Menú Portada
Amor de otoño

Intentan “bombardear” la relación Piqué-Shakira

Febrero 8, 2011

Insisten en que no sería extraño que Piqué decidiera finalmente mudarse al impresionante casoplón que la cantante ha alquilado al polifacético David Meca, puesto en la picota televisiva por arte de birlibirloque. El nadador prefiere pasar palabra cuando se le pregunta por las leoninas cláusulas del contrato de arrendamiento que, al parecer, firmaron ya hace algunos meses.

pq_924_pique.jpg

Forman una de las parejas más explosivas del mundo del corazón. Shakira y Piqué están en boca de todos. Hace algunos días el propio jugador del Barcelona CF publicaba en su cuenta personal de Twitter una fotografía en la que aparecía muy bien acompañado por la cantante. Me cuentan, sin embargo, que los más cercanos al futbolista han puesto el grito en el cielo ante una relación que consideran puede afectar indiscriminadamente a su credibilidad como deportista. Mal piensan que la colombiana puede convertir a una auténtica revelación del deporte estrella en un personaje más de la prensa del colorín.
 
No andan desencaminados, pues en los últimos tiempos es habitual es asedio de los reporteros asfálticos al celebérrimo jugador. De hecho, en alguna ocasión sus escuetas respuestas han valido para especular en esto que algunos ya llaman el “waka romance” del año. Mucho ha llovido desde que Shakira y Antonio de la Rúa decidieran escribir el punto y final a su azaroso idilio. Desde aquel entonces, se especula sobre la fecha de inicio de la relación. No se sabe, sobre todo porque hace ya mucho tiempo que la periodista Joana Morillas anunciara a bombo y platillo en Extrarosa.com que esta historia empezaba a desperezarse. Fue ella la que hizo diana mediática, a pesar de que otros se quieran, ahora, apuntar el tanto.
 
Insisten en que no sería extraño que Piqué decidiera finalmente mudarse al impresionante casoplón que la cantante ha alquilado al polifacético David Meca, puesto en la picota televisiva por arte de birlibirloque. El nadador prefiere pasar palabra cuando se le pregunta por las leoninas cláusulas del contrato de arrendamiento que, al parecer, firmaron ya hace algunos meses. Eso sí, fuentes cercanas a la familia del Gerard aseguran a este periódico que aunque la relación entre ellos es más que idílica, no sería extraño que su romance no se alargara excesivamente en el tiempo. Cosas veredes. Hay veces que las apariencias engañan. Será casualidad…
 
Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com