Menú Portada
La cantante denunciará a todos aquellos que especulen sobre su identidad sexual

Isabel Pantoja ´pasapalabra´ cuando se le pregunta por Julián Muñoz

Septiembre 29, 2009

La cantante prefiere no pronunciarse sobre la reciente puesta en libertad de Julián Muñoz, otrora alcalde de Marbella. Isabel está centrada en que sus conciertos de México discurran como estaba previsto.

pq__Pantoja211.jpg

No cabe duda de que siempre está en boca de todos. Las informaciones acerca de una supuesta relación que podría mantener con el cantante Miguel Poveda la pusieron en la picota informativa, justo coincidiendo con el veinticinco aniversario de la muerte de Paquirri, el que fuera su marido y el gran amor de su vida. Isabel Pantoja puso tierra de por medio para evitar reencontrarse con la prensa en un día tan señalado. Por eso negoció a contracorriente una ristra de conciertos en México con los que está saliendo por la puerta grande. Allí pasa los días entregada a su público y preocupada por otros asuntos poco o nada relacionados con la prensa rosa. No se puede esconder que Isabelita lo pasó mal al recordar a Paco en tan dramática fecha, pero es cierto aquello de que el tiempo cura las heridas. Aún así, todavía derrama lágrimas de impotencia cuando recuerda lo que ocurrió aquella tarde en Pozoblanco. A pesar de la lejanía, Pantoja nunca deja nada al azar. La abogada Graciela Otondo, que la representa desde hace años en temática legal, revisa con pasión todos los comentarios que los colaboradores y personajes realizan todos los días. Es el caso del lenguaraz Luis Lara, con el que Paquirri mantuvo una sincera amistad. El caballero, que acudió como invitado al ‘Sálvame Deluxe’ de Telecinco, aseveró que la tonadillera había mantenido una relación extra matrimonial con una mujer de su más cercano círculo. Unas explosivas declaraciones que acabarán en los tribunales, pues Isabel nunca consentirá que se especule con una sexualidad siempre puesta en entredicho. No es la primera vez que la cantante denuncia a quienes hablan de una tendencia sexual que, si bien no implica nada delictivo, sí se le atribuye con el fin de causarle un quebradero de cabeza. Resulta patético que en estos tiempos todavía haya que etiquetarse.
 
No sólo de Paquirri viven las polémicas que azotan a Isabel. La reciente puesta en libertad de Julián Muñoz, otrora alcalde de Marbella, ha puesto sobre la mesa un sinfín de preguntas sobre la relación que Muñoz mantiene en la actualidad con Pantoja. Su salida del centro penitenciario en el que se encontraba interno en tercer grado no va a cambiar nada. Ella, allende los mares, prefiere no pronunciarse sobre tan rocambolesca información, a sabiendas de que sus palabras siempre serán tergiversadas. Hace oídos sordos. Ahora es el turno de una Maite Zaldivar con ganas de volver a un plató de televisión para largar sobre lo divino y humano. Lo que debería hacer es desvelar, públicamente, el motivo por el que lo suyo con Fernando nunca puede funcionar. Arriquitaun.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)