Menú Portada

Iberdrola obtiene un beneficio neto de 869 millones de euros (+3,3%) en el primer trimestre del año

Abril 28, 2016
galan-outlook-iberdrola

Iberdrola ha obtenido un beneficio neto de 868,7 millones de euros en el primer trimestre de 2016, lo que supone un aumento del 3,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 2.008 millones de euros en los tres primeros meses del año, un 6% menos. Este descenso se debe a los factores atípicos registrados en el trimestre que previsiblemente serán compensados a lo largo del año. Un 73% del Ebitda procede de los negocios regulados o con contratos de venta de energía a largo plazo, de acuerdo con la estrategia del grupo.

Si se excluyen los mencionados impactos y el efecto del tipo de cambio, el Ebitda se mantiene estable (+0,2%). El beneficio neto recurrente asciende un 5,1%, hasta alcanzar los 836,8 millones de euros, en línea con las perspectivas de crecimiento del resultado presentadas por la compañía el pasado mes de febrero.

El flujo de caja operativo (FFO) presenta un incremento del 2,3%, hasta 1.695,9 millones de euros, mientras que las inversiones netas aumentan un 51,1%, hasta 895,6 millones de euros. De este último importe, un 71% se ha destinado a proyectos de crecimiento. Por áreas de negocio, un 91% de las inversiones se ha dedicado a actividades reguladas.

Asimismo, Iberdrola continúa avanzando en su compromiso con la eficiencia, de forma que en términos homogéneos -excluyendo los costes derivados de la integración de UIL Holdings Corporation- el gasto operativo neto se mantiene estable (- 0,1%).

Las Perspectivas 2016-2020, en marcha

Iberdrola avanza en el desarrollo de sus Perspectivas Estratégicas para el periodo 2016-2020, presentadas el pasado mes de febrero. La compañía trabaja actualmente en la construcción de nuevos parques eólicos y de centrales de generación regulada en México, con una capacidad total de casi 5.000 megavatios (MW).

El negocio renovable continúa incrementado su capacidad instalada, que asciende, al cierre del primer trimestre, a 14.812 MW. Iberdrola ha realizado las primeras cimentaciones del parque eólico marino Wikinger, de 350 MW de potencia y ubicado en aguas alemanas del mar Báltico; y ha acordado con Siemens el suministro de turbinas para el parque East Anglia One, situado en el mar del Norte y que tendrá una capacidad instalada de 714 MW.

En lo que se refiere a la eólica terrestre, la compañía ha puesto en marcha la ampliación del parque Black Law, en Reino Unido, y está construyendo, además, 1.346 nuevos MW: 744 MW en Estados Unidos, 428 MW en Reino Unido y 174 MW en Brasil. Junto a los nuevos desarrollos eólicos, destacan también los proyectos de generación regulada de México. Iberdrola ha puesto en servicio la planta de cogeneración Ramos Arizpe, de 48 MW, y se ha adjudicado recientemente la construcción de la central de ciclo combinado de Topolobampo II, de 887 MW.

En total, la compañía tiene actualmente en construcción 2.478 MW en México, donde Iberdrola espera contar con una capacidad instalada de alrededor de 8.000 MW en 2018.

En el negocio de Redes destacan: la aprobación por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de la propuesta de retribución a la distribución en España para 2016; el visto bueno de la Federal Energy Regulatory Commission (FERC) -el regulador estadounidense-, al proyecto de mejora de la red de transporte de electricidad en el Estado de Nueva York; en Maine, el nuevo proyecto de ampliación de la estación de Cooper´s Mills y, en Reino Unido, el avance de la construcción de los proyectos de transporte y distribución y el logro de mayores incentivos por las mejoras de servicio en la distribución.

Resultados por negocios

El Ebitda de Iberdrola correspondiente al primer trimestre del año -2.008 millones de euros- se ve afectado, fundamentalmente, por factores atípicos como la reversión de la ecotasa de Extremadura en 2015. Se espera que estos efectos se vayan compensando a lo largo del ejercicio.

Por negocios, Redes registra un Ebitda de 932,4 millones de euros en el periodo (-3,7%). Destaca el incremento de Estados Unidos, donde el Ebitda del negocio alcanza los 226,6 millones de dólares, un 5,8% más, tras la integración de UIL Holdings Corporation con Iberdrola USA, que ha dado lugar a AVANGRID.

En España, el Ebitda del negocio de Redes se sitúa en 387,4 millones de euros (-2,9%), mientras que en Reino Unido alcanza 222,9 millones de libras esterlinas (-3,6%) y en Brasil en 221,1 millones de reales brasileños (-5%).

El negocio de Generación y Clientes se ve afectado por la menor actividad de trading de gas en España. El Ebitda se sitúa en 640,6 millones de euros (-18,1%). Por países, en España alcanza los 296,1 millones de euros (-31,5%); en Reino Unido se mantiene en 173,5 millones de libras esterlinas; en México se sitúa en 113,1 millones de dólares (-15,3%) y en Estados Unidos y Canadá, en 18,5 millones de dólares.

Renovables presenta una positiva evolución en el trimestre, con un aumento del Ebitda del 3,1%, hasta 441,6 millones de euros. En España, la mayor producción (+9,4%) impulsa el Ebitda un 16,8%, hasta 174,3 millones de euros. También en Estados Unidos y en la división Resto del Mundo el negocio evoluciona favorablemente, hasta alcanzar un Ebitda de 115,3 millones de dólares (+30,1%) y 29,3 millones de euros
(+4,1%), respectivamente.

En Latinoamérica, el negocio de Renovables se mantiene estable, con un Ebitda de 24,5 millones de euros. En Reino Unido, la menor producción (-26,8%) afecta negativamente al Ebitda, que desciende un 24,7%, hasta 83,8 millones de libras esterlinas.

AVANGRID, compañía resultante de la integración entre Iberdrola USA y UIL Holdings Corporation y que cotiza en la Bolsa de Nueva York con una capitalización cercana a los 12.000 millones de dólares, ha presentado también sus resultados para el primer trimestre del año. La filial norteamericana de Iberdrola registra un Ebitda de 575 millones de dólares (+8%), con aumento de los ingresos en todos sus negocios, y un beneficio neto de 212 millones de dólares, un 24% más

Mantenimiento de la solidez financiera y mejora del ‘rating’

La gestión desarrollada por Iberdrola permite a la compañía seguir manteniendo un balance sólido. Así lo han apreciado también las agencias de calificación crediticia Standard & Poor´s, que recientemente ha mejorado el rating de la compañía hasta BBB+ con perspectiva estable, y Moody´s, que lo ha mantenido en Baa1 con perspectiva positiva.

La deuda financiera neta de Iberdrola se sitúa en 28.274 millones de euros al cierre del trimestre, frente a los 26.305 millones de euros de marzo de 2015 sin UIL Holdings Corporation –incluyéndola, entonces sería de 28.625 millones de euros-. Excluyendo el impacto de la consolidación de UIL, la deuda se habría reducido un 1,2%, hasta 25.984 millones de euros. El apalancamiento, en términos homogéneos, se sitúa en el 41,3%, frente al 41,7% del primer trimestre de 2015.

También los ratios financieros presentan una evolución positiva en términos homogéneos. Así, el ratio deuda neta/EBITDA se situaría en 3,77 veces; la relación entre los fondos generados en operaciones (FFO) y la deuda neta sería del 21,8% y el ratio flujo de caja retenido (RCF)/deuda neta alcanzaría el 19,2%.

Iberdrola continúa reforzando, además, su sólida posición de liquidez, que ronda los 8.500 millones de euros al cierre del primer trimestre. Este importe es suficiente para cubrir las necesidades de financiación de los próximos 24 meses.

Asimismo, el grupo continúa conteniendo su gasto financiero neto, que desciende un 52,6% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 140,1 millones de euros.

Respaldo de la Junta General y retribución al accionista

La Junta General de Accionistas de Iberdrola, celebrada el pasado 8 de abril en el Palacio Euskalduna de Bilbao con un quorum del 77,9%, registró un apoyo medio a las propuestas de acuerdo del Consejo de Administración del 98,9%.

Con el respaldo de los accionistas, el Consejo de Administración del grupo ha aprobado la ejecución de una nueva edición del programa Iberdrola Dividendo Flexible. La empresa ofrecerá a sus accionistas, el próximo mes de julio, la posibilidad de recibir una retribución de, al menos, 0,123 euros brutos por acción, además de un dividendo en efectivo de 0,03 euros brutos por título, con lo que la segunda remuneración al accionista se sitúa en 0,153 euros brutos por acción, un 7% más que la de julio de 2015

Estos importes se suman a los 0,127 euros brutos por acción distribuidos el pasado mes de enero, con lo que Iberdrola avanza en su compromiso de ofrecer una retribución al accionista con cargo a 2015 de, al menos, 0,28 euros brutos por acción.

El Consejo de Administración ha ejecutado también la reducción del 2,46% del capital social de Iberdrola aprobada por la Junta General de Accionistas, con el objetivo de mantener el número de acciones en circulación de la Sociedad en 6.240 millones.

La compañía confirma sus previsiones para 2016

Las perspectivas de la evolución de los negocios para el resto del ejercicio 2016 permiten a Iberdrola reafirmar sus perspectivas para final de año, con un crecimiento estimado de su resultado neto consolidado de alrededor de un 5%.

En concreto, Iberdrola espera un comportamiento positivo del área de Redes y que Generación y Comercial, así como Renovables, mejoren también o, al menos, mantengan sus resultados con respecto al ejercicio anterior.

AVANGRID, por su parte, ha mejorado sus perspectivas y prevé un incremento del beneficio por acción (BPA) para el ejercicio 2016 hasta el entorno de los 2,10 ó 2,20 dólares por acción, frente a los 2 dólares por título previstos inicialmente.