Menú Portada
Encabezó una candidatura única consensuada

Isidro Fainé, nuevo presidente de la CECA por mayoría

Abril 20, 2010

El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, ha sido elegido por unanimidad nuevo presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, tras la reunión del consejo de administración celebrada este martes.

pq_923_Isidre_Faine.jpg

Fainé, que ha encabezado una candidatura única consensuada por todas las cajas, sustituye a Juan Ramón Quintás, quien presentó su dimisión en el encuentro del máximo órgano de gobierno de la patronal de las cajas celebrado en Sevilla el pasado 17 de marzo.

El nuevo presidente de la CECA será ratificado hoy en la asamblea de la institución. Por su parte, el presidente de Ibercaja, Amado Franco, que fue el primero en postularse para relevar a Quintás, ha sido nombrado vicepresidente primero.

De esta forma, la comisión ejecutiva queda compuesta por el presidente Isidro Fainé, los vicepresidentes Amado Franco, Rodrigo Rato (Caja Madrid), Braulio Medel (Unicaja) y Modesto Crespo (CAM). El secretario es Carlos Egea (Caja Murcia) y se mantiene como director general José Antonio Olavarrieta.

Además el consejo de administración acordó nombrar por unanimidad a Juan Ramón Quintás, presidente de honor, y proponer a la asamblea general que le conceda la medalla al mérito en el ahorro.

Con motivo de la elección del nuevo presidente, la CECA subrayó que las cajas necesitan evolucionar y adaptarse a los nuevos escenarios económicos y financieros manteniendo sus vínculos territoriales y fundacionales, “pero sin perder de vista que el mercado financiero español es único”.

Las cajas españolas han constituido “una palanca esencial en el desarrollo económico de España”, fomentando el ahorro en todas sus modalidades y habiendo contribuido de forma muy importante en la mejora de la calidad de vida de los españoles en términos de renta, sanidad, educación y cultura, entre otras cuestiones, recalcó la CECA.

Con este objetivo de evolucionar, el consejo de la CECA adoptó varios acuerdos, como analizar las fórmulas que puedan existir para reforzar los recursos propios de las cajas, ya que éste es uno de los grandes retos a los que se enfrentan ante la próxima normativa de solvencia (Basilea III).

Asimismo la patronal acordó promover e impulsar un acuerdo de todo el sector público que facilite un marco normativo en el que las cajas puedan mejorar su función financiera, actuando con responsabilidad y cumpliendo con sus compromisos de colaborar en el desarrollo económico y social de su territorio.

La CECA agregó que seguirá cumpliendo su misión fundamental en el sector y evolucionará en función de los nuevos entornos en favor de la armonización, apoyo y defensa de los intereses de todas las cajas de ahorros, bajo criterios de eficiencia y solidaridad entre todas estas entidades “independientemente del tamaño de cada una de ellas”.