Menú Portada
Se darán 115 pisos a familias a las que les subasten sus viviendas, que estén en situación de paro y víctimas de violencia de género

Ignacio González entrega las llaves del primer piso para desahuciados

Junio 5, 2013
pq_933_gonzalez_llaves1.jpg

Frente a los problemas reales, soluciones. Esta parece ser la máxima de la Comunidad de Madrid que preside Ignacio González que día tras día se enfrenta a ataques que rozan la demagogía. Si la pasada semana se centraban en ir en contra del mayor proyecto de inversión y empleo de los últimos años como es Eurovegas, y la petición de una adaptación puntual de la Ley antitabaco, esta semana toca la renovación de la concesión del campo de Golf situado en las instalaciones del Canal de Isabel II. De nuevo el PSOE y el diario El País “no dan bola” pero es más, siguen buscando dónde no hay noticia, mientras que la Comunidad de Madrid continúa trabajando en solventar problemas que verdaderamente preocupan a la ciudadanía, como son los desahuciós.

El presidente regional, Ignacio González, ha entregado la primera de 115 viviendas que la Comunidad dará esta semana a personas desahuciadas, familias en paro y a víctimas de violencia de género, entre otras personas en situación de especial necesidad. González ha dado las llaves de un piso en Carabanchel a una familia desahuciada, en paro y con hijos, ya que del total de 115 viviendas, 29 se cederán a personas que han vivido un desahucio.

Con esta medida, el Gobierno regional continúa ayudando a estos colectivos especialmente vulnerables a rehacer su vida, por lo que en muchos casos la entrega de la vivienda se acompañará de un seguimiento social para facilitarles su integración en la sociedad. Estas 115 viviendas permitirán iniciar una nueva vida a 450 personas, de las que la mitad son menores de 15 años, que proceden de 23 países distintos.

Se trata de pisos situados en diferentes municipios de la región y adquiridos en el mercado de vivienda libre. La renta mensual oscila desde los 65 hasta los 135 euros, para una vivienda de dos dormitorios, a los 200 euros para una de cuatro dormitorios. Además, en todos los casos se aplica una bonificación del 35% durante los primeros cinco años. También se contemplan descuentos de entre el 20 y el 30% a las familias numerosas.

En el acto, el presidente ha explicado que el perfil de las familias que hasta ahora demandaban una vivienda del cupo de especial necesidad ha sufrido un cambio importante como consecuencia de la crisis. “Nos encontramos con personas que han perdido sus empleos y que han reducido drásticamente sus ingresos familiares”, ha explicado. El presidente ha destacado que 29 de las familias beneficiarias de estas viviendas han sido víctimas de un desahucio.

Éste es el caso de la familia a la que Ignacio González ha acompañado a conocer su nuevo piso. Se trata de un matrimonio con dos hijos de 11 y 9 años que ha perdido su vivienda y se encuentra en una situación muy vulnerable. Tanto el padre como la madre tienen 41 años y una experiencia laboral de 15 y 12 años en diferentes puestos, pero ambos han perdido sus trabajos y ahora sólo perciben el subsidio de desempleo, de 426 euros.

Adjudicatarios

Respecto al resto de los adjudicatarios, son familias con graves situaciones de vulnerabilidad. Concretamente, de estas 115 viviendas 76 corresponden al cupo general, 17 a mujeres que han sufrido violencia de género, 3 a personas con discapacidad, 16 a impulso familiar y 3 a personas mayores. De esas familias 49 perciben la Renta Mínima de Inserción y 35 están recibiendo ayuda de alimentos por parte de Cáritas, Cruz Roja o la Iglesia Evangélica.

La adjudicación de estos pisos se enmarca entre las iniciativas que la Comunidad está desarrollando para facilitar el acceso a la vivienda. EI VIMA ha reducido la renta a 5.000 familias inquilinas de viviendas públicas que, teniendo la voluntad de hacer frente a los pagos, no pueden asumir el coste en estos momentos. Para estas familias se ha establecido un alquiler medio de 50 euros mensuales, en condiciones similares a las más de 2.000 familias inquilinas del IRIS.