Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

Irene Montero, portavoz de Podemos, vuelve a hacer el ridículo en Twitter y demostrar su ignorancia en temas económicos al comparar el valor de las empresas del IBEX (variable de stock), con el PIB (variable de flujo)

Febrero 27, 2017
Irene Montero

“Desde los 16 años participa en diferentes movimientos populares. Aprendiz de la lucha por el derecho a la vivienda”. Estas frases podrían estar como méritos en el currículum de algún miembro de una Asociación vecinal o de alguna plataforma antidesahucios. Pero no, aparece en el resumen de trayectoria de toda una diputada en la página web del Congreso. Y no de una parlamentaria cualquiera: en el de Irene María Montero Gil, la actual portavoz de Podemos en la Cámara Baja.

La licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y estudiante de doctorado, ya ha sido criticada en numerosas ocasiones por sus meteduras de pata en declaraciones en medios de Comunicación o Redes Sociales. Ahora, cuando hasta desde su propia formación cuestionan sus méritos para ser la portavoz del tercer partido de España, parece tener prisa para mostrar su valía, aunque el resultado es el contrario. La, hasta ahora, última ocurrencia ha sido comparar el valor de las empresas del IBEX 35, el índice bursátil en el que cotizan las 35 empresas más grandes de España, con el empleo que genera. Todo un ejercicio de demagogia, pero también de ignorancia.

Tuit Irene Montero

 Confundir una variable de stock con una de flujo

No hace falta ni ser licenciado en Económicas o Administración y Dirección de Empresas para cometer un error de tan gran magnitud. Tan sólo es necesario tener unos conocimientos mínimos o, simplemente, informarse. En su tuit, Irene Montero afirma: “IBEX 35: valor igual al 50% PIB, pero sólo dan un empleo al 7,35% de trabajadores ocupados”; es decir, compara una variable de stock, la capitalización o valor en Bolsa de las empresas del IBEX, con otra de flujo, el Producto Interior Bruto o PIB, que se calcula cada año. Diferenciarlas es fácil. Si se relacionan con instantes, se trata de un stock, mientras que, si se relacionan con períodos, se trata de un flujo. El resultado, es que no se pueden comparar, salvo que se quiera hacer un ejercicio de populismo como el que ha realizado Irene Montero.

Si se desea hacer bien, compararíamos dos variables de flujo: por ejemplo, los beneficios de las empresas del IBEX en un año en relación al PIB, con el empleo que generan. En este caso, las ganancias en 2016, a falta de las últimas presentaciones, se estiman que supondrán 3,1% del PIB de España y, según los datos de Irene Montero, crean un 7,35% del empleo ¡Más del doble! Todo ello sin tener en cuenta que las empresas del IBEX crean miles de empleos fuera de nuestras fronteras. Pero la verdad no interesa, especialmente si con la misma se destroza un discurso populista. Lo peor es que quedan más de tres años de Legislatura.