” como, tras la derrota en las generales de 2008, permitió que su actual jefe de gabinete, Jorge Moragasprescindiera de la secretaria personal que le había acompañado toda la vida, Rosa Fernández, para sustituirla por otra mucho más joven que hablara “idiomas”: Ketty Satrústegui, experta en redes sociales y en idiomas. Pero Rosa Fernández, la suegra de García Legaz, sigue al lado de Rajoy desde toda su vida política.

Además la mujer de García Legaz, sin ser periodista, ha trabajado como responsable de Relaciones Institucionales (en ocasiones llamada jefa de relaciones externas) del periódico La Razón, el diario que dirige Francisco Marhuenda, que fue a su vez director del gabinete de Mariano Rajoy, como ministro de Administraciones Públicas., Fue el 10 de mayo de 1996, cuando el PP ganó las elecciones generales, cuando el Consejo de Ministros lo nombró director del gabinete del ministro de Administraciones Públicas. Luego Marhuenda continuó en el mismo cargo junto a Rajoy cuando éste, en 1999, fue nombrado ministro de Educación y Cultura. Y además, cuando Rajoy fue nombrado ministro de la Presidencia, a Marhuenda se le situó, el 5 de mayo de 2000, como Director General de Relaciones con las Cortes

Pero hoy la situación y posición de García Legaz, a pesar de ser un protegido de varios medios de comunicación, es bastante crítica. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ya lo ha llamado a capítulo a Moncloa. En una conversación muy tensa le dijo al todavía secretario de Estado de Comercio:

– ¿Qué tienes que ver con el tal Nicolás?, le espetó.

– “Nada, nada, pero haz lo que consideres”, respondió Legaz.

– No tengas ninguna duda, lo haré, contestó Soraya.

La boda de García Legaz salió en las revistas del corazón en el año 2009

Fue la revista Semana quien sacó un extenso reportaje de la boda del diputado Jaime García Legaz que se celebró el sábado 24 de noviembre de 2009en la madrileña Basílica de San Francisco el Grande, el lugar religioso donde recientemente se ofició el funeral de Estado por la duquesa de Alba. La revista Semana publicaba múltiples fotos en sus páginas interiores de los dirigentes del viejo y “nuevo” Partido Popular, ilustres invitados; entre ellos, el ex presidente José María Aznar, junto a su mujer Ana Botella, o la de los ex ministros Ángel Acebes y Ana Mato, junto a Mariano Rajoy y su mujer, Elvira Fernández, que se ausentaron durante unas horas del Foro Abierto que los populares celebraban precisamente en Madrid ese fin de semana:

Él entonces diputado del PP por Murcia- donde nació- celebró una boda de alto copete. Ahora, tras ser el gran valedor del pequeño e impostor Francisco Nicolás, sigue trabajando en el Gabinete de Mariano Rajoy y codo con codo con su ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. Antes fue asesor –gracias a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES)– del Banco Mundial y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Se considera un “liberal convencido”, que cree firmemente en la internacionalización de la economía española, porque para él “el Mercado es el mundo”. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por CUNEF, donde ha ejercido como profesor como también en la Universidad CEU Murcia, en la Universidad Complutense de Madrid, en la Universidad Autónoma de Madrid, en el Executive MBA de la Universidad Pontificia de Comillas-ICADE, y como profesor del Master de Economía Internacional de la Universidad Europea de Madrid.

Gracias a él, el pequeño Nicolás entró en el CUNEF a mitad de curso por la puerta de atrás, sin currículo alguno –muy al contrario, con grandes desastres académicos-, y provocando un escándalo mayúsculo en este centro educativo de reputado prestigio, cuya cúpula directiva dimitió antes de que el escándalo saliera a la luz. Un centro educativo donde también hizo sus pinitos como “relaciones públicas” el yerno de Aznar, el comisionista Alejandro Agag.

Una biografía unida al poder

La biografía de Jaime García Legaz indica que comenzó su carrera profesional en 1989, en Cajamurcia. En 1990-1991 trabajó en el Servicio de Estudios del Banco de España. Se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales por CUNEF en 1991, dos años más tarde ingresó en el Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. Su primer destino en la Administración fue en la Dirección general del Tesoro del Ministerio de Economía y Hacienda en 1993. En ese centro directivo llega a alcanzar el puesto de subdirector general de Deuda Pública. Tras las elecciones de 1996, fue nombrado asesor en el Gabinete de Presidencia del Gobierno, junto a José María Aznar y tan sólo cuatro años más tarde fue nombrado ya Director del Gabinete del Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Baudilio Tomé Muguruza. En 2002 fue designado Director del Departamento de Bienestar y Educación del Gabinete del Presidente del Gobierno. En marzo de 2004 fue nombrado Director de Economía y Políticas Públicas de la Fundación FAES y un mes más tarde Director General del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid. Desde junio de 2007 es Secretario general de la Fundación FAES y miembro del Patronato de la Fundación. Fue elegido en 2008 Diputado por el PP a Cortes por la Región de Murcia. Y en diciembre de 2011 fue nombrado Secretario de Estado de Comercio, en el Ministerio de Economía y Competitividad, a las órdenes de Luis de Guindos.

Se da la coincidencia que Álvaro Ramírez de Haro y Aguirre, hijo de la presidenta del PP de Madrid Esperanza Aguirre, es también asesor del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. Precisamente, elhijo de la presidenta del PP de Madrid Esperanza Aguirre es a su vez gran amigo del pequeño Nicolás al que le ha abierto las puertas de la sede del PP en la calle Génova de Madrid para subir desde la primera planta, donde esta su madre al frente del PP de Madrid, hasta la quinta, donde está la sede nacional.

En este último periodo se hizo público su supuesta amistad con Francisco Nicolás Gómez Iglesias, quien ha afirmado en varios medios haber estado presente en reuniones de alto nivel con el secretario de Estado de Comercio.

Pese a que desde un principio, él negó haber mantenido una relación de amistad con Francisco Nicolás, el ex secretario de FAES conocía bien al joven al que podría haber ayudado en varias gestiones empresariales y con quien bromeaba a través de whatsapp, cuyos mensajes de amistad íntima publicó el diario El Mundo. 

Fuentes próximas al pequeño Nicolás, integrada por ilustres personajes como ex altos dirigentes del PSOE y miembros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), han alardeado recientemente en reuniones privadas que Francisco Nicolás Gómez Iglesias, ha cobrado de Telecinco para acudir al programa “Un Tiempo Nuevo” cerca de 300.000 euros por el paquete de actuaciones y con exclusividad. Y aunque hace sus pinitos públicos en televisión, Francisco Nicolás se ha acogió el pasado viernes a su derecho a no declarar ante el juez que le investiga por los presuntos delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de funciones al considerar su abogado que no han tenido acceso a toda la documentación.

El titular del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, no le ha impuesto de momento al joven ninguna medida cautelar. Pero puede haber sorpresas en los próximos días, ya que Jaime García-Legaz, que es uno de esos políticos que pasan por la vida pública, en teoría, con el trabajo bien hecho, puede tener sus días contados. 

Juan Luis Galiacho
@jlgaliacho