Menú Portada
Comenzará a volar en 12 semanas

Iberia contesta a los pilotos que la nueva filial “es necesaria, legal y no negociable”

Diciembre 28, 2011
pq_926_Antonio-Vazquez.jpg

La aerolínea Iberia ha contestado a la amenaza de paros en enero por parte de sus pilotos y ha asegurado que Iberia Express es una empresa “legal, legítima y necesaria” para garantizar el futuro de Iberia “en un entorno competitivo cada vez más difícil”.

En un comunicado, la aerolínea recuerda que Iberia Express iniciará sus vuelos dentro de 12 semanas, inicialmente con cuatro aviones, para terminar el año con 13. “La nueva compañía creará más de 1.000 puestos de trabajo, riqueza en los destinos adonde vuele y aliviará las pérdidas que hoy afronta Iberia en las rutas de corto y medio radio”, aseveró el grupo.

El sindicato de pilotos Sepla en Iberia ha confirmado que continuarán “seguro” con la huelga a partir de enero, dadas las infructuosas negociaciones con la compañía y su posición “firme” de no renunciar a la creación de Iberia Express.

En una asamblea celebrada en Madrid con sus homólogos británicos de British Airways (BA), el jefe sindical de Sepla-Iberia, Justo Peral, ha anunciado en un principio que esperarían hasta “el último minuto” de la actual convocatoria de los paros, que finalizan mañana, para decidir qué hacer ´a posteriori´, aunque luego ha aseverado que en enero.

No obstante, Iberia mantiene que los actuales empleados de Iberia “tendrán su desarrollo profesional dentro la propia Iberia, con sus propios convenios y condiciones, sin que Iberia Express suponga pérdida de empleo o empeoramiento en las condiciones laborales de ninguno de ellos”.

Además, detalla que más de 1.450 pilotos han solicitado formar parte de Iberia Express, “prueba evidente de cómo el lanzamiento de una nueva empresa que crea empleo es una gran noticia en un entorno de grave crisis como el que vive nuestro país y el sector aéreo, y una oportunidad para miles de profesionales en paro”.

“Las nuevas huelgas anunciadas por el sindicato de pilotos son sin duda muy perjudiciales para el conjunto de Iberia y sus clientes, pero mucho más grave, irreversible e irresponsable sería no adoptar las medidas necesaria para hacer de Iberia una empresa rentable y con futuro”, destacó el sindicato en un comunicado.

Iberia recalca que ha propuesto en varias ocasiones la intervención de mediadores independientes para desbloquear la situación de negociación del convenio colectivo, “que es el lugar apropiado donde el sindicato Sepla debe negociar sus diferencias con la empresa, en lugar de acudir a la huelga como elemento de presión para tratar de imponer su criterio, cuando precisamente ni sus salarios ni sus puestos de trabajo se ven afectados”.

No obstante, la aerolínea reitera que si finalmente se convocan los paros, la compañía y sus empleados se volcarán en atender a los clientes para minimizar los efectos de la huelga.

Por último, Iberia se muestra esperanzada en que Sepla “reflexione sobre el absurdo de luchar contra el futuro de Iberia, que también es el suyo, y que estaría en grave riesgo si la empresa no hubiera puesto en marcha medidas reales, eficaces y duraderas, como Iberia Express, contra la situación de falta de competitividad en el corto y medio radio”