Menú Portada
La tonadillera podría ofrecer un concierto en el casino de Torrequebrada

Isabel Pantoja planea reencontrarse con Diego Gómez

Mayo 28, 2008

Isabel Pantoja prepara con ilusión su gira de conciertos estival. En la actualidad se ultiman los acuerdos entre la empresa de representación de la artista y el casino en el que trabaja su ex novio Diego Gómez.

pq_532_isabelpantoja.jpg

Es una de las artistas más completas y consolidadas de nuestro país. Su voz, su temperamento y sus canciones le han convertido, con el paso de los años, en la Voz de España. Isabel Pantoja se recupera poco a poco de su depresión. Tanto es así que incluso la maraña judicial en la que está envuelta parece todavía menos controvertida. Está contenta, irradia felicidad y templanza. Quizás por eso ha decidido que ni siquiera los conflictos de su hijo con los periodistas van a provocarle incontrolables quebraderos de cabeza. Eso sí, a su hijo le advierte y aconseja en cada ocasión. Con él mantiene una relación de confidencias y secretos que, a veces, se difumina por el entorno intoxicador que rodea al grandullón de Kiko. Pero, lo más importante, es que Isabelita vuelve a sonreír. Vuelve a creer en ella. Vuelve a confiar en la justicia. Vuelve a quererse.
 
No es de extrañar, pues a pesar de los comentarios de los maledicientes que acusan a Pantoja de mercadear insistentemente con su vida privada, lo cierto es que triunfa sobre los escenarios. Sus últimas actuaciones en Oviedo estuvieron acompañadas de un éxito tremendamente destacable. En la actualidad ya tiene cerca de quince conciertos de verano cerrados en su agenda y las negociaciones todavía continúan abiertas. Isabel Pantoja se adrentará en los rincones de una España que espera ser conquistada por su voz. Tanto es así que en la actualidad se ultima, a marchas forzadas, una gala veraniega en el Casino de Torrequebrada, propiedad de un Diego Gómez que siempre se ha mantenido al margen de dimes y diretes. Dará que hablar, sobre todo porque, en caso de llegar a un acuerdo, esta actuación servirá para reecontrarse después de muchos años y para afianzar una amistad que intenta superar los obstáculos de la cotidianeidad. Quién sabe.
 
Por Saúl Ortiz