Menú Portada
Destaca la gastronomía como elemento de dinamización económica

Ignacio González visita DiverXo, el restaurante de David Muñoz, nuevo tres estrellas Michelín

Noviembre 27, 2013
pq_939_diverxo.jpg

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado este martes que restaurantes como DiverXO, el único de la región que cuenta con tres estrellas Michelin, son “un activo fundamental para una región y una ciudad que quiere ser moderna, competitiva y estar a la altura de las grandes regiones y ciudades del mundo”.

Así se ha manifestado González en una visita al restaurante DiverXO, acompañado por el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, y la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, para felicitar en nombre de todos los madrileños al cocinero David Muñoz por haber conseguido la pasada semana la prestigiosa triple estrella Michelin.

González ha destacado también que la gastronomía es un elemento de dinamización económica fundamental, siendo uno de los puntos destacados en el turismo, y ha recordado que la región cuenta con 13 restaurantes con alguna estrella Michelin, lo que la sitúa “a la cabeza de las grandes ciudades en donde la gastronomía es un referente”.

Asimismo, González ha subrayado que de esos 13 restaurantes con alguna estrella Michelin, 7 de ellos son de cocineros con menos de 40 años, lo que pone de manifiesto la “gran creatividad que tiene la gente joven en España para hacer la mejor cocina del mundo y ser referentes a nivel internacional”.

El presidente madrileño ha dicho que ya que España es una “potencia” en este ámbito, hay “que cuidar, que impulsar y que ayudar” a este tipo de restaurantes que “no tienen entre sus objetivos prioritarios la rentabilidad económica sino que por encima de eso está la creación y la aportación a la gastronomía”.

“Todos tenemos que echar una mano para conseguir que la gastronomía y este tipo de restaurantes sigan siendo uno de los atractivos de Madrid”, ha agregado, para ofrecerle a continuación “toda la colaboración” que pueda prestarle.

Finalmente, le ha deseado suerte en su próximo reto a corto plazo, que es la apertura de un restaurante StreetXO en Londres, y “muchísimo éxito en exportar su ingenio y su talento a otras partes del mundo” y, a través de eso, ayudar a llevar la marca de Madrid y de España fuera.

“Es un orgullo para todos los madrileños contar con un creador como David, que con su juventud ha conseguido llegar a los más alto del reconocimiento gastronómico a nivel mundial”, ha declarado González, al tiempo que ha recordado que a los 19 años fue Premio Nacional de Gastronomía y a los 20 obtuvo la primera estrella Michelin.

“Estamos ante un genio que ha hecho de la cocina no solamente un modo de vida sino una manera de crear algo que es extraordinario”, ha sentenciado.

Por su parte, David Muñoz, de 33 años, que estudió en la Escuela de Hostelería de Torrejón de Ardoz, ha dicho que además de la nueva apertura de StreetXO en Londres a corto plazo prevé buscar un espacio para mover DiverXO “para dejarlo en Madrid” y no llevárselo fuera.

A su juicio, la concesión de esta triple estrella Michelin ha sido “casi un hito por cómo está concebido el restaurante, con muy pocos medios, y encarna unos valores sociales que además de reales son idílicos: gente muy joven persiguiendo un sueño”.

Tras abrir un primer restaurante en 2007, Muñoz abrió el actual DiverXO en 2009. El restaurante tiene capacidad para entre 32 y 34 cubiertos y actualmente están cogiendo reservas en fin de semana para el verano del año que viene.

Según Muñoz, “más allá de valoraciones subjetivas de si es mejor o peor, DiverXO es una experiencia absolutamente única y lo que pasa en DiverXO solo pasa en DiverXO, con lo cual merece el viaje seguro”, tal y como indica la triple estrella Michelin.

Además, ha asegurado que con un precio de 95 euros con IVA el menú más corto y 145 euros el más largo, “es lo más barato que hay en cuanto a experiencia en Madrid y en España”, y ha explicado que casi treinta personas trabajan para hacer treinta cubiertos y que el tiempo de cada comida va de dos horas y media a cuatro horas y media, con gente constantemente alrededor sirviendo al comensal de forma personalizada.

Muñoz ha adelantado que tras abrir un StreetXO en Londres, tiene previsto continuar su expansión internacional hacia Nueva York y Singapur, con un establecimiento por año, pero DiverXO “solamente habrá uno en el mundo” y será donde él esté.