Menú Portada
El portero del Real Madrid regenta una discoteca en un municipio madrileño

Iker Casillas: del negocio inmobiliario a la hostelería

Enero 14, 2008

El nuevo icono del club blanco es el máximo accionista de la mercantil IKERCA S.L., constituida con sus padres
 
Del objeto inicial de explotación de derechos de imagen se amplió a la “promoción y construcción de inmuebles y la explotación de toda clase de terrenos”


Iker Casillas, al que muchos consideran el mejor portero del mundo, se ha convertido en el nuevo icono del Real Madrid, por encima incluso del intocable en la casa blanca, Raúl González. Y el guardameta ha optado por seguir la estela de su capitán, esta vez en los negocios. Es como si fútbol y ladrillo fueran de la mano. Sanchís, Butragueño, Michel y Michel Salgado decidieron en su día invertir sus millonarios salarios en los negocios inmobiliarios. E Iker no iba a ser menos. El cancerbero blanco fue la última renovación que hizo Florentino Pérez antes de abandonar la presidencia del Real Madrid en 2005. El portero de Móstoles renovó hasta el 30 de junio de 2011, fecha en la que tendrá 30 años. La actual directiva tiene sobre la mesa la idea de hacerle una nueva renovación ante las múltiples ofertas que le llegan de Italia e Inglaterra.

Confidencias de vestuario

Ramón Calderón, el presidente, ha fijado la cláusula de rescisión en 60 millones de euros y el jugador cobra brutos al año 10 millones de euros, lo mismo que el holandés Arjen Robben. Sólo Raúl González, que cobra 12 millones de euros anuales, está por encima del portero en cuanto a remuneración. En estas cantidades no entran los premios pactados para toda la plantilla por títulos. Pero a Iker y a Raúl González les une algo más que su amor por la camiseta blanca. Si el capitán del Real Madrid comparte sus sociedades con su madre –sorprendentemente no con su mujer-, Iker Casillas opto por la misma decisión empresarial.
El 21 de septiembre de 2000, Iker Casillas Fernández constituía la mercantil IKERCA S.L. que, con un capital social de 3.010 euros, tenía por objeto, por un lado, “la coordinación y explotación de derechos de imagen, en publicación y trasmisión de los mismos”, y, por otro lado, la compraventa de inmuebles y su explotación mediante el arrendamiento o cualquier otra forma”. Junto a él, sus padres, José Luis Casillas-Casillas, y su madre, María del Carmen Fernández González, todos con el mismo domicilio social: un chalet en la madrileña localidad de Boadilla del Monte. El portero adquiría en ese acto de constitución un total de 1.806 acciones, mientras que sus progenitores se hacían con 602 participaciones cada uno.

Reflejos para los negocios

El negocio del ladrillo se encontraba en pleno apogeo, como la proyección del propio Iker en el Real Madrid. En algo había que invertir tantos millones de euros. Así, el 17 de noviembre de 2005, Iker, como administrador único de IKESAR S.L., procede a una ampliación del objeto social para la “promoción y construcción de inmuebles”. A más: “La adquisición, explotación y enajenación, por cuenta propia o ajena, de toda clase de terrenos, su urbanización y parcelación, la promoción y construcción de edificios y viviendas de toda clase…” En fin, todo lo relacionado con el mundo del ladrillo. Más allá que sus compañeros de vestuario.
El caso es que Iker Casillas, con los mismos reflejos con los que sorprende a propios y extraños en la portería del Real Madrid, se ha pasado al negocio de la hostelería y regenta, al margen de las propiedades que ostenta, una llamativa discoteca en el municipio madrileño que le vio nacer, Móstoles. Pero esta es otra historia que mañana ampliaremos.