Menú Portada
Se reanuda con gran expectación el juicio por el continuado blanqueo de capitales durante el gilismo

Isabel Pantoja afronta con serenidad el sentarse de nuevo en el banquillo, mientras crece la intranquilidad judicial para Julián Muñoz y Maite Zaldivar

Septiembre 30, 2012
pq_927_isabel-pantoja-policia.jpg

Hoy, lunes día 1 de octubre, se reanuda en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga, con gran expectación, el juicio por un presunto y continuado blanqueo de capitales durante la época del gilismo en Marbella. Isabel Pantoja se enfrenta a una petición fiscal de tres años y medio de prisión y una multa de 3,6 millones de euros comocoparticipeperfectamente conocedora del origen ilícito“, de los fondos y bienes que recibía de su entonces compañero sentimental Julián Muñoz. Al ex regidor marbellí se le pide siete años y medio de cárcel y siete de inhabilitación por blanqueo de capitales continuado y cohecho pasivo y multas por un total de 7.466.000 euros. Por su parte, a Maite Zaldívar, la tercera en discordia, se le acusa, al igual que a Isabel Pantoja, de blanqueo de capitales y se le pide la misma pena que a la cantante y una multa de 2,6 millones de euros.

Durante el mes de junio de 2012, como informó Extraconfidencial.com, se celebraron ya dos sesiones de este mediático juicio en las que se debatieron las cuestiones previas, que se interrumpieron para que las diferentes partes encausadas -además de los tres conocidos imputados hay otras siete personas más-, analizaran otros once tomos más, en total unos 2.700 folios compuestos de nueve legajos y diversas piezas de convicción del denominado caso Malaya, procedentes del Juzgado de Instrucción nº 5 de Marbella y que no habían sido analizadas con anterioridad por los letrados.

Julián Muñoz cambia de abogado

Aunque la fiscal del caso, María del Mar López, también presentó al inicio del juicio nuevas pruebas, entre ellas numerosa documental del caso Malaya, así como informes policiales o la sentencia del caso Minutas en la que Muñoz y José María del Nido, su abogado y todavía presidente del quipo de fútbol del Sevilla, están condenados a siete años y medio de prisión, todo indica que estas nuevas pruebas de la Fiscalía no serán admitas por la Sala, ya que ni siquiera se ha dado parte de ellas a las defensas para que las estudien.

Hoy lunes, y mañana martes día 2, se retomará el juicio, y de nuevo con las cuestiones previas que quieran plantear las partes personadas, entre ellas la más beligerante es la de Julián Muñoz, cuya defensa ahora es ejercida por el letrado Miguel Criado, ya que el jurista Javier Saavedra ha dejado de serlo al negarse la Audiencia provincial de Málaga a seguir pagando la iguala que cobraba de 5.000 euros al mes procedentes del dinero legal que todavía recibe Muñoz. 

Artimañas legales de los imputados

Cuando la exposición de las cuestiones previas termine, el tribunal tendrá que pronunciarse o bien de palabra el mismo día o bien por auto si decide suspender el juicio o remitirlo de nuevo al juzgado de instrucción para que se practiquen nuevas pruebas, como insiste la defensa de Muñoz, o si hubiera alguna prueba que deba estudiarse más exhaustivamente. Pero todo indica que el juicio ya comenzará definitivamente el próximo día 11 de octubre con las declaraciones de los acusados y testigos. A partir de entonces tendrán que ir pasando por el atril del juzgado en cascada e intermitentemente hasta el mes de abril de 2013, última fecha señalada por ahora.

La tonadillera Isabel Pantoja afronta el regreso al banquillo de los acusados con relativa tranquilidad, según fuentes próximas a ella. Sus abogados han completado su informe de defensa y no ha habido ningún cambio sustancial en él, ya que de los once tomos analizados, solo cuatro hacen referencia directa a la cantante. Uno es relativo a la compra venta de Guadalpín, otro a las distintas facturaciones de sus galas tanto en el extranjero (Estados Unidos), como en España; otro se refiera a la famosa agenda de Muñoz y documentos intervenidos en el chalé de “La Pera”, durante el famoso registro de julio de 2006. Y otro a los documentos privados sustraídos al ex alcalde de Marbella, y que investigo la UDYCO, que hacen referencia a los diferentes pagos y contabilidad domestica de ambos; entre ellos, los abonos mensuales de Isabel Pantoja hacía al propio Muñoz como trabajador contratado de su empresa Pantomar durante al menos dos meses. No obstante, los abogados de Pantoja no han modificado -salvo en apenas unas líneas-, su escrito de defensa y mantiene su línea de actuación. Tanto que el mismo perito contratado que analizó todo los documentos anteriores ha determinado que estos nuevos tomos y bridas “no modifican ni alteran lo ya trabajado”.

Documentos que cantan

Por su parte, la intranquilidad es la nota predominante en la defensa de Julián Muñoz, que recela -y mucho-, de los documentos sustraídos al ex regidor con información personal, y que ha solicitado se excluyan del procedimiento. Entre ellos, los documentos que fueron enviados mediante un anónimo al juez de instrucción, Miguel Ángel Torres, y que en una diligencia fechada el 17 de marzo de 2007 indicaba haber recibido en “un sobre sin remitente conteniendo diversa documentación relativa a pagos y otros conceptos” de Isabel Pantoja y Julián Muñoz, documentos que fueron remitidos a la UDYCO para su análisis e investigación. También solicita que se aporte la denuncia presentada por Muñoz en la que ponía en conocimiento del juez el robo de estos documentos.

Sin embargo, algunas de las peticiones del abogado de Muñoz ya han sido desestimadas por la Sala mediante auto, como la práctica de una pericial caligráfica de algunas páginas de la agenda personal intervenida al ex edil, así como de otros folios con notas manuscritas por él. También, el letrado Miguel Criado solicita que se excluya de la causa la famosa la carpeta naranja intervenida en el registro del trastero del  cabecilla del caso ´Malaya´, Juan Antonio Roca, en la que con letra del propio Roca aparece la anotación “JM-IP-MZ” y “Hotel Guadalpín”, en referencia a los célebres apartamentos que disfrutaron tanto Isabel Pantoja como Maite Zaldívar en dicho hotel durante el año 2003. Precisamente sobre la persona de la ex mujer de Muñoz planea la investigación sobre una presunta evasión de capitales en paraísos fiscales, como Gibraltar, lo que hace aún más difícil su defensa.

Julián Muñoz, de banquillo en banquillo

El letrado de Muñoz pide que queden excluidas del proceso en total seis piezas de convicción y bridas, así como que se tome declaración a Juan Antonio Roca sobre los gastos de unos dos millones de pesetas en el año 1998 en una cacería en El Arenal (Ávila), y sobre las “gratificaciones” supuestamente recibidas por el ex regidor de la sociedad Planeamientos 2000, de la que Roca fue gerente, o que el Ayuntamiento de Marbella certifique todos los emolumentos recibidos por Muñoz de la sociedad municipal Eventos 2000. El Ayuntamiento de Marbella ya ha notificado, a través del departamento de Asuntos Judiciales, que desde 2007 ha gestionado ya más de 40.000 expedientes de información dirigidos a los tribunales de Justicia, de los cuales el caso Malaya ha generado 1.700 expedientes de información. Pero todo indica que muchas de las peticiones del abogado de Muñoz serán rechazadas de plano por la sala de la Sección Segunda de la Audiencia provincial de Málaga

El horizonte judicial del ex regidor marbellí es de color muy oscuro, porque una vez acabado el caso Malaya, ya visto para sentencia, Muñoz aguarda la condena de siete años y medio en el caso Minutas -pena idéntica a la que ahora se le pide por su presunta participación en esta pieza separada de blanqueo de capitales-, y le espera ya en la Audiencia Nacional el caso Saqueo II, por el que también está imputado. Hace unos días, el portavoz del equipo de gobierno municipal de Marbella, Félix Romero, recordaba que Muñoz pasó por distintos cargos a lo largo de una etapa muy amplia, en la cual el anterior equipo de gobierno se caracterizó por “fórmulas de cobro dispares…unas veces ganaba una cosa y otras veces otra, unas veces de una forma y otras veces de otra”. Y de esta forma tan dudosa y dispar pagaba o gratificaba a sus dos mujeres: Isabel Pantoja y Maite Zaldívar, a quienes ahora la justicia deberá exculpar o condenar como “`perfectamente conocedoras” de la ilegalidad de ese dinero.

Juan Luis Galiacho
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com