Menú Portada
Ante su inmediata declaración el próximo día 25 en la Operación Babel

Iñaki Urdangarín no responderá a todas las preguntas del juez Castro y los fiscales

Febrero 15, 2012

Los despachos de abogados que asesoran su defensa han aconsejado al duque de Palma que no conteste sobre pruebas que puedan ser luego declaradas nulas

Se trata de no validar con la declaración del duque de Palma registros, declaraciones policiales, escuchas e mails que pudieran anularse  y que son la base principal de la investigación


Iñaki Urdangarín no responderá a todas las preguntas que le hagan tanto el juez José Castro ni los fiscales anticorrupción en el marco de su declaración en la Operación Babel, según la línea de defensa que a día de hoy tiene establecida. Los despachos de abogados que le asesoran han aconsejado al duque de Palma que no conteste a aquellas preguntas que pudieran ser susceptibles o provengan de pruebas judiciales que en su día puedan ser declaradas nulas. Se trata de no validar con la declaración del yerno del Rey de España una serie de pruebas que puedan proceder de registros, declaraciones ante la policía, escuchas, e mails, etc… y sobre las cuales se pueda solicitar en un futuro su nulidad jurídica.

Aunque inicialmente el abogado y portavoz de Urdangarín, Mario Pascual Vives, había anunciado a bombo y platillo que Urdangarín declararía sin tapujos ante el juez Castro, poco a poco la línea de defensa va cambiando, a pesar de que Pascual Vives ha asumido toda la responsabilidad procesal de Urdangarín, lo que ha originado un gran malestar en el entorno mas cercano al marido de la infanta Cristina, referido tanto a la Casa del Rey – que no está de acuerdo en como se están llevando muchos asuntos-  e , incluso, en la propia Compañía Telefonica de España, que es la que paga actualmente la estancia de Urdangarín y su familia en Washington. Desde la multinacional española, su propio presidente César Alierta no ve con buenos ojos que sea sólo Mario Pascual Vives quien lleve personalmente la defensa de Urdangarín y que apenas se deje asesorar por catedráticos y despachos influyentes de abogados de Madrid, como el de Horacio Oliva, que fue la persona que defendió a César Alierta en su juicio por el caso Tabacalera., del que salió absuelto en el verano de 2009. La Audiencia Provincial de Madrid absolvió al presidente de Telefónica César Alierta y a su sobrino Luis Placer de las acusaciones de uso de información privilegiada debido a la prescripción del delito, aunque dijo que la conducta de los querellados en la compra de acciones de Tabacalera en 1997 habría correspondido al concepto de “uso de información privilegiada”.

La declaración del yerno del rey de España en la pieza separada del caso Palma Arena se celebrará el próximo día 25 de febrero en Palma de Mallorca y no será finalmente grabada, muy al contrario de lo que ha sucedido con los otros imputados. Aunque inicialmente la defensa de Urdangarín sí estudió esta posibilidad e, incluso, la había aceptado como buena, la sólo posibilidad de una filtración de esas imágenes y que se en todos los telediarios a Urdangarín sentado ante el Tribunal (el juez de frente y los fiscales en un lateral, con los abogados de los otros imputados a su espalda), echó por tierra la primera idea de que fuera grabada ante la posibilidad de denunciar al juez Castro ante el Consejo General del Poder judicial por un posible abuso en el interrogatorio.

Quienes conocen al juez Castro, que entiende esta causa, afirman que una persona muy metódica y meticulosa en sus interrogatorios, que suele llevar personalmente y que a veces es demasiado duro con los imputados en sus gestos y tono de voz. Eso era precisamente lo que se intentaba depurar con la grabación de la declaración. Ahora ni sus gestos ni su tono se verán recogidos, ya que simplemente se transcribirá la declaración de Urdangarín.

Fuentes jurídicas han confirmado a extraconfidencial.com, que se ha recomendado desde la zona noble al juez Castro un tratamiento exquisito en el interrogatorio a Iñaki Urdangarín. Todo indica que las presiones de una parte de la judicatura están haciendo mella en el magistrado que ahora analiza con más detenimiento aun cada paso que da o frase que pronuncia, a pesar de ser una persona con demasiados impulsos.

También todo indica que finalmente Iñaki Urdangarín hará andando el tramo que une donde aparcan normalmente los coches hasta la puerta trasera del juzgado y que no lo realizará en su coche, a pesar de que tanto desde la Jefatura Provincial de Policía de Mallorca como por parte del juez decano de dichos juzgados se veía con buenos ojos que Urdangarín no fuera caminando ni un sólo metro y que todo lo hiciera en coche para así no ser grabado por las cámaras. Pero parece que el echo de que sólo los detenidos pasen en vehiculo hasta la puerta del juzgado ha tirado para atrás esta posibilidad, ya que entonces se compararía a Urdangarín con un delincuente ya de entrada.

Lo que sí es notable es el nerviosismo como nota predominante en el entorno de Urdangarín y hasta en su propia persona, al no saber muy bien por donde saldrán los fiscales anticorrupción ni el juez Castro. Y máxime contando con una línea de defensa que todavía no se atisba por donde pretende ir. Precisamente, en los últimos interrogatorios el abogado de Urdangarín, Mario Pascual Vives, apenas ha intervenido, dejando que los demás hablaran sin introducir casi preguntas. Este abogado catalán ha asumido personalmente  toda la línea de defensa y parece que será así al menos hasta la próxima declaración de Urdangarín, que todo indica, al menos a día de hoy, que será una especie de mix: que sí contesto, que no contesto, que no se nada…

Juan Luis Galiacho