Menú Portada
Si lo hizo cuando meses más tarde Ibercaja compró el mismo porcentaje

Iberdrola no informó a la CNMV la compra del 1% de su capital por parte de Sodena

Mayo 8, 2009

La empresa se escuda en que el RD 377/1991 obliga a informar si se supera el 5%

La Ley del Mercado de Valores obliga a informar cualquier hecho que afecte a la cotización de la empresa como es claramente el caso

La operación la autorizó el Gobierno de Navarra 4 meses después de la compra


La compra de acciones de Iberdrola por parte de Sodena es una operación llena de puntos oscuros como ya ha relatado Extraconfidencial.com. A través de esta operación una sociedad pública navarra adquirió a un vendedor o vendedores, cuyo nombre no informa, un 1% de la segunda compañía eléctrica del país. Una operación que se financió con fondos propios de la compañía en un principio para luego participar la Caja de Ahorros de Navarra también accionista de Sodena, liderando la financiación, las coberturas de riesgo y cerrando la operación con jugosas plusvalías. Una operación más que importante que supuso un movimiento de más de 9 millones de acciones y un accionista estable, desde luego un hecho relevante ya que supone una información que puede influir en la cotización de la acción. Así el artículo 82 de la Ley de Mercado de Valores señala que “los emisores de Valores deberán informar aI público, en el más breve plazo posible, de todo hecho o decisión que pueda influir de forma sensible en la cotización de los mismos”.

Las partes implicadas se escudan en que no se superó el umbral del 5%, que obliga específicamente a informar sobre la operación, con independencia de influir o no en la cotización de la empresa y en el interés de los accionistas. Pero en este razonamiento existe una gran inconsistencia por parte de Iberdrola, inconsistencia ya que sin embargo, el 22 de abril de 2005, apenas dos meses después de la compra de Sodena, Iberdrola si comunicaba a la CNMV que Ibercaja se había hecho también con un 1% de su capital. ¿Por qué esa compra si era un hecho relevante para Iberdrola y no lo era la de Sodena? Las dudas y los puntos oscuros se multiplican, por ejemplo, entre el 10 de febrero de 2005, fecha en la que Sodena cerró la compra, y hasta el 14 de marzo de ese mismo año, día en que el Gobierno de Navarra la autorizó, esta operación no tuvo respaldo legal.

La operación con independencia de las plusvalías que se consiguieron es una auténtica chapuza, se compro, deprisa sin tener la financiación, sin autorización formal del Gobierno de Navarra, sin cobertura de riesgo los primeros meses, ocultando la verdad sobre a quién se compró y ni siquiera informando a la CNMV y por ende a todos los accionistas de la empresa. Ante todo este cúmulo de circunstancias irregulares, Iberdrola se ha contestar a este medio. Sánchez Galán, en su guerra particular contra la entrada de Florentino Pérez en el congreso presume de transparencia, presume, pero predica poco con el ejemplo.