Menú Portada
Revisión de precios de la electricidad

Industria limitará al 25% el descuento en la factura para el bono social

Marzo 17, 2014
pq_940_Jose-Manuel-Soria.jpg

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo fijará en el 25% el descuento en el recibio de la luz del que pueden beneficiarse los consumidores vulnerables, según consta en el borrador de real decreto remitido al Consejo de Estado con el nuevo mecanismo de revisión de precios de la electricidad, al que ha tenido acceso Europa Press.

El bono social consiste en la actualidad en la congelación de la tarifa eléctrica en niveles de 2009, con lo que las subidas de luz se convierten en un ahorro relativo para sus beneficiarios. El descuento actual ya supera el 25% y habría ido en aumento si se produjesen nuevas subidas.

En el artículo 16 del borrador de real decreto, Industria indica que los consumidores vulnerables pagarán una “tarifa de último recurso” que consistirá en el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) menos un 25%.

El nuevo bono social será precisamente la diferencia entre la facturación del PVPC y esta tarifa de último recurso, señala Industria, que también precisa que el porcentaje del 25% podrá modificarse previo acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno.

El bono social de la luz creado en 2009 para proteger a determinados colectivos vulnerables contaba a finales del año pasado con cerca de 2,5 millones de beneficiarios, según se aprecia en el informe de enero sobre indicadores eléctricos elaborado por la CNMC.

Las familias numerosas, las familias con todos los miembros en paro, los consumidores con tarifa social y las pensiones mínimas pueden disfrutar de esta ayuda. La nueva Ley del Sector Eléctrico (LSE) añade a estos requisitos otro condicionado a la renta.

Descuentos actuales

El informe de la CNMC indica que, con precios de septiembre de 2013, la rebaja es del 25,6%, ya que los usuarios con tarifa pagan 18 céntimos por kilovatio hora (kWh) y los beneficiarios del bono social, 13,4 céntimos.

Este descuento es en realidad mayor en la actualidad, ya que desde septiembre del año pasado se han producido dos subidas del recibo eléctrico, una del 3,1% en octubre y otra del 2,3% en enero, cuando el Gobierno, tras suspender la subasta eléctrica de diciembre, elevó un 0,9% la parte regulada de los peajes y un 1,4% la referida al coste de la energía.